Consecuencias y soluciones del exceso de agua por lluvias en el jardín

El exceso de agua por lluvias causa serios daños

Es posible que alguna vez tengas que enfrentarte a un problema bastante serio: al exceso de agua por lluvia en el jardín. Si vives en una zona donde las precipitaciones suelen caer de forma torrencial y en poco tiempo, y si la tierra además permanece seca durante muchos meses (exceptuando la que están utilizando las plantas, claro está 🙂 ), el riesgo de que acabes con un solar encharcado es muy, muy alto.

Pero, la cosa no se queda solo en lo que ocurre ese mismo día: las consecuencias se irán viendo después, a medida que todo vaya volviendo a la normalidad. La experiencia puede ser, a veces muy positiva, ya que hay ciertas plantas que agradecerán ese exceso de agua, pero también desagradable. Entonces, ¿qué hacer ante el exceso de agua por lluvias en el jardín?

El agua es buena, pero hasta cierto punto

El exceso de lluvia puede causar problemas

Todos los seres vivos necesitamos agua para mantenernos con vida. Pero cuando hablamos de plantas se suele caer en el error de pensar que cuanto más agua tengan, mejor estarán, lo cual no es cierto. Ellas solo necesitan una cantidad determinada del preciado líquido, que puede ser mayor o menor dependiendo de las características del terreno (es decir, de si retiene más o menos tiempo la humedad, así como de si tiene buen o mal drenaje), y de las propias plantas (un agave, por ejemplo, precisa de mucha menos agua que un rosal).

Es por eso por lo que el exceso de agua por lluvias en un jardín puede causar problemas. Pero, ¿por qué? Por dos principales motivos:

  • El agua que cae de forma intensa y en poco rato, lo que hace es arrastrar los nutrientes hacia más el interior de la tierra, empobreciendo así aquel terreno en el que crecen y se desarrollan las raíces. Además, puede aumentar la acidez.
  • Si la tierra no es capaz de drenar rápido el agua, en unos días o semanas se produce la muerte de las raíces por asfixia y pudrición.

¿Cuáles son las consecuencias del exceso de agua por lluvias?

El exceso de agua por lluvias tiene las mismas consecuencias que si ese exceso es del riego, con la diferencia de que el riego de una maceta somos nosotros quienes lo controlamos, mientras que las lluvias caen cuando se dan las condiciones atmosféricas adecuadas para ello.

Para que no haya dudas, los síntomas de este problema son:

  • Las hojas jóvenes se vuelven marrones
  • Las hojas inferiores se suelen volver amarillas y caerse
  • La planta se ve como ‘triste’
  • El crecimiento se detiene
  • Las raíces se pudren
  • Los hongos comienzan a proliferar, causando la muerte rápida de la planta

Como vemos, las lluvias no siempre son buenas para nuestro querido jardín.

¿Cómo recuperar un jardín inundado?

El exceso de agua por lluvia en un jardín causa problemas

Mi jardín, el 27 de agosto del 2019.

Lo primero que tenemos que hacer es armarnos de paciencia. Por propia experiencia sé que es muy frustrante ver que tus plantas han estado bajo agua quien sabe cuánto tiempo exacto, y no saber bien qué ocurrirá a partir de ahora. Lo peor, para mí, fue ver morir una palmera que llevaba ya cinco años conmigo. Una Parajubaea sunkha que medía un metro de altura.

Antes de las lluvias estaba preciosa, con las hojas abiertas y de un color verde sano. Pero después, esas hojas se cerraron y ya no se abrieron más. Al cabo de unos 15 días tiré un poco de la hoja nueva y salió sin esfuerzo. Del interior de su tronco salía un olor a podrido bastante desagradable.

¿La causa de su muerte? Asfixia y pudrición de las raíces, aparte de la infección por hongos la cual seguramente fue el golpe definitivo que recibió.

Para evitar males mayores, a continuación te voy a decir qué es que lo puedes hacer para recuperar tu jardín inundado:

Trata las plantas con fungicida

No está de más tratarlas a todas, pero si tienes muchas y/o por cuestiones económicas no te lo puedes permitir, trata solo aquellas que sepas de antemano que no son plantas a las que les guste mucho el exceso de agua. Estas son las suculentas (cactus y crasas), agave, yucas, etc. Aquí tienes un listado completo de las que resisten la sequía pero no los encharcamientos:

Artículo relacionado:
Selección completa de plantas resistentes a la sequía

El fungicida si es ecológico, como el cobre, mejor, sobretodo si tienes animales domésticos en el jardín. Compra o adquiere uno en spray para pulverizar/rociar las hojas, y en polvo para las raíces.

Corta las partes secas

Si tenían alguna hoja o rama seca de antes, córtala con unas tijeras o serrucho previamente desinfectados con alcohol de farmacia. De esta manera, evitarás que se conviertan en focos de infección.

Riega tus plantas con bioestimulante

Es un producto que contiene nutrientes esenciales que probablemente les sea de utilidad, sobretodo si la lluvia ha sido de las intensas (por ejemplo, 80 litros en una hora o más). Se diluye la cantidad indicada en el envase en agua, y luego se echa alrededor de la planta (en el suelo).

Puedes conseguirlo desde aquí.

¿No es contraproducente regar después de una lluvia torrencial?

Regar sí lo es, porque a fin de cuentas estás echando agua sobre un terreno ya mojado. Pero la cantidad que necesitas para echarle el bioestimulante es muy poca, de modo que es difícil que se agrave el problema.

Cava zanjas

Si ves que a la tierra le cuesta absorber el agua, ayúdale cavando zanjas profundas (unos 30cm) por el solar. Para que el trabajo hecho te sirva para siempre, es recomendable hacerlas por ejemplo en el huerto, o en aquellas áreas donde haya plantas cuyas necesidades de agua sean altas, ya que así podrás aprovecharlas para regar.

¿Cómo evitar que el jardín se inunde?

Cava zanjas para evitar el exceso de agua por lluvias

Lamentablemente es imposible evitar que el jardín se inunde al 100%. La meteorología no es una ciencia exacta, por lo que cualquier día en cualquier momento y en cualquier lugar puede haber una lluvia torrencial y causarte problemas. Ahora bien, sí que se pueden tomar algunas medidas para, al menos, conseguir que esas consecuencias no sean tan devastadoras:

Cubre las plantas delicadas con plástico

Si ves que va a llover, protege las plantas sensibles con plástico transparente a modo de invernadero.

Protege el suelo con grava o similares

La grava, la corteza de pino, o similares, son sustratos que absorben bastante la humedad, evitando así que las raíces humedezcan demasiado.

Haz zanjas o canales

El agua ha de poder fluir. Si la tierra permanece mucho tiempo encharcada, las raíces se pudrirán. Es por eso por lo que es muy importante hacer zanjas o canales por los que pueda circular.

Utiliza sustratos porosos a la hora de plantar

Cuando vayas a plantar en el suelo, haz un agujero de plantación grande, de 1 x 1m como mínimo, y rellénalo con una primera capa de unos 40 x 40cm de grosor de pómice, gravilla o similares.

Artículo relacionado:
La importancia del drenaje para nuestras plantas

Y con esto terminamos. Esperamos que te haya sido de utilidad 🙂 .


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.