Flor de Miel, una planta ideal para cubrir el jardín de flores

Plantas tapizantes

Hay momentos del año en los que la temperatura no colabora y así es como es difícil que el jardín luzca ese verde tan característico de la primavera. Es entonces cuando vale la pena tener en cuenta aquéllas especies que gracias a su morfología cubren grandes secciones.

La Flor de miel es una de ellas pues se trata de una planta muy colorida que puede crecer tanto en maceta como cubresuelos.

Generalidades

Flor de Miel

Su nombre popular no da pistas de su nombre científico: Lobularia Maritima, una planta que también es conocida como Aliso marítimo, Canastillo, Canastilla de plata o Alison. Es originaria de la zona del Mediterráneo y la gran virtud de esta especie es que florece durante casi todo el año con excepción de la temporada más fría.

La Flor de Miel pertenece a la familia Brassicaceae y se trata de una planta herbácea anual o perenne que alcanza una discreta altura de 20 centímetros y se destaca por sus hojas pequeñas que miden entre 5 y 6 cm de largo y hasta 1 cm de ancho.

Lo más llamativo de esta planta son sus flores, que se presentan en color blanco o en un tono rojizo muy atractivo. Las mismas también son pequeñas y alcanzan un diámetro de 6 mm aunque se vuelven llamativas pues se presentan en conjunto formando una única inflorescencia. Así es como es común ver que las plantas se cubren casi en su totalidad con un gran número de inflorescencias al punto que el follaje queda casi oculto.
Pero esta no es la única virtud de la Flor de Miel pues además regala un aroma intenso y muy agradable que inunda el aire.

Otra de las grandes ventajas de tener una Flor de Miel en el jardín es que el período de floración de la planta es muy largo, extendiéndose desde el invierno hasta el verano. En zonas templadas incluso puede regalar flores durante todo el año.

Cuidados de la planta

Lobularia Marítima

Ahora bien, si se desea conservarla en buenas condiciones, lo mejor es prestar atención a las necesidades y cuidados de la Lobularia marítima. Lo ideal es cultivarla en zonas expuestas ya que es una planta que necesita de una luz solar intensa. Por otra parte, no presenta inconvenientes ante el frío pues incluso tolera las heladas intensas. Noble y poco exigente, le gustan los ambientes húmedos y es por eso que se recomienda regarla cada dos o tres días durante el verano, espaciando a un riego semanal en las estaciones más frías.

Si quieres cultivar la Flor de Miel no tendrás inconvenientes pues puedes hacerlo durante casi todo el año, con excepción del verano y comienzos del otoño.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *