El falso jazmín, una trepadora de flores pequeñas pero bonitas

El falso jazmín es una de las trepadoras más interesantes para tener en climas templados: su fácil cultivo y reproducción, además de sus preciosas y elegantes flores, hacen de él una candidata ideal para cubrir pérgolas o celosías, e incluso para tener en maceta, puesto que tolera muy bien la poda.

Esta interesante planta no requiere de ningún mantenimiento especial, aunque como todas, ella también tiene sus preferencias, que son las que te voy a contar a continuación.

Características principales del falso jazmín

Solanum jasminoides

Nuestro protagonista es conocido por el nombre científico Solanum laxum, o también por uno de sus sinónimos: Solanum jasminoides. Se trata de un arbusto trepador de hoja normalmente perenne, pero que puede dejar caer si hace fresco o frío, pudiendo quedarse sin ellas durante el invierno. Pertenece a la familia botánica Solanaceae, y sus tallos crecen de una manera muy desordenada, hasta los 5m de largo. Esta forma desordenada hace que sea muy apreciada en muchos jardines, ya que le da ese carácter a veces rebelde que se puede encontrar en la naturaleza.

Las hojas son de color verde oscuro, simples, de hasta 8cm de largo por 3cm de ancho. Sus flores, que brotan en primavera, aparecen distribuidas en grupos terminales corimbiformes , de color lila, azulado o blanquecino, con un diámetro de hasta 2cm. El fruto tiene forma globosa, y mide hasta 1cm de diámetro, de color púrpureo-negruzco, en cuyo interior se encuentran las semillas.

Cuidados del Solanum jasminoides

Solanum jasminoides en jardín

Para que tu planta crezca sana y fuerte, es necesario que se tengan en cuenta una serie de cosas. Son las siguientes:

Ubicación

Esta es una planta que resiste hasta los -4ºC, así que si se puede, se debe de colocar en el exterior una zona donde esté expuesta a la luz directa del sol, aunque puede adaptarse a crecer en semisombra. En el caso de que se viva en una zona fría, en otoño es conveniente protegerla de las heladas ya sea en el interior del hogar, envolviéndola con plástico de invernadero o con manta térmica de jardinería.

Riego

El riego tiene que ser frecuente, especialmente en verano. Lo ideal es regar evitando que el sustrato o la tierra se sequen demasiado. Para ello, se debe comprobar la humedad del mismo introduciendo un palo delgado de madera y observar cuánta tierra se adherido al mismo cuando se ha extraído: si sale prácticamente limpio, significará que el terreno está seco y que, por lo tanto, se puede regar.

Dependiendo del clima y de la estación, habrá que regar más, o menos, pero generalmente la frecuencia de riego será de 3 veces por semana en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

Abonado

El abonado es opcional. El falso jazmín es una planta muy resistente, pero si se quiere, se puede abonar con cualquier abono universal, o con abonos orgánicos, echando por ejemplo un puñado de humus de lombriz o de estiércol de caballo cada 2-3 meses.

Poda

Hacia el final del invierno, se recomienda podarla para que ”ordenarla” un poco, y de paso, para conseguir que sus flores sean aún más bonitas. Hay que quitar las siguientes ramas:

  • Las que se vean débiles, secas o rotas.
  • Las que se entrecrucen.
  • Los brotes que salen de la base del tallo principal.

Trasplante

Solanum jasminoides en flor

Tanto si se quiere pasar a una maceta más grande, como directamente al suelo del jardín, hay que realizar la tarea en primavera, después de que el riesgo de heladas haya pasado. Veamos cómo proceder en cada caso:

En maceta

Para pasar el falso jazmín a un tiesto mayor, se deben de seguir estos pasos:

  1. Coge una maceta que sea, como mínimo, unos 4cm más amplia y profunda que la anterior.
  2. Rellénala con un poco de sustrato, el cual puede ser sustrato de cultivo universal mezclado con perlita, o bien una mezcla con 60% turba negra + 30% perlita + 10% abono orgánico en polvo (humus de lombriz, estiércol de caballo, compost… lo que prefieras).
  3. Extrae la planta de su ”vieja” maceta. Si no puedes, dale algunos golpecitos en diferentes lados; así será más fácil. En el caso de que tenga algunas raíces sobresaliendo por los agujeros de drenaje, lo ideal es que intentes desenredarlas, pero si se rompen no le va a suponer un serio problema a la planta.
  4. Introdúcela en su nuevo tiesto. Si ves que queda muy baja o muy alta, echa o quita sustrato según sea el caso.
  5. Termina de rellenar la maceta con más sustrato.
  6. Dale un buen riego.
  7. Colócale una caña de bambú o similar para que pueda trepar.
  8. Sitúala en una zona donde le dé el sol directo, o esté en semisombra.

En el jardín

Para pasarla al jardín, sólo tienes que hacer lo siguiente:

  • Haz un agujero de plantación, lo suficientemente profundo para que pueda caber bien.
  • Extrae la planta de la maceta.
  • Introdúcela en el agujero.
  • Rellena el agujero con sustrato universal de cultivo mezclado con un 30% de perlita.
  • Colócale un tutor que le sirva de guía hacia el lugar que quieres que cubra, ya sea una celosía, una pérgola, etc.
  • Haz un alcorque con la tierra del jardín, de manera que tenga una altura de unos 3-4cm. Así el agua no se saldrá cada vez que se riegue.
  • Riégala, de manera que la tierra quede bien empapada.

Plagas y enfermedades del falso jazmín

Flor de Solanum jasminoides

Esta es una planta que normalmente no suele verse afectada por plagas ni enfermedades. Sin embargo, en ambientes muy secos y calurosos podría tener cochinillas, las cuales se pueden quitar con un bastoncillo de las orejas humedecido en agua y jabón.

Reproducción

¿Quieres tener nuevos ejemplares de Solanum jasminoides? Puedes reproducirlo por semillas, esquejes y acodo aéreo en primavera. Te contamos cómo:

Por semillas

Las semillas se pueden sembrar directamente en maceta con sustrato poroso, como por ejemplo mezclando a partes iguales turba negra con perlita. Colócalas en la superficie, y cúbrelas con una fina capa de tierra. Germinarán en 2-4 semanas, manteniendo el sustrato siempre ligeramente húmedo.

Por esquejes

  1. Corta una rama de, al menos, 40cm de largo.
  2. Quítale todas las hojas, excepto 2 (las que estén más arriba).
  3. Introdúcela en una maceta con sustrato universal de cultivo.
  4. Colócala en una zona protegida del sol directo.
  5. Riega.

En un plazo de 20-30 días empezará a emitir raíces, siempre que se mantenga el sustrato ligeramente húmedo.

Por acodo aéreo

  1. Selecciona una rama que esté completamente sana.
  2. Haz un anillo de corteza, a unos 30cm de la punta de la rama. Quítale con cuidado la corteza con un cuchillo.
  3. Impregna esta zona con hormonas de enraizamiento en polvo.
  4. Coge un plástico, ya sea negro o, más recomendable, transparente, y rodea con él la rama, atándolo con una cuerda en la parte inferior.
  5. Rellénalo con turba negra, y ata el otro extremo con otro trozo de cuerda.
  6. Ahora, con una jeringa, introduce agua para regar el sustrato. Repite cada 10-15 días.

Al cabo de 2-3 meses podrás cortar el acodo con cuidado, de manera que no se desmorone el cepellón de raíces.

Flores blancas de Solanum jasminoides

El falso jazmín es una planta muy interesante, ¿no crees? ¿Qué te ha parecido?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *