¿Cómo es la flor del tronco de Brasil?

La flor del tronco de Brasil es blanca

La flor del tronco de Brasil es muy bonita, por eso merece la pena cuidar la planta lo mejor que sepamos, ya que así es posible que alguna vez se anime a producirla. Pero ¿alguna vez has podido verla? Lo cierto es que cuando se cultiva en interior y en una región donde el clima es templado, puede costar bastante que florezca.

Por eso, vamos a contarte cuáles son las características de la flor del tronco de Brasil, y además te daremos unos cuantos trucos para lograr que tu planta la produzca.

¿Cuáles son las características de la flor del tronco de Brasil?

La flor del palo de agua es blanca

Imagen – Wikimedia/Assianir

El tronco de Brasil, también llamado palo de agua o palo de Brasil, es un arbusto de hoja perenne que crece de forma natural en la región tropical de África. Su tronco es delgado y alto, de hasta 6 metros, y sus hojas son verdes, de hasta 1 metro de largo. La planta en sí es muy decorativa, pudiéndose usar tanto para la decoración de interiores como en la de patios y terrazas si el clima es cálido. Pero lo cierto es cuando florece, es aún más bonita.

Las flores se agrupan en inflorescencias colgantes, y son muy, muy fragantes. Esto es así pues necesita atraer la atención de los polinizadores, como los insectos o algunos pájaros, como el colibrí. Brotan durante la primavera, o bien después de la estación seca si nos encontramos cerca del ecuador.  Cuando se tiene en maceta, es importante que se vaya plantando en una de mayor tamaño para que pueda seguir creciendo, y de paso, para que algún día florezca.

¿Cuántas veces florece el palo de agua?

Se trata de una planta que solo florece entre dos y cuatro veces a lo largo de toda su vida. Pero cuando lo hace, las flores permanecen en ella durante siete u ocho días, más que suficientes para sacarles unas cuantas fotografías, aunque es posible que te quedes con ganas de más ya que son realmente preciosas.

Trucos para que el tronco de Brasil florezca

Ahora que hemos visto cómo es la flor del palo de Brasil, es momento de averiguar qué es lo que podemos hacer para que, algún día, la produzca. Y lo primero es, sin duda, tener paciencia. Mucha paciencia. Como hemos dicho, es una planta que florece muy pocas veces a lo largo de su vida, así que puede lo mejor será conformarse con verla sana, lo cual ya es mucho, al menos hasta que le llegue el momento de producir sus flores.

Pero claro, si está sana, le será más fácil florecer. Por eso, es importante saber qué hacer para que esté siempre bonita, con un buen estado de salud. Así que vamos a ello:

No le ha de faltar ni luz ni humedad

Las hojas del palo de Brasil son verdes

El tronco de Brasil es un arbusto que, si tuviéramos la suerte de poder ir a África, que es de donde es originario, lo encontraríamos creciendo siempre en lugares expuestos al sol de manera directa. Por este motivo, cuando se cultiva en interior, hay que hacer lo posible para »imitar» las condiciones que tendría en su hábitat natural. Y eso pasa por colocarlo en una habitación en la que entre mucha, mucha luz.

Por ejemplo, yo tengo el mío en una en la que hay dos grandes ventanas, sin cortinas, gracias a las cuales hay muchísima claridad durante todo el día. Pero ojo: no está justo enfrente de las ventanas, pues si fuera así las hojas se quemarían ya que se produciría el efecto lupa, sino que están a unos pocos metros de estas, en una esquina de la habitación.

Además, esta planta necesita una humedad relativa alta, por encima del 50%. Esto en Baleares no es problema: hay tanta humedad que las paredes necesitan una mano de pintura cada pocos años, e incluso una de mis plantas de interior, la Alocasia wentii, cada mañana si le tocas la punta de las hojas, acabas con una gota de agua en el dedo. Por eso, si tú también vives en una zona donde la humedad relativa es muy alta, algo que sucede en cualquier isla y también si estás cerca de la costa o de algún río, no tienes que hacer nada al respecto.

Otra cosa muy distinta sería que vivieras más hacia el interior. Cuando la humedad es muy baja, las plantas tropicales como el palo de agua lo pasan mal: sus hojas se vuelven primero amarillas, después marrones, y finalmente se secan del todo. Para evitarlo, has de rociarle agua de lluvia o apta para consumo todos los días, especialmente durante el verano que es cuando hace más calor.

Nota: si quieres saber en todo momento la humedad que hay en casa, no dudes en comprarte una estación meteorológica doméstica. Hoy en día las hay por 20 euros y por menos. Yo tengo una, y la verdad no puedo estar más contenta, pues tengo la información que quiero (temperatura, humedad) al alcance. Por ejemplo, tienes esta a muy buen precio:

Cuidado con las corrientes de aire

Es sano abrir las ventanas de casa para que se ventile, y aún más si la humedad del interior es muy alta, puesto que con este simple gesto se consigue alargar la ‘vida útil’ de la pintura de la pared. Pero si esas corrientes son muy fuertes y nuestro palo de Brasil está muy expuesto a ellas, las hojas se van a deshidratar y se secarán. Lo mismo ocurrirá si está cerca del ventilador o aparato del aire acondicionado.

Si bien las corrientes que generan los aparatos eléctricos es mucho menos intensa, sí son más constantes, algo que hace que la humedad que hay alrededor de la planta se reduzca al mínimo. Por consiguiente, aunque las raíces hacen lo posible para impulsar agua hacia las hojas, esta agua se pierde con rapidez pues el aire la seca.

Con todo, lo más recomendable es, sí, abre las ventanas, pero si sopla el viento con fuerza y/o si eres de los que necesita tener algún aparato eléctrico, como ventiladores o el del aire acondicionado, encendido durante todo el día, es preferible que pongas tu planta en otra habitación.

No te olvides de plantarlo en una maceta más grande

El trasplante es una de esas cosas que se suelen olvidar, pero es una de las tareas más importantes, casi tanto como el riego. ¿Por qué? Porque una planta que permanece en la misma maceta por años y años llega un momento en que deja de crecer. Y el crecimiento es vida, pues gracias a él se fortalecen, maduran y pueden adaptarse mejor al lugar en el que viven.

Por eso, tu palo de Brasil va a necesitar una maceta más grande cada vez que se le salgan las raíces por los agujeros de la maceta, y también si al intentar sacarla, el pan de tierra no se deshace. Llegado el momento, hay que plantarlo en una que mida unos 10 centímetros más de ancho y alto con sustrato para plantas como el de la marca Flower o Westland.

Deja que la tierra se seque un poco antes de volver a regar

El tronco de Brasil no es una planta acuática. Aunque uno de sus nombres comunes sea »palo de agua», en realidad no puede vivir con las raíces encharcadas. Por eso, no es buena idea ni plantarlo en una maceta sin agujeros, ni tenerlo en un vaso con agua. Si queremos que esté sano y que llegue a florecer algún día, tenemos que tenerlo en una maceta CON agujeros en su base, sustrato de calidad como el que hemos mencionado arriba, y lo más importante: regar cuando lo necesite.

¿Cada cuánto será eso? Va a depender mucho de las condiciones que haya en la habitación, pero durante el verano puede necesitar dos o tres riegos espaciados a lo largo de la semana, mientras que el resto del año tendremos que regar menos pues la tierra tarda más en secarse del todo. Asimismo, si le hemos puesto un plato debajo, lo escurriremos tras cada riego.

Abónalo en primavera y verano

¿Quieres que florezca? Entonces es muy aconsejable abonarlo desde primavera hasta que termine el verano. Hazlo con un fertilizante líquido universal como este, así conseguirás que se vea sano, crezca en condiciones y se fortaleza. Pero cuidado: sigue las indicaciones de uso que encontrarás en el envase.

Si nos sigues desde hace tiempo, sabrás que me repito mucho con esto, pero es por una buena razón: echar más cantidad de fertilizante del indicado no va a servir para que crezca más rápido, sino más bien para que sus raíces se quemen y mueran. Ahora bien, si se echa la dosis adecuada, el tronco de Brasil se verá precioso, ya lo verás.

Esperamos que tu tronco de Brasil llegue a producir sus flores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.