¿Qué es el fotoperíodo?

Las plantas tienen fotoperiodo

Las plantas, como organismos vivos que son, se ven sometidas a numerosos estímulos que les sirven para »saber» qué hacer y cómo actuar en cada momento. Por ejemplo, cuando empieza a refrescar, los árboles caducos dejan de alimentar a sus hojas, puesto que estas no sobrevivirían a las heladas.

Pero la cosa va más allá de conocer cuándo es el momento de reposar o de reanudar la actividad. De hecho, la cantidad de horas de luz serán las que determinarán, en gran medida, cuándo deben las plantas de realizar cada una de sus funciones. A este proceso se le conoce como fotoperíodo, y resulta vital para todos los seres vegetales.

¿Qué es el fotoperíodo?

El fotoperíodo es un conjunto de procesos que regulan las funciones de las plantas

El fotoperíodo es el conjunto de funciones que realizan las plantas dependiendo de si es de día o de noche, de la estación del año e incluso del ciclo solar. Dicho de otra manera, la variación en el número de horas de luz, así como de su duración y periodicidad, son factores que influyen en la regulación de la germinación y crecimiento de las plantas.

Por este motivo, en las selvas tropicales húmedas la inmensa mayoría de plantas son de hoja perenne, ya que las temperaturas se mantienen estables todo el año, y llueve con frecuencia.

En cambio, en las regiones donde se registran heladas, y/o sequías, son muchas las que son caducifolias: unas porque tienen hojas que morirían si se cubriesen de hielo o nieve; otras para evitar deshidratarse (el mantenimiento de las hojas conlleva un gasto de agua importante, con lo cual, si se combina calor y sequía, es de esperar que la planta pase sed, puesto que el preciado elemento se perderá con rapidez. Por eso, cuanto menos hojas tengan, menos agua necesitarán, y menos perderán también).

¿Cómo reconocen el fotoperíodo?

Las plantas tienen fotorreceptores que regulan su fotoperíodo

Las plantas cuentan con fotorreceptores que son células sensibles a la luz, las cuales convierten la energía óptica en energía eléctrica. Hay de dos tipos: fitocromos, que son proteínas que actúan como fotorreceptores tanto de luz roja como de luz roja lejana; y criptocromos, que son los que detectan la luz azul.

Cuando lo hacen, desencadenan toda una serie de actividades, dependiendo del tipo de luz que detecten. Así, mientras que los fitocromos desencadenan la producción o inhibición de las flores, los criptocromos regulan la germinación de las semillas y el crecimiento, además del ritmo circadiano, es decir, de la variación en el tiempo de los procesos biológicos que se dan en las plantas (y también en los animales).

Gracias a esto, podemos clasificarlas a partir de cómo responden al fotoperíodo. Por ejemplo, sabemos que hay plantas de días cortos, de días largos y otras que, simplemente, no responden al fotoperíodo y que se conocen como neutrales. Las características de cada una de ellas son:

  • Plantas de días cortos: estas son las que necesitan que las noches sean más largas que los días para poder florecer. Algunos ejemplos son el maíz, el café, la poinsetia o la fresa.
  • Plantas de días largos: estas son las que necesitan que haya más horas de luz que de oscuridad para que puedan florecer, como el clavel, la avena o la campanula.
  • Plantas de días neutros: estas son las que florecen en algún momento de su desarrollo, o tras haber estado expuestas a, por ejemplo, un periodo de bajas temperaturas. Algunos ejemplos son los rosales, los tomates o las calabazas.

¿En qué consiste?

Todas las plantas, desde que son solo semillas, se ven sometidas a numerosos estímulos que determinarán su vida. Dependiendo de si son de días cortos, largos o neutros, y del tipo de luz que detecten sus fotorreceptores, realizarán unas funciones u otras.

Por eso, cuando un fotorreceptor de una planta de día corto detecta, supongamos, luz roja, lo que va a pasar en el interior de estas es que no van a producir flores; en cambio, si la luz es roja lejana, se revertirá el efecto. En las que son de días largos, los que se encargan de regular la producción de las flores son los fotorreceptores de luz azul, pero el efecto es el mismo.

¿Se puede controlar el fotoperíodo?

La poinsettia puede florecer en navidad si se regula su fotoperíodo

En la naturaleza, las plantas saben qué hacer en cada momento. Lo llevan haciendo desde que empezaron su evolución, hace más de 300 millones de años, y es de esperar que siga siendo así siempre. Pero los humanos hemos domesticado a muchas plantas; es decir, hemos aprendido a cultivarlas para beneficiarnos de ellas. Desde la invención de los invernaderos, y más tarde de las bombillas que estimulan el crecimiento y/o floración, también estamos aprendiendo a controlar el fotoperíodo de las plantas.

Aunque en un primer momento se hacía para tener alimentos todo el año, ahora también se hace para acelerar algún proceso que nos agrade, por ejemplo para que estén bonitas en algún mes en concreto (como la poinsettia, que es un arbusto al que obligamos que florezca, es decir, que saque sus brácteas rojas, en Navidad).

Lo más interesante es que no necesitamos gran cosa para controlar el fotoperíodo. Siguiendo con el ejemplo de la poinsettia, en invierno solo tendrás que ponerla en una zona donde no le dé el sol de forma directa durante doce horas, y donde esté a una temperatura de unos 20ºC, hasta que veas que florecen.

Artículo relacionado:
Cómo enrojecer las hojas de la Flor de Pascua

Y si lo que quieres es adelantar la temporada de algún cultivo, puedes sembrar sus semillas en un germinador eléctrico. De esta forma, podrás cosechar por ejemplo lechugas mucho antes de lo previsto.

¿Qué te ha parecido este tema?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.