Euphorbia lactea

Vista de la Euphorbia lactea f cristata

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Euphorbia lactea es una preciosa planta suculenta cuyo mantenimiento a veces sorprende… y no siempre para bien, sobretodo cuando se compra injertada. Pero es tan bonita, que te puedo asegurar que teniendo en cuenta cuatro cosas que te voy a contar a continuación, no te será difícil enamorarte aún más si cabe de esta especie.

Y es que, a fin de cuentas, estamos hablando de una euforbia, un género de plantas que se caracteriza especialmente por su adaptabilidad y resistencia a la sequía, así como a las altas temperaturas. Además, quedan geniales en casi cualquier sitio 😉 .

Origen y características de la Euphorbia lactea

La Euphorbia lactea es una suculenta arbórea

Imagen – Wikimedia/Arria Belli

Se trata de un arbusto nativo de Asia, especialmente de la India y de Sri Lanka. Alcanza una altura de hasta 5 metros, con una copa redondeada y muy densa formada por ramas suculentas de 3 a 5 centímetros de diámetro. Las crestas de los tallos cuentan con espinas cortas de hasta 5 milímetros, de manera que casi se podrían decir que son inofensivas 🙂 . Las hojas son diminutas y caducas, cayendo en la estación seca. Estas de todos modos suelen pasar desapercibidas, por lo que carecen de valor ornamental.

Florece en verano, produciendo florecillas de color amarillo. Al igual que todas las Euphorbia en el interior de sus tallos y ramas contiene un látex de aspecto lechoso el cual causa irritación si entra en contacto con piel, ojos y mucosas.

El cultivar Euphorbia lactea f. cristata es muy apreciado como planta de interior, así como en patios de los lugares que gozan de un clima suave.

¿Cuáles son los cuidados que precisa?

Si quieres tener un ejemplar, y conseguir que no se te muera, te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

Clima

La Euphorbia lactea es una planta tropical, por lo que solo se puede tener en el exterior todo el año si la temperatura mínima anual es de 10 grados centígrados. En caso contrario, se deberá de proteger en un invernadero o bien dentro de casa.

Ubicación

  • Interior: es buena planta para tener en el hogar, pero la habitación en la que se coloque tiene que ser luminosa y la euforbia ha de estar alejada de las corrientes de aire tanto frías como calientes.
    Evita ponerla justo delante de la ventana, pues se podría producir el efecto lupa, el cual se da cuando los rayos solares entran a través del cristal, y al impactar contra la planta esta se quema.
  • Exterior: mucha luz, pero nunca directa, especialmente si has comprado el cultivar Euphorbia lactea cv ‘White Ghost’, que es el que tiene todos los tallos de color blanquecino, pues de lo contrario el astro rey le provocaría quemaduras.

Riego

Vista de la Euphorbia lactea cv Grey Ghost

Imagen – Flickr/Cerlin Ng

El riego ha de ser escaso. Para evitarle problemas, riega solo cuando la tierra o el sustrato esté bien secos, y nunca riegues por arriba pues se podría pudrir.

Si la tienes en maceta, evita ponerle un plato debajo a menos que te vayas a acordar siempre de retirar el agua que sobre tras cada riego. Y es que el agua que queda estancada en el plato pudre las raíces, y tras ellas la planta se echa a perder. Por este mismo motivo tampoco se debe de plantar en macetas sin agujeros.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es muy recomendable abonar a la Euphorbia lactea con fertilizantes específicos para cactus y suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Se multiplica por esquejes en primavera-verano, siguiendo este paso a paso:

  1. Primero, has de ponerte guantes, si son de goma (como los de cocina) mucho mejor.
  2. Después, corta una rama que veas que esté sana y mida unos 20-30 centímetros.
  3. Luego, colócala en un lugar fresco y seco, sin sol directo, y déjala ahí por unos 5-7 días para que la herida se seque.
  4. Pasado ese tiempo, plántala en una maceta con agujeros de drenaje con pómice de grano pequeño (1-3mm de grosor).
  5. Por último, riega un poco y coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

En unos 10-15 días empezará a enraizar.

Época de plantación o trasplante

La Euphorbia lactea se planta en el jardín o trasplantar de maceta en primavera, procurando no manipular demasiado las raíces.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente en general, pero puede verse afectada por caracoles sobretodo; también por hongos si se riega en exceso. Para los primeros no hay nada como la prevención: esparce tierra de diatomeas alrededor de la planta, o bien protégela envolviéndola con tela mosquitera a modo de invernadero para mantenerlos alejados; y contra los hongos hay que evitar regar en exceso, pero si ves que hay alguna rama que está blanda, córtala, sella la herida con pasta cicatrizante y trata tu euforbia con algún fungicida que contenga cobre.

Rusticidad

No resiste el frío ni las heladas.

¿Dónde comprar Euphorbia lactea?

La Euphorbia lactea f cristata es muy común

Imagen – Flickr/vikisuzan

Puedes conseguirla desde aquí.

¿Qué te ha parecido esta planta? ¿La conocías?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.