Ficus robusta, un árbol muy decorativo

Imagen – Pecesornamentalesmarinodulce.blogspot.com

Los Ficus son, por lo general, trepadoras que con el tiempo acaban siendo árboles con un sistema radicular muy desarrollado, como es el caso del que conocemos como Ficus robusta, gomero o árbol del caucho.

A pesar de lo grande que puede llegar a hacerse, es una de las plantas que más se utiliza para decorar interiores, ya que no necesita muchos cuidados para verse bien. Pero, ¿qué hay que saber para poder disfrutar de esta planta?

Origen y características del Ficus robusta

Nuestro protagonista es un árbol nativo del nordeste de la India y el oeste de Indonesia que puede llegar a alcanzar una altura de 30 a 40 metros. Su nombre científico es Ficus elastica ‘Robusta’, y suele comenzar su vida siendo una planta epífita. Tiene hojas grandes y anchas, de unos 35cm por 15cm, coriáceas, enteras, de color verde oscuro, casi granate.

Para poder producir semillas, necesita la ayuda de la avispa del higo, la cual lo que hará será entrar en las flores, situadas dentro del higo inmaduro, y las polinizará. De esta manera, el higo podrá terminar de madurar. Cuando finalmente lo haga, tendrá un tamaño pequeño y será de color verdoso.

Se trata de una planta tóxica: en su interior contiene un látex que produce irritación en la piel y en los ojos. Si se ingiere, puede resultar fatal.

¿Cómo se cuida?

Si quieres hacerte con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Clima

Para poder cultivarlo con éxito una planta es importante saber en qué clima prospera, ya que de lo contrario podríamos acabar perdiendo dinero. En el caso del Ficus robusta, crece sin problemas en zonas cálidas, sin heladas o muy débiles (hasta los -5ºC). Si en nuestra zona el invierno es más frío tendremos que resguardarlo en casa.

Ubicación

  • Jardín: a pleno sol o en semisombra, a una distancia de unos diez metros de cualquier construcción (piscina, suelo pavimentado, tuberías, casa, etc.).
  • Vivienda: debe de estar en una habitación en la que entre mucha luz procedente del exterior.

Tierra

  • Jardín: es indiferente siempre que sea fértil, además debe de tener buen drenaje.
  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.

Riego

El riego tiene que ser frecuente en verano y más escaso el resto del año. Así, regaremos 3-4 veces durante los meses más cálidos del año y cada 5-6 días el resto.

Abonado

Desde principios de primavera hasta finales del verano o comienzos de otoño lo abonaremos con un abono líquido, como puede ser el guano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Poda

A finales de invierno. Tenemos que quitar las ramas secas, enfermas o débiles y recortar aquellas que hayan crecido en exceso. Es importante además aplicar pasta cicatrizante o ceniza en los cortes para que cicatrice mejor. Asimismo, se recomienda usar guantes.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente; sin embargo, puede verse atacado por nematodos y hongos, los cuales dañan las raíces. Para evitarlo y/o prevenirlo, es necesario no regar en exceso y tratarlo de vez en cuando -una vez al mes en primavera y otoño- con cobre o azufre, espolvoreando éstos por la superficie del sustrato o tierra.

Problemas

En exterior no tiene problemas si el clima acompaña, pero en interior puede tener los siguientes:

  • Caída de hojas: suele ser debido a un exceso de riego.
  • Hojas amarillas: si las hojas inferiores empiezan a ser amarillas hasta que terminan cayendo, es por exceso de riego; en cambio, si son las hojas más nuevas las que empiezan a ponerse feas es por falta de riego.
  • Hojas pierden su color y la planta tiene un desarrollo anómalo: si las hojas se vuelven de un color muy claro, y/o si las ramas crecen hacia un lado, seguramente sea por falta de luz.
  • Manchas marrones en las hojas: podrían ser quemaduras por la luz.

Época de plantación o trasplante

Tanto si queremos plantar al Ficus robusta en el jardín como si tenemos que trasplantarlo a una maceta mayor, debemos esperar a la primavera.

Multiplicación

El gomero es una planta que se multiplica muy bien por esquejes en primavera. La manera de proceder es la siguiente:

  1. Lo primero que haremos será cortar una rama de unos 30 o 40cm de longitud.
  2. Después, impregnaremos la base con enraizantes caseros o con hormonas de enraizamiento en polvo.
  3. Luego, lo plantamos en una maceta con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita, arena de río lavada o similares.
  4. Después, regamos.
  5. Por último, colocamos la maceta en un lugar luminoso pero sin sol directo.

Así emitirá raíces en unos 15-20 días.

Otra forma de conseguir un nuevo ejemplar es introduciendo el esqueje en un frasco con agua. Cambiamos el líquido y limpiamos el recipiente a diario, y seguro que veremos que saca nuevas raíces al cabo de tres o cuatro semanas.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas de hasta los -5ºC.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

Es una planta que se cultiva en los jardines y como planta de interior. En cualquier lugar queda muy bien, sobretodo en los primeros, ya que con el paso del tiempo da una excelente sombra.

Otros usos

El látex se usó para hacer caucho.

¿Dónde se compra el Ficus robusta?

Podemos adquirirlo en cualquier tienda de jardinería o vivero, ya sea físico u online. El precio oscila entre los 3 y los 30 euros, dependiendo de cuántas ramas tenga (de una a tres) y de la altura (de 5 a 60-70cm).

Y tú, ¿tienes un Ficus robusta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *