Ficus microcarpa

Ficus microcarpa original

Una especie de árbol tipo bonsái que se puede emplear para la decoración tanto de interiores como de exteriores es el Ficus microcarpa. Se trata de un árbol originario de Asia y Oceanía que pertenece a la familia de las rosáceas. Posee un gran valor ornamental y sus cuidados, aunque algo complejos, hacen que merezca la pena.

En este artículo vamos a enseñarte los cuidados principales del Ficus microcarpa, así como sus características principales y el arte del bonsái en interiores y exteriores.

Características principales

Detalle del Ficus microcarpa

El Ficus microcarpa cuenta con una forma de su copa redondeada y con raíces que toman unas formas totalmente curvadas que llaman bastante la atención. La decoración que ofrece en jardines es perfecta para combinar con otras especies exóticas. El arte del bonsái es como tener un árbol enorme pero en dimensiones más pequeñas. Merece la pena tener que cumplir con sus cuidados para hacerlo decorativo en nuestro hogar.

De forma natural es capaz de llegar a los 20 metros de altura, siempre y cuando las condiciones ambientales sean la adecuadas. En versión bonsái su estatura es mucho menor. Su característica principal que lo hace diferenciarse del resto puede ser que su tronco tiene una contextura muy lisa. Las hojas son de color verde y brillantes de forma tanto redondas como ovaladas. Aproximadamente pueden tener un tamaño máximo de 10 cm y es importante vigilarlas de una forma continua para ver las posibles apariciones de plagas y enfermedades.

Para cultivarlo existe un momento perfecto para garantizar el éxito de su germinación y desarrollo. En primavera es cuando la semilla sembrada tiene un éxito mayor y es más fácil multiplicarlo. Puedes sembrarlo en un macetero o en el suelo. En ambos crecerá de forma saludable si lo cuidamos bien.

Si queremos plantarlo en maceta, deberemos tener en cuenta que lo mejor se sembrarlo desde la semilla. Por otro lado, si lo hacemos desde el suelo podemos también sembrarlo por acodo aéreo o por esqueje. El esqueje es el más utilizado si no se tiene buena experiencia en esto y queremos agilizar el proceso.

Cuidados del Ficus microcarpa

Pasamos ahora a describir los cuidados principales que necesita esta planta dado que de la calidad de los mismos depende su belleza y duración. Si lo cuidamos correctamente, es un árbol que nos puede durar entre 30 y 100 años.

Clima y suelo

bonsai de microcarpa

Estas variables a tener en cuenta son importantes en sus cuidados. El Ficus microcarpa es un árbol que crece en un clima tropical de forma natural. Por ello, es necesario disponer de un clima que se asemeje al suyo. Ambientes calientes y con luz solar suficiente que garantice un buen desarrollo.

Tampoco necesita una luz solar en exceso, dado que puede llegar a quemar las hojas y afectarlas gravemente. Si lo plantamos en una zona del jardín donde tengamos algo se sombra a algunas horas del día donde el sol aprieta más, es recomendable ponerla ahí para protegerla de los rayos solares dañinos en verano. Si la hemos colocado en una maceta, basta con colocarla a la sombra en las horas de sol más fuerte.

Es bastante resistente a las sequías, por lo que el riego no debe suponer un problema. Los vientos son su debilidad. Aunque puede soportar rachas duraderas sin ni una gota de agua, el viento es su mayor problema. Si la colocamos donde sopla el viento con frecuencia e intensidad, podemos hacer que se debilite o muera. Tampoco soporta bajas temperaturas durante mucho tiempo. Hay que recordar que es una planta que procede de un clima tropical donde las temperaturas suelen ser altas la mayoría del tiempo.

En cuanto al suelo, crece eficazmente en casi cualquier tipo de suelo. Sin embargo, necesita que el suelo sea fértil, tenga textura arcillosa y esté bien drenado para que tengamos el máximo resultado. Si por el contrario tenemos un suelo con menos calidad, podrá seguir creciendo igualmente pero quizá no lo haga en todo su esplendor. El drenaje es importante, no debemos dejar que el agua de riego se acumule para evitar que se pudran las raíces.

Riego y poda

Ficus microcarpa

Para el riego hay que tener más en cuenta la humedad que la cantidad de agua empleada en el riego. Le proporcionaremos a sus raíces una humedad equilibrada que necesita para estar saludables. Entre riego y riego hay que observar que la superficie se haya secado para volver a regar. No hay que dejar secar el suelo por completo para su próximo riego de ninguna manera. Esto le podría afectar a su etapa de crecimiento donde se encuentra más sensible ante los diferentes estímulos.

Cuando la proporción de riego, luz y viento se modifican con el paso de las estaciones, este árbol tiende a reaccionar con ello. Es posible que sus hojas se caigan porque hayan cambiado las condiciones ambientales y la planta lo interprete como un cambio de estación. Si esto ocurre, en unos 15 días se vuelve a estabilizar por sí solo. No hay que asustarse si esto ocurre.

En cuanto a las tareas de mantenimiento, el Ficus microcarpa no tolera bien las podas, dado que tiene un sistema de cicatrización bastante lento. Para no perjudicar su salud con la poda, es mejor hacerlas muy poco a poco y con más frecuencia que hacer una poda muy grande. La mejor época para realizar estas podas de mantenimiento es en otoño, cuando está empezando la estación. De ningún modo lo hagáis en invierno, pues le haríamos mucho daño.

Plagas y enfermedades

Ficus microcarpa en maceta

El Ficus microcarpa no suele enfermarse dado que tiene una gran resistencia y fuerza. Sin embargo, es posible que, si lo tenemos en el jardín, sea atacado por alguna plaga como los trips y las cochinillas. Los trips suelen acomodarse en los Ficus que provocan manchas rojizas en las hojas y si avanza mucho, la hoja se irá doblando hasta caerse.

Las cochinillas salen en climas extremadamente secos. Podemos evitarlo si los riegos los hacemos correctamente sin dejar que el suelo se seque por completo.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar del Ficus microcarpa en versión bonsái.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior