Huso de la fortuna (Euonymus fortunei)

planta con pequenas hojas verdes y amarillentas llamada Euonymus fortunei

Euonymus fortunei es el nombre científico que recibe un arbusto que en Asia se conoce como huso de la fortuna y en América se llama popularmente bonetero enano o bonetero rastrero. Esta planta es utilizada actualmente para fines decorativos, debido a que no tiene propiedades medicinales o cosméticas importantes.

Probablemente habremos visto un bonetero enano alguna vez en nuestra vida sin darnos cuenta, pues estos suelen estar en muchos jardines comunes. No son llamativos, pero si constituyen un buen componente para espacios exteriores.

Características del Euonymus fortunei

arbusto con pequenas hojitas llamado Euonymus fortunei

Así mismo, no es muy difícil cuidar de un huso de la fortuna. La verdad es que es una tarea que resulta incluso entretenida si eres un amante de la jardinería o la naturaleza. Ahora, si quieres saber más sobre la Euonymus fortunei aquí te dejamos un artículo que te puede interesar sobre las características y cuidados de la planta.

Es un arbusto que puede alcanzar un metro o dos de altura, aunque a veces tiene un comportamiento similar a la hiedra y es capaz de tapizar paredes enteras. Sus hojas son realmente fuertes, de color verde con bordes en tonalidades amarillas o crema.

Una de las ventajas de este arbusto es que es sumamente resistente a los cambios bruscos de temperatura. Pueden aguantar olas de calor o inviernos intensos sin morir en el proceso. Es por ello que resulta ideal para los jardineros que están comenzando en el cuidado de plantas.

Otra de las características es que posee hojas perennes. Se dice que una planta tiene hojas perennes cuando estas no se caen durante ninguna estación: el bonetero rastrero mantiene sus hojas en primavera, verano, otoño e invierno sin ningún problema.

Para qué sirve

Aunque los asiáticos en general son famosos por utilizar hierbas y plantas en la cura de diversos síntomas de enfermedades, el Euonymus fortunei no tiene ninguna propiedad medicinal importante. Tampoco se usa en la fabricación de productos cosméticos o de belleza.

Sirve específicamente para decorar. Podría decirse entonces que tiene un fin ornamental. Esta planta puede llegar a expandirse mientras más espacio tenga. Así que te aconsejamos que, si deseas evitar su acelerado crecimiento, la ubiques en una maceta mediana y la dejes alejada de las paredes.

Si, por el contrario, deseas que crezca, entonces ubícala en el jardín, junto a un muro. En poco tiempo comenzará a trepar y obtendrás un tapizado natural muy atractivo. Finalmente, no utilices el huso de la fortuna para preparar ninguna infusión, o para otro objetivo que no sea meramente decorativo.

Cuidado y mantenimiento

Cuidar de un arbusto no es tan complicado como parece. Sus cuidados resultan sencillos si prestas atención. No necesitas ser un gran jardinero profesional para mantener un Euonymus fortunei en tu patio o en una maceta.

Puedes adquirir semillas de huso de la fortuna en tiendas de botánica o jardinería. También es posible encontrarlas en Internet, visitando alguna de las miles de páginas dedicadas a la venta de plantas y arbustos.

Existen muchos estafadores online que mienten respecto al origen de las semillas, afirmando que provienen directamente de Corea o Japón. Esto les facilita aumentar el precio hasta dos veces su valor, engañando a compradores ingenuos.

Es posible cultivar este arbusto en la mayoría de los suelos fértiles, a excepción de que la tierra se encuentre congelada. Si este es el caso, la semilla no germinará y el arbusto no crecerá aunque sigas otros pasos. Así que evita cultivar en invierno: el Euonymus fortunei solo tolera bajas temperaturas cuando está en su etapa adulta.

Puede mantenerse en interiores y exteriores sin ningún tipo de dificultad. Aunque es aconsejable plantarlo al aire libre para que absorba energía e iluminación de los rayos del sol. Sin embargo, una exposición prolongada puede marchitar la planta.

Por otro lado, aguanta temperaturas bajas. Pero si lo dejas en el exterior sin ningún tipo de atención, durante nevadas o lluvias de invierno, ten por seguro que vivirá poco. Casi todas las plantas requieren un mínimo de calidez para poder crecer.

Riego

Puedes regar el bonetero hasta tres veces por semana. No exageres en el riego, puesto que corres el peligro de inundar la planta y dañar sus hojas. Utiliza siempre una regadera o spray. No riegues directamente con una manguera, porque estropearás las hojas del Euonymus fortunei.

Es un arbusto que crece lentamente, así que no te preocupes si no ves progreso en un par de semanas. Necesitarás unos buenos meses para observar grandes resultados. Por ello, no te frustres: ya a los seis meses tendrás un bonito arbusto en tu hogar.

Por otro lado, a pesar de que no requiere ser podado, no está prohibido hacerlo una vez cada cuatro meses, porque no le causarás ningún daño. Es un arbusto al que se le puede dar forma con un par de tijeras jardineras comunes.

Es aconsejable abonar un par de veces, cada cambio de estación, al Euonymus fortunei. Para ello, utiliza abono orgánico: existen varios tipos que sirven especialmente para arbustos. Olvida los abonos sintéticos o inorgánicos, porque en la mayoría de las oportunidades traen consigo componentes que son perjudiciales para la vida de las plantas.

Si no quieres gastar dinero en una bolsa de abono orgánico en la tienda, entonces puedes preparar el tuyo en casa con ingredientes como ajo, cebolla o cítricos. Algunos jardineros usan viseras o restos de pescado licuado. Si no te apetece, siempre puedes usar cáscaras de naranja hervidas en agua.

Una planta vive tanto como la cuide su jardinero. Eso quiere decir que debes prestar atención una vez hayas adquirido un huso de la fortuna, porque estos arbustos también son seres vivos y requieren de cuidados para desarrollarse a través del tiempo.

imagen de hojas de cerca de la planta Euonymus fortunei

El Euonymus fortunei es una planta muy popular, sobre todo en Japón. Sin embargo, actualmente la mayoría de los hogares de grandes jardines en Europa y América poseen esta especie. Aunque no florezca, la verdad es que le otorga un aire alegre a los espacios exteriores.

Si vas a tener un Euonymus fortunei en ambientes interiores, asegúrate de alejarla de mascotas como perros, gatos o hámsters. En especial, si tienes conejo u otro tipo de animal herbívoro, no dejes que ingiera ninguna de las hojas de este arbusto, ya que puede ser perjudicial para su salud.

Finalmente, esperamos que el artículo te haya sido de ayuda. Si quieres descubrir más sobre la familia de plantas a la que pertenece el huso de la fortuna, entonces sigue en línea. Aquí encontrarás todo lo que necesites saber sobre el tema.

Este es un sencillo arbusto que viene de Asia y que puede soportar fuertes climas sin morir en el proceso. Hoy en día puede encontrarse en la mayoría de los parques a nivel mundial, especialmente en Europa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.