Euphorbia cotinifolia o Lechero rojo, un arbolito de hojas rojas

Hojas y flores de la Euphorbia cotinifolia

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Si te estás dando cuenta de que tu jardín necesita más variedad de colores y buscas una planta que realmente llame mucho la atención, te vamos a sugerir plantar una (o varias) Euphorbia cotinifolia. Estos pequeños arbolitos, conocidos por el nombre de Lechero rojo, miden entre los 4 y los 5 metros, que es por lo que se pueden tener en cualquier tipo de jardines, independientemente de su tamaño.

Al tener un crecimiento rápido, en menos de lo que esperas podrás tener el paraíso multicolor que siempre quisiste.

¿Cómo es la Euphorbia cotinifolia?

Las hojas del lechero rojo son de tamaño medio

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

Esta preciosa especie originaria desde México hasta el norte de Sudamérica, es un árbol semicaducifolio (esto es, que no tira todas las hojas todos los años) muy ramificado. Al igual que todas las Euphorbia, en su interior se encuentra látex que causa irritación al contacto con la piel y que es tóxico se ingiere, pero exceptuando este detalle, es una de las plantas más interesantes que existen.

Llega a alcanzar una altura de entre 4-5 metros (rara vez 19 metros), con hojas ternadas, alternas, ovadas, de 5-12 x 3-9cm, glabras o con pelos cortos esparcidos, de color púrpura. Las inflorescencias forman panículas muy ramificadas, de unos 4x3mm, y de color amarillo. El fruto es una cápsula ovoide de unos 4-5 x 6mm en cuyo interior se encuentran semillas ovoides de unos 2,5mm de longitud.

Popularmente se le conoce como lechero rojo o árbol sangre libanesa.

Variedades

Se distinguen dos subespecies:

  • Euphorbia cotinifolia subsp. cotinifolia: es originaria desde México hasta Brasil, pasando por las islas del Caribe y Venezuela.
  • Euphorbia cotinifolia subsp. cotinoides: es autóctona de la región amazónica, especialmente de Surinam. Las hojas son de color marrón al madurar, pero marrón-rojizo cuando son jóvenes.

¿Cuáles son los cuidados del lechero rojo?

Las flores de la Euphorbia cotinifolia son pequeñas

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Disfrutar de una Euphorbia cotinifolia en un jardín es mucho más sencillo de lo que en un principio podría parecer. De hecho, al ser una euforbia, casi podríamos decir que se cuida sola. Pero hay que estar atentos a cómo va creciendo, ir echándole un vistazo de vez en cuando para que, en caso de que surja algún problema, se detecte a tiempo.

Pero para que el riesgo de que eso ocurra sea el mínimo, te aconsejamos proporcionarle estos cuidados a tu planta:

Ubicación

La Euphorbia cotinifolia es preferible que esté fuera de casa, en una zona donde le vaya a dar el sol todo el día. Aún y así, debes saber que puede estar en semisombra, pero las hojas se volverán verdes.

Si en tu vivienda tienes una habitación en la que hay mucha claridad, es decir, en la que hay varias ventanas a través de las cuales entra mucha luz, puedes disfrutar de tu planta en ella. Evita ponerla justo delante de las ventanas y cerca del aire acondicionado, pues de lo contrario sufriría daños (quemaduras en el primer caso, y puntas secas en el segundo).

Suelo o sustrato

Crece bien en cualquier tipo de tierra o sustrato, pero ha de tener buen drenaje para evitar la pudrición de raíces. Si tienes dudas de la capacidad de absorción y drenaje del agua de la tierra que tienes, rellena una maceta con ella y échale agua. Si esta es absorbida rápidamente, desde el momento en el que la echas, y sale enseguida por los agujeros de drenaje, entonces será óptima para tu planta.

Si esto no ocurriese así, mézclala con algún sustrato tipo perlita, arlita o similares, al 50%. De este modo, las raíces podrán recibir el aire que necesitan, pudiendo respirar y realizar sus funciones con total normalidad.

Riego

La frecuencia de riego será más alta en verano que en invierno, y más alta también en aquellas zonas donde el clima sea más cálido y/o seco que en las que es más fresco y/o húmedo. Por eso, para que las raíces no se pudran, se debe de regar solo cuando la tierra esté seca del todo, o casi. Ten en cuenta que le va a costar mucho menos recuperarse de la sequía, que de la pudrición, porque una planta que se está secando solo has de regarla hasta que la tierra se humedezca bien, pero una que se está pudriendo, lo más probable es que los hongos ya la estén atacando.

Es aconsejable usar agua de lluvia, pero si no la consigues son buenas opciones el agua mineral apta para consumo humano, o incluso la del grifo si esta es apta para las personas. Cuando se utiliza un agua muy calcárea, tenderán a aparecer ‘puntitos’ blancos en la tierra, así como en las macetas si estás cultivando tu lechero rojo en una, los cuales podrían dificultad la tarea de oxigenación de las raíces.

Abonado

Las hojas del lechero rojo son rojizas/marrones

Imagen – Flickr/Ignacio Gonzalez

Así como elegir un buen tipo de agua es fundamental para que la planta crezca en condiciones, tampoco podemos olvidarnos de los abonos. Si abonas tu Euphorbia cotinifolia desde primavera hasta verano con un abono para cactus y crasas, lograrás que crezca con salud.

Para que no haya riesgo de sobredosis, tienes que seguir las indicaciones del producto.

Multiplicación

¿Te gustaría conseguir nuevos ejemplares de tu planta? Si tu respuesta es afirmativa, tienes que saber que se multiplica por esquejes (usa guantes) y semillas en primavera.

Época de plantación o trasplante

Si has decidido plantarla en el jardín, has de esperar a que llegue la primavera y la temperatura mínima sea superior a los 18ºC. En el caso de que la tengas en maceta y hayas visto que necesita trasplante, porque se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o porque su crecimiento se ha detenido, puedes pasarla a una maceta algo mayor en algún momento desde mediados de primavera hasta comienzos de verano.

Plagas y enfermedades

No se le conocen plagas ni enfermedades importantes. Como contiene látex, y este es tóxico, no deberás de preocuparte por eso.

Poda

Quítale solo los tallos que estén secos, usando guantes, en primavera.

Rusticidad

La Euphorbia cotinifolia es una planta bastante friolera, ya que solo soporta el frío hasta los -2ºC. Por este motivo, si en el lugar donde la tienes la temperatura baja más, deberás de protegerla en casa o en un invernadero.

El lechero rojo es un árbol precioso

Imagen – Flickr/mauro halpern

¿Conocías esta planta?


7 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Alejandra Arellano Villarreal dijo

    Buen dia, como se si mi arbol de 5 metros no ha muerto, ya lo podamos a la mitad y sus ramas estan muy pero muy decas.
    tendra remedio mi arbol.
    gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Alexandra.
      Si las ramas están muy secas no se podrá hacer nada 🙁
      De todas formas, rasca un poco el tronco a ver qué tal está. Si sigue verde, aún hay esperanza. Y de ser así, riégalo con enraizantes caseros hasta que broten de nuevo hojas.
      Un saludo.

      1.    Yolanda azcona dijo

        Esta planta la andaba buscando y no sabia su nombre es muy util para curar las verrugas de la piel

        1.    Mónica Sánchez dijo

          Genial, nos alegra saber de que te ha servido 🙂

  2.   Ana Leonor Pérez dijo

    Alguien en Bogotá que tenga ésta planta?

  3.   pepe dijo

    hola, tengo este arbol en mi patio, una mañana salí y acomodé un gacebo debajo de él, miré hacia arriba y me dió inmediatamente un ardor terrible en un ojo. Terminé con úlcera de córnea… lo de la toxicidad de la resina es verdad!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Pepe.
      Sí, todas las Euphorbias contienen látex en su interior, y este es muy tóxico… pero solo si entra en contacto directo con la piel, mucosas, u ojos.

      Esperamos que vayas mejorando.

      Saludos.