Flor de sakura: ¿qué significa y cómo se cuida?

La flor de sakura brota en primavera

La flor de sakura es el símbolo más conocido de la cultura japonesa (además del crisantemo), y uno de los más bonitos si se me permite decirlo. La producen tres especies arbóreas del género Prunus, las cuales son bastante fáciles de cuidar ya que resisten las heladas intensas.

Es tan importante, que hasta los japoneses realizan cada año el festival del Hanami, durante el cual se dedican a observar los delicados pétalos. Y solo después, empieza el curso académico.

¿Qué significado tiene la flor de cerezo o sakura?

El cerezo japonés es un árbol caducifolio

Los árboles que la producen, como el Prunus serrulata el Prunus subhirtella, son caducifolios. Pierden las hojas en otoño-invierno, y no las recuperan hasta la primavera -dependiendo del clima, a veces es justo al acabar el invierno, pero otras es poco antes de empezar el verano-. En Japón, brota pronto; de hecho, hacia el mes de abril ya se puede ver el suelo lleno de pétalos caídos.

Debido a que permanece abierta muy poco tiempo, simboliza la simplicidad, inocencia y fugacidad de la vida, así como por supuesto la belleza de la naturaleza. Pero si indagamos algo más en el pasado japonés, nos daremos cuenta de que los samurais la adoraban, hasta el punto de que creían que los pétalos representaban las gotas de sangre derramadas en las batallas.

¿Cuándo florece?

El cerezo japonés florece durante los meses de marzo a abril normalmente, pero como hemos comentado antes, si el clima es más frío pueden hacerlo hacia abril/mayo, y si es más cálido hacia febrero/marzo. Lo importante es que reciba los cuidados necesarios para que se mantenga sano. Aquí tienes información al respecto.

Variedades de cerezo japonés

Aunque es posible que solo conozcas una, la Prunus serrulata, en realidad hay dos especies de árboles más que se asemejan bastante. Para que puedas conocerlas, a continuación te hablaremos de cada una de ellas:

Prunus serrulata

El Prunus serrulata es un árbol caducifolio

Imagen – Flickr/Jungle Rebel

Es el cerezo japonés por excelencia. Es nativo de Japón, pero también se encuentra en China y Corea. Crece hasta los 6 metros de altura y desarrolla un tronco que normalmente es recto, aunque puede llegar a torcerse con la edad. Su copa es redondeada y amplia, compuesta por ramas de las que brotan hojas ovado-lanceoladas. Estas son verdes, excepto en otoño que se vuelven de color rojo, amarillo o carmesí.

Las flores son blancas o rosadas, y surgen en racimos. Y el fruto es una drupa negra que mide unos 10 milímetros de diámetro; si bien los árboles que se suelen encontrar a la venta están injertados sobre Prunus avium y es difícil que produzcan frutos.

Prunus subhirtella

El Prunus subhirtella es un tipo de cerezo japonés

Imagen – Flickr/Bob Gutowski

Es una especie de árbol conocida como cerezo llorón o cerezo de otoño. Es nativo de Japón, donde recibe el nombre de Edo higan. Alcanza una altura que puede superar los 30 metros, con una copa amplia y densamente poblada por hojas ovaladas y verdes. Florece en primavera, antes de que broten las hojas, y lo hace produciendo flores blancas o de color rosa claro.

Se trata de una planta fuerte, que no se pudre con facilidad y que además soporta el viento. Esto la convierte en el cerezo japonés más longevo, ya que puede vivir hasta 2000 años. El inconveniente es que crece muy lento.

Prunus x yedoensis

El Prunus yedoensis es una variedad de cerezo japonés

Imagen – Wikimedia/松岡明芳

Si bien no se suele conocer como cerezo japonés, sí que puede confundirse mucho. De hecho, es un híbrido entre Prunus speciosa y la especie que hemos visto antes originario de Japón. Crece entre 5 y 12 metros de altura, y presenta una copa redondeada. Las hojas son verdes, de tamaño medio, y sus flores, que son blancas o rosas, brotan en primavera. Los frutos son drupas de unos 10 milímetros de diámetro que tiene un sabor dulce.

Tiene un ritmo de crecimiento más rápido que el Prunus subhirtella, por consiguiente, es interesante para cultivar en aquellos jardines cuyos propietarios tengan algo de prisa por tener un árbol grande.

Prunus sargentii

El Prunus sargentii es un árbol de flores rosas

Imagen – Wikimedia/Usien

El Prunus sargentii no se conoce como cerezo japonés, de ahí que lo pongamos último de la lista, pero bien podría confundirse. En inglés es conocido como Sargent’s cherry, es decir, cerezo de Sargent. Es un árbol originario de Japón, así como de Corea y de Rusia. Crece entre 5 y 10 metros de altura, con una copa ancha de hasta 10 metros. Tiene hojas obovadas y verdes, pero en otoño se vuelven amarillas, anaranjadas o rojizas. Sus flores brotan en primavera, y son de un intenso color rosa. Los frutos son drupas pequeñas que suelen pasar desapercibidas.

Resiste el viento, y no es demasiado exigente. Tolera algo la sequía, y no suele tener plagas ni enfermedades importantes. Pero no sería adecuado para un jardín de ciudad, pues no resiste la contaminación.

¿Cuántos años puede vivir un cerezo japonés?

La esperanza de vida depende de varios factores, pero si todo va bien, puede llegar a los 100-200 años. La especie Prunus x subhirtella en cambio puede vivir hasta 2000 años. Así que ya sabes: ten uno y podrás disfrutarlo tú… y tus hijos, sobrinos y/o nietos, como mínimo.

¿Qué cuidados necesita el árbol sakura?

Las flores del cerezo japonés se agrupan en racimos

Cultivar un cerezo japonés puede ser muy interesante, pero antes de nada te recomendamos seguir leyendo para saber cómo cuidarlo:

  • Ubicación: son plantas que han de estar al aire libre, para que pueda darles el sol y crecer correctamente.
  • Tierra:
    • Jardín: prefieren suelos fértiles, ligeramente ácidos y bien drenados.
    • Maceta: se pueden plantar en macetas con sustratos para plantas ácidas (en venta aquí).
  • Riego: en principio se regarán 1 vez por semana en invierno, y 2-3 veces a la semana el resto del año. Pero si llueve con frecuencia en tu zona, o si por el contrario ves que la tierra se seca rápido, tendrás que ajustar la frecuencia de riego a las condiciones que haya en el lugar donde tengas a tu árbol.
  • Abonado: es aconsejable abonarlo en primavera-verano, más o menos cada 15 días, con abonos de origen orgánico.
  • Rusticidad: el cerezo de Japón resiste las heladas de hasta los -18ºC, pero no soportará el calor extremo.

¿Qué te ha parecido la flor de sakura?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)