Flores blancas para regalar

Las dimorfotecas blancas son ideales para regalar

Existen muchas plantas que producen flores blancas, y hay una gran variedad de ellas que son ideales para regalar. Como a veces no se sabe la experiencia que tiene el afortunado o afortunada en cuidar macetas, lo mejor es optar por especies que se sepa de antemano que no requieren de cuidados especiales.

Pero si no sabes cuáles son, no te has de preocupar porque a continuación te diremos el nombre de varias flores blancas para regalar, con las que seguro ese ser querido va a disfrutar mucho.

Cala blanca (Zantedeschia aethiopica)

La cala tiene flores blancas y grandes

La cala blanca, o si se quiere, la cala común, es una planta herbácea perenne y rizomatosa que alcanza una altura de hasta 1 metro. Durante la primavera y el verano desarrolla hojas de color verde y sagitadas, así como tallos de los cuales brota una flor blanca grande de cada uno de ellos. Es tan grande, que puede medir hasta 18 centímetros de largo. Después de la floración la parte aérea (es decir, hojas y flores) se secan, pero volverán a salir el próximo año. Se ha de colocar en un lugar con luz pero protegida del sol directo, motivo por el que es idónea para tener en interior, ya que además no soporta el frío. 

Ciclamen (Cyclamen sp)

El ciclamen es una planta pequeña

El ciclamen es una planta rizomatosa que se pone preciosa en otoño-invierno, pues es cuando florece. Las flores pueden ser rosas, rojas, amarillas o blancas, y además son aromáticas. Sus hojas son también muy bonitas: redondeadas, de color verde oscuro con los nervios blanquecinos. Vive bien en interior, pero ha de estar en una habitación en la que haya mucha claridad; también se puede tener en el exterior en sombra. Soporta el frío, pero no las heladas.

Clavel blanco (Dianthus caryophyllus)

El clavel de flor blanca necesita sol

El clavel es una planta perenne que crece entre los 40 y los 60 centímetros de altura. Normalmente florece en primavera y en verano, pero si el clima es lo suficientemente cálido puede hacerlo hasta el otoño. Para ello, se ha de poner en un lugar soleado, por ejemplo en un balcón o en un patio, así podrá desarrollarse con normalidad. Asimismo, has de saber que puede usarse como flor cortada. Resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Dalia blanca (Dahlia sp)

La dalia blanca es una planta que florece en verano

La dalia es una planta herbácea perenne que alcanza los 30 centímetros de altura. Las hojas son verdes, por lo que contrastan de maravilla con el color de sus flores. Estas pueden ser de multitud de colores: rojas, lilas, rosas, amarillas, naranjas… y también blancas. Para disfrutarlas hay que esperar a que llegue el verano, motivo por el que se ha de plantar en primavera, en un lugar soleado. Tras la floración se secará, pero el rizoma permanecerá intacto y se podrá guardar hasta el próximo año.

Dimorfoteca blanca (Osteospermum)

La dimorfoteca es una hierba que florece en primavera y verano

La planta que conocemos como dimorfoteca es una hierba perenne que, ahora, pertenece al género Osteospermum (antes pertenecía al de Dimorphotheca, pero los expertos decidieron separar las especies anuales de las perennes en géneros distintos). Más allá de eso, es una hierba muy agradecida. Si tiene sol directo, y se riega de vez en cuando, va a crecer rápido. Alcanza una altura aproximada de 30 centímetros, aunque si está en el suelo puede llegar a medir casi 1 metro de ancho. Sus flores surgen en primavera y en verano, y pueden ser rojas, naranjas, amarillas y por supuestos blancas. Asimismo, es interesante saber que resiste las heladas de hasta los -4ºC.

Durillo (Viburnum opulus)

La bola de nieve es un arbusto de flores blancas

El durillo, conocido también como bola de nieve, es un arbusto caducifolio con flores hermosas de color blanco. Crece entre los 4 y los 5 metros de altura, y tiene hojas verdes con los márgenes serrados. Florece en primavera, produciendo flores blancas en corimbos de unos 10 centímetros de diámetro. Se ha de cultivar en el exterior siempre, en un lugar soleado, y también es importante que se riegue de vez en cuando. Resiste bien las heladas de hasta los -13ºC.

Espatifilo (Spathiphyllum wallisii)

El espatifilo es una planta de interior de flor blanca

El espatifilo es una planta de interior preciosa. Tiene hojas de color verde oscuro brillante de hasta 65 centímetros de largo, y unas flores en espádice que brota en primavera y en verano. Es perfecta para cultivar en habitaciones amplias en las que entre mucha luz procedente del exterior. Además, solo hay que regarla dos veces por semana durante la época en la que haga más calor, y menos seguido el resto.

Cómpralo aquí.

Flor de cera (Hoya carnosa)

La flor de cera es una trepadora de interior

La flor de cera es una planta trepadora de interior que alcanza los 6 metros de altura. Tiene hojas con forma oval o elíptica de color verde oscuro, y son carnosas. Produce flores blancas en primavera, agrupadas en racimos que se componen de multitud de florecillas de unos 2 centímetros de diámetro. No le puede faltar luz (pero no directa) ni tampoco riegos. Estos serán moderados, ya que no soporta el exceso de agua en sus raíces.

Hibisco de flor blanca (Hibiscus rosa-sinensis)

El hibisco es un arbusto pequeño

Ejemplar de mi colección.

El Hibiscus rosa-sinensis es un arbusto caducifolio o perennifolio -todo dependerá de las condiciones climáticas que haya en la zona de cultivo- que puede alcanzar una altura de hasta 2 metros; sin embargo, no suele superar el metro. Existen distintas variedades y cultivares que producen flores bonitas de diversos colores, entre ellos el blanco. La de la imagen por ejemplo es un Hibiscus rosa-sinensis »Dainty White». Es de exterior, y se ha de colocar en un lugar soleado. Eso sí, si en la zona donde esté hay heladas lo ideal es que esté plantado en una maceta, para así poder meterlo en casa cuando refresque.

Hortensia de flor blanca (Hydrangea macrophylla)

Las hortensias son arbustos medianos

La hortensia es un arbusto caducifolio que suele estar entre las plantas favoritas para regalar. Los motivos son variados: tiene un tamaño idóneo para cultivarse en una maceta durante toda su vida (no supera los 60 centímetros de altura), aunque también queda preciosa en el jardín; necesita riegos moderados y lo mejor es que florece durante semanas en primavera y verano. Pero es importante que se riegue con agua de lluvia o pobre en cal, ya que si se usa un agua alcalina las hojas se vuelven cloróticas. Por lo demás, soporta las heladas débiles, pero si vive en una zona donde los inviernos son muy fríos podrá cultivarla en casa.

Jara blanca (Cistus albidus)

La jara blanca es un arbusto pequeño

La jara blanca es un arbusto perenne que alcanza una altura de entre los 50 centímetros y el metro. Presenta hojas verdes de unos 5 centímetros de longitud, y florece en primavera. Sus flores pueden ser rosas o bien blancas, y miden unos 5 centímetros de diámetro aproximadamente. Le gusta mucho el sol, por lo que se ha de cultivar en el exterior. Resiste la sequía, así como las heladas de hasta los -15ºC.

Jazmín de China (Jasminum polyanthum)

El jazmín chino es una trepadora que tiene flores blancas pequeñas

Imagen – Flickr/Kai Yan, Joseph Wong

El jazmín de China es una trepadora de hoja perenne que alcanza los 6 metros de altura. Tiene el follaje verde oscuro en el haz y verde más claro en el envés, y florece desde finales de invierno hasta la primavera. Produce muchas flores blancas con forma de estrella las cuales desprenden un aroma muy agradable. Además, es apto para principiantes, puesto que es posible tenerlo en el exterior, en un lugar soleado, y regarlo unas dos o tres veces a la semana durante el verano y menos el resto del año. Resiste las heladas de hasta los -7ºC.

Lirio de los valles (Convallaria majalis)

El lirio de los valles es una preciosa planta de flores blancas

El lirio de los valles es una hierba perenne y rizomatosa que alcanza una altura de 30-35 centímetros. Desarrolla hojas verdes, simples y lanceoladas, y unas flores blancas pequeñas con forma de campana con un gran valor ornamental. Por este motivo, la planta es ideal para regalar, ya que además es de sombra y resiste las heladas de hasta los -18ºC.

Rosas blancas (Rosa sp)

Las rosas blancas son grandes

Los rosales son arbustos que se cultivan con frecuencia en los jardines, así como en los patios y terrazas. Son muy interesantes para regalar a principiantes: crecen tanto el sol como en semisombra, soportan el frío y las heladas, y solo se han de regar y podar ocasionalmente. Existen diferentes variedades que tienen las flores blancas, como »Snow White» o »Claire Austin», todas ellas se han de cuidar de la misma forma.

Tulipán blanco (Tulipa sp)

Los tulipanes son bulbosas que florecen en primavera

El tulipán es una bulbosa pequeña, que alcanza los 20 o 30 centímetros de altura. Desarrolla hojas verdes en primavera, y poco después produce flores de distintos colores, entre ellos el amarillo y el blanco. No le puede faltar nunca luz, de hecho, lo más recomendable es que esté expuesto a los rayos del sol de forma directa. Asimismo, se ha de regar de vez en cuando. Después de la floración es posible guardar el bulbo en un lugar seco, o bien dejarlo donde está sin regar. Resiste muy bien las heladas de hasta los -15ºC.

Consigue tus bulbos.

¿Te han gustado estas plantas con flores blancas para regalar?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.