Cabeza de medusa (Euphorbia flanaganii)

cabeza de medusa o Euphorbia flanaganii en maceta

La Euphorbia flanaganii, también conocida por su forma como cabeza de medusa, es una de las plantas ornamentales más exóticas que puedes encontrar. Su apariencia es realmente distinta a las demás, saliéndole de una zona central una cantidad de brotes que se extienden, haciendo que parezca la cabeza de esa diosa mitológica.

Esta puede vivir tanto en interiores bien iluminados como en exteriores, por lo que es una opción muy aprovechada a modo de planta ornamental para todo tipo de hogares. Si quieres conocer más en detalle todas las características que esta peculiar planta, en este informe te contaremos todo acerca de la Euphorbia flanaganii.

Origen de la Euphorbia flanaganii

especie rara de Euphorbia en maceta

Antes de referirnos directamente al tipo de planta Euphorbia flanaganii, debemos tener en cuenta que esta proviene de una familia muy grande de plantas, cuya procedencia es en su mayoría el continente africano, denominadas Euphorbias.

Es uno de los conjuntos de plantas más diversos que existe en la naturaleza, encontrándose en esta familia más de 2,000 especies, entre las cuales se encuentran determinadas hierbas anuales o perennes, además de árboles y arbustos.

La historia griega es la que marca el nombre de este tipo de plantas y existe una historia detrás. En este caso tiene que ver con Euphorbus, que es el conocido hijo de Cleopatra y Marco Antonio.

Al parecer fue Euphorbus quien descubrió una planta que tenía un parecido muy especial con el cactus africano, de la que descubrió una propiedad muy especial para aquel entones, que era un poder laxante superior.

Resulta que el hermano de Euphorbus daba sus servicios de medicina a Cesar Augusto, emperador romano, quien incluso había erigido una estatua en su favor. Es por eso que Juba II, de pura envidia, decidió homenajear a esa planta descubierta Euphorbia, para homenajear a quien era su médico y descubridor de la planta y sus propiedades.

En la actualidad podremos encontrar la gran cantidad de variedades de Euphorbias alrededor del mundo, pero su distribución primigenia tiene que ver con todas esas zonas de clima tropical y subtropical de África y América. En el caso de las suculentas, estas no crecen en todos lados, sino que únicamente en los continentes mencionados anteriormente y en Madagascar.

Características

Como te mencionamos anteriormente, este tipo de planta también denominada “Cabeza de Medusa” pertenece a una familia de plantas denominadas Euphorbiaceae y es un tipo de planta que tiene su origen principalmente en Sudáfrica.

La Euphorbia flanaganii es una planta muy utilizada alrededor del mundo de manera ornamental, siendo las macetas colgantes las que destacan mejor su morfología, de brotes que aparecen desde un tallo y se extienden, cayendo e incluso sobrepasando los bordes de la misma maceta que la contiene, hacia el lado exterior.

En lo referente a su forma, la cabeza de medusa se compone de un tallo central en donde se deposita toda el agua que esta absorbe para su supervivencia. Desde ese tallo es que surgen los otros tallos que forman la planta, que aparecen con un movimiento particular que le da un aspecto muy frondoso y peculiar.

En primavera podremos ver florecer estos tallos, que ocurre en la mayoría de los casos, aunque estas plantas no siempre floran. Entre las características que presentan estas flores se puede apreciar un intenso color amarillo, algo que le da un atractivo más a su carácter ornamental.

En lo referente a su cuidado, la Euphorbia flanaganii es de las plantas que más resiste a la sequía. El almacenamiento de líquido en su tallo central funciona como una reserva que hace que esta no necesite riego durante mucho tiempo, por lo que es especial para aquellas personas que no tienen demasiado tiempo para cuidar sus plantas de manera diaria o no tengan el tiempo necesario para desarrollarlas.

Temperatura

Como te mencionábamos más arriba, es el clima tropical a subtropical lo que hace que este tipo de planta se desarrolle en buena manera. Es por eso que África Central y América Central, es  decir, zonas bien cercanas al ecuador, son los lugares de proliferación de esta especie.

La cabeza de medusa no crece con comodidad en temperaturas muy bajas. Según estudios científicos, esta podría soportar temperaturas de hasta casi -4 grados centígrados en casos límite, pero es conveniente no exponerla a esos niveles de frío, siendo las temperaturas por encima de los 10°C las que mejor le acomodan.

En materia de iluminación, la cabeza de medusa es una planta que se adapta a varios tipos de niveles de luz. La exposición máxima a la luz solar en exteriores es el lugar donde mejor se desarrolla, pero también puede crecer sin inconvenientes en lugares donde existe algún tipo de semi sombra.

Esto es lo que la hace una especie ornamental muy utilizada en todas partes, ya que puede resistir tanto en exteriores como en interiores, utilizándose mucho en apartamentos y dentro de los hogares, requiriendo trabajos mínimos de mantenimiento y creciendo sin inconvenientes, siempre y cuando los interiores estén iluminados.

Reproducción y cultivo

Euphorbia flanaganii o cabeza de medusa

En lo referente a la reproducción, esta se puede realizar mediante sus semillas, que es la forma que más tiempo lleva, pero a la vez la que reproduce el 100 por ciento de las características de la cabeza de medusa, o también puede ser mediante esquejes de tallo, trabajo que se debe realizar sí o sí durante los períodos de verano y primavera.

Para cultivarlas, algo que hay que impedir es el exceso de humedad, principal problema para su desarrollo. Un sustrato para crasas será suficiente para que esta se desarrolle de buena manera. El uso de algún fertilizante que logre la generación de nuevas hojas será un agregado importante.

El látex: Una curiosidad

Los tallos de este tipo de planta, así como también del resto de las Euphorbias, liberan un látex que sirve para evitar el ataque de plagas. Es conveniente que este látex no roce nuestra piel de ninguna manera y en el caso de hacerlo, deberíamos lavarnos bien la zona, para evitar irritaciones o reacciones alérgicas.

Estas son todas las características que presenta la Euphorbia flanaganii, una planta hermosa y muy recomendable como decoración para tu hogar, pudiendo ornamentar un lugar tanto en su interior como en su exterior.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.