Campanas doradas (Forsythia intermedia)

arbusto lleno de pequenas flores amarillas

La Forsythia intermedia es una planta ornamental que ilumina el jardín con sus flores color del sol desde el comienzo de la primavera, siendo esta una planta arbustiva y originaria del este de Asia. Esta es una planta de hoja caduca con un hábito tupido compuesto por numerosos tallos semi-leñosos, de diversas ramas. Las ramas largas y ásperas con corteza de color marrón grisáceo, opuestas a las hojas simples o trifoliadas, que se asientan de diversas formas después de la floración.

Características de la Forsythia intermedia

ramas con flores amarillas llamada Forsythia intermedia

Las numerosas flores con las que cuenta y en grupos de tres de un color amarillo intenso, cubren completamente las ramas desde marzo. Las flores están delicadamente perfumadas y tienen una corola de 4 lóbulos sostenida por un vaso pequeño, con lóbulos muy profundos. Hacia finales de abril, las flores son seguidas por las  frutas, bayas esféricas negruzcas similares a las del laurel, en el interior se encuentran semillas aladas cerradas como las de la adelfa, muy ligeras y que transportadas por el viento, se dispersan incluso a gran distancia del lugar de producción.

Cultivo

La Forsythia intermedia florece en primavera y es una de las primeras que con sus hermosas flores da toques de color desde finales del invierno. A esta planta le encanta los lugares luminosos y soleados durante muchas horas al día, bien protegidos de los vientos. Tolera bien el frío y el frío del invierno y resiste incluso a temperaturas inferiores a – 4 ° C. Es una planta arbustiva, que no es más que un arbusto que se adapta a cualquier tipo de suelo, pero se desarrolla fuerte y exuberante en un sustrato ligero y fértil, rico en sustancias orgánicas y bien drenadas. Si se cultiva en macetas, se necesitan adiciones periódicas de fertilizante para las plantas con flores.

La planta cultivada en terreno abierto generalmente se queda satisfecha con el agua de lluvia, pero en períodos de sequía prolongada debe regarse regularmente también para favorecer la floración. Para estimular la floración y siembra, el suelo de cultivo siempre debe estar enriquecido con un poco de fertilizante de liberación lenta rico en fósforo y potasio, especialmente durante el período de crecimiento vegetativo.

Este arbusto de hoja caduca también se cultiva fácilmente en macetas siempre que sea ancho y profundo, y contenga suelo universal mezclado con una parte de arena para ayudar a drenar el agua. Tiene mayores requerimientos de agua que el que se cría en campo abierto y necesita adiciones periódicas de fertilizante para las plantas en flor antes de la floración.

Debe replantarse todos los años al final del invierno y utilizando un recipiente ligeramente más grande que el anterior. En el fondo de la maceta se coloca una capa de material de drenaje y se cubre con tierra nueva y fresca. Pon después la planta y agrega más tierra. Este espléndido arbusto se reproduce mediante corte semi leñoso de ramas jóvenes, mediante ramificaciones y capas. Los recortes se producen después de la floración o en invierno, entre noviembre y principios de febrero. La rama de propagación es más sencilla y exitosa, simplemente hay que doblar una rama larga y flexible a nivel del suelo y cubrir con tierra.

Poda

arbusto lleno de pequenas flores amarillas

El uso de herramientas específicas bien afiladas y desinfectadas acortará las ramas en aproximadamente 1/3 de su longitud, tanto para dar armonía a la forma como para estimular la siguiente floración, ya que como se sabe, las flores aparecen en las ramas producidas en el año. La Forsythia intermedia también puede elevarse como un árbol si el espacio disponible es limitado y en este caso, la poda debe realizarse de la siguiente manera: la rama más fuerte y más exuberante se elige como la rama central y después los laterales se cortarán en la base.

Dentro de dos años y eliminando gradualmente los retoños que se formarán de todos modos, la planta tendrá un aspecto hermoso y dado su tamaño más pequeño, será perfecta para colocar incluso en balcones o terrazas.

Plagas y enfermedades

Es una planta rústica que teme a los áfidos y los ácaros y si encima el clima es demasiado húmedo sufre el oídio o el llamado mal blanco. Además de la poda de contención y rejuvenecimiento y las fertilizaciones periódicas, este arbusto necesita cuidados poco exigentes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior