Festuca glauca

Vista de la planta Festuca glauca 'Intense Blue'

Festuca glauca ‘Intense Blue’

La Festuca glauca es una de las pocas plantas herbáceas que se quiere realmente en un jardín. Sus hojas alargadas y finas de color azulado son muy bonitas, pero es que además tolera sin problemas tanto el pisado como el corte.

Su ritmo de crecimiento es muy rápido, así que no vamos a tener que esperar mucho para que se haga adulta y se vea aún más bonita de lo que ya es de joven. ¿Te gustaría saber cuáles son sus cuidados?

Origen y características

La planta Festuca glauca tiene las hojas azules

Nuestra protagonista es una gramínea originaria de Europa cuyo nombre científico es Festuca glauca, aunque popularmente se le conoce como festuca azul, castañuela azul, lastón o cañuela. Se caracteriza por tener hojas lineares de hasta 30 cm de altura y muy delgaditas, de apenas 0,5cm de ancho, de color que varía desde el blanco plateado hasta el gris azulado. Las flores, en forma de espiga azul, no tienen valor ornamental, ya que son insignificantes. En cualquier caso, aparecen en verano.

Hay distintos cultivares, entre ellos:

  • Blaufuchs: que tiene las hojas de un azul vivo muy bonito.
  • Blausilver: que tiene las hojas de un azul plateado intenso.
  • Elijah Blue: que tiene las hojas de azul casi blanquecino.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las hojas de la Festuca glauca son largas y finas

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Tenemos que colocarla en el exterior, a pleno sol. No crece bien en semisombra ni en el interior, a menos que esté en un patio dentro de la vivienda muy luminoso.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos siempre y cuando sean secos y tengan buen drenaje.

Riego

Es una planta que resiste bien la sequía, por lo que el riego debe ser mínimo. Por lo general, regaremos una vez o dos por semana en verano y cada 7-10 días el resto del año. De todas formas, en caso de duda hay que comprobar la humedad, y para eso podemos hacer lo siguiente:

  • Introducir un palo delgado de madera hasta el fondo: si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no regaremos.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo nos dirá qué grado de humedad tiene esa porción de tierra que ha entrado en contacto con él. Para que sea más fiable, es aconsejable introducirlo en otras áreas de la maceta o tierra (más cerca de la planta, más lejos).
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: como la tierra húmeda pesa más que la seca, esta diferencia nos puede servir de orientación para saber cuándo regar.

Abonado

El abono guano en polvo es muy bueno para la Festuca glauca.

Guano en polvo.

Tan importante como regar bien es necesario abonar las plantas, puesto que si solo les diéramos agua su ritmo de crecimiento se ralentizaría y su salud empeoraría. En el caso de la Festuca glauca, la abonaremos durante toda la primavera y el verano con abonos ecológicos, usando líquidos si está en maceta.

Poda

No la necesita; ahora bien, para que se vea bonita hay que quitar las hojas secas y enfermas.

Multiplicación

La Festuca glauca se multiplica por semillas o por división. Sepamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

Se multiplica por semillas en primavera u otoño, siguiendo este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar un semillero (puede ser una maceta, envase de leche, vaso de yogur,… cualquier cosa que tenga o se le pueda hacer agujeros para el drenaje) con sustrato de cultivo universal.
  2. Después, regamos a consciencia, de manera que el sustrato quede bien humedecido.
  3. Luego, colocamos las semillas sobre su superficie, procurando que queden un poco separadas entre sí y no poniendo demasiadas en una misma maceta. Lo ideal es poner un máximo de 3 o 4 en cada una para que puedan crecer bien.
  4. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato y se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador.
  5. Por último, se coloca el semillero en el exterior, a pleno sol.

Así, germinarán en 2 semanas.

División

Se multiplica por división en primavera u otoño, cada 2 o 3 años. Para ello simplemente hay que sacarla de la maceta y con un cuchillo de sierra previamente desinfectado con alcohol de farmacia se corta por la mitad.

En el caso de que esté en el suelo, haremos unas zanjas alrededor de unos 30cm, y con un cuchillo o una pequeña sierra de mano cortaremos.

Época de plantación o trasplante

La Festuca glauca se puede plantar en el jardín en primavera, en cuanto el riesgo de heladas haya pasado. Si está en maceta, hay que trasplantarla cada 3 años.

Rusticidad

Resiste bien el frío y las heladas, por lo que se puede cultivar en el exterior todo el año en climas templados. Solo si baja de los -9ºC necesitará protección.

Vista de la planta Festuca glauca 'Elijah Blue'

Festuca glauca ‘Elijah Blue’

¿Qué te ha parecido la Festuca glauca? ¿La conocías?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.