Todo lo que tienes que saber sobre el Ficus ginseng

Cuando se busca un árbol para trabajar como bonsái se suele buscar una planta que tenga el tronco lo más grueso posible y una copa más o menos formada, características que cumple mejor que ninguna otra planta el Ficus ginseng. Sin embargo, se suele pensar que es una planta de fácil cultivo, pero la realidad es que… puede no serlo tanto.

Aunque eso no significa que comprar uno sea el tirar el dinero. Es más, nosotros te vamos a ayudar a que eso no te pase a ti. Si quieres saberlo todo acerca del Ficus ginseng, no te pierdas este artículo.

Historia y características del Ficus ginseng

Raíces del árbol.

Nuestro protagonista es un árbol originario del sur y sureste de Asia. Su nombre científico es Ficus microcarpa, aunque se empezó a comercializar como Ficus ginseng por sus raíces. El término ”ginseng” se traduce como ”ninjin” en japonés, que en inglés significa ”carrot” (zanahoria). Y es que esta especie, al igual que la de la zanahoria (Daucus carota) tiene raíces napiformes, es decir, con forma de nabo que se engrosan debido a la acumulación de sustancias de reserva.

¿Qué árbol terminaríamos teniendo si lo plantáramos en el jardín? Este:

Como ves, es un árbol de gran porte, que puede alcanzar los 15 metros de altura con una copa de 5-6 metros de diámetro. Es una especie perfecta para dar sombra, pero que por su tamaño sólo se puede tener en jardines muy amplios, ya que además emite raíces aéreas que con el tiempo tocan el suelo, enraizando y engrosando, por lo que terminan uniéndose al tronco principal.

Sus hojas son perennes, lo cual significa que el árbol se ve siempre-verde. Son de color verde oscuro, coriáceas, y miden de 4 a 13cm de longitud. Las flores son dioicas (hay flores masculinas y femeninas en diferentes individuos), son blancas y brotan entre las axilas de las hojas. El fruto es pequeño, de 1cm, de color amarillo o rojo al madurar.

¿Qué cuidados requiere?

Si finalmente te animas a tener uno, ya sea como bonsái o como planta de jardín, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Ubicación: tiene que estar en un sitio donde le dé la luz del sol de manera directa, excepto durante las horas centrales del día.
  • Riego: abundante en verano, y algo más escaso durante el invierno. Se tiene que comprobar la humedad del sustrato antes de regar introduciendo un palo delgado de madera para comprobar cuánta tierra se ha adherido a él. Si sale prácticamente limpio, entonces significará que está seca y que, por lo tanto, hay que regar.
  • Abonado: durante toda la temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano, se debe abonar con abonos orgánicos. Si está en maceta, se deben de usar los líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase, pero si está en el jardín se puede optar por abonar con abonos orgánicos en polvo (estiércol, humus de lombriz, guano) echando una capa de 2-3cm de grosor alrededor del tronco una vez al mes.
  • Poda: no es necesaria a menos que esté en maceta, en cuyo caso se tienen que ir recortando las ramas que hayan crecido demasiado a finales de invierno, cuando el riesgo de heladas haya pasado.
  • Rusticidad: soporta heladas suaves y puntuales de hasta los -2ºC.
  • Precauciones: si se quiere tener en el jardín, se debe plantar a una distancia mínima de 10 metros de cualquier construcción, ya sean suelos, piscinas, etc.

¿Para qué se usa?

El Ficus ginseng se utiliza como planta ornamental y para atraer a las aves. Es un árbol muy grande que produce numerosos frutos, de los cuales se alimentan estos animales, por lo que a pesar de que es una especie invasora en muchos lugares como Hawái, Florida, América Central, Bermuda y América del Sur, en otras zonas se planta en muchos jardines para que las aves puedan tener una mayor disponibilidad de alimento, especialmente en Brasil.

Que disfrutes de tu árbol 🙂 .

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *