Frankliniella occidentalis

Plaga en cultivos

Son muchas las plagas que atacan a nuestros cultivos sino mantenemos ciertas condiciones óptimas. En ocasiones, aunque tengamos un extremo cuidado con nuestras plantas es inevitable que muchos insectos hagan de las suyas para poder alimentarse y reproducirse a través de nuestros cultivos. Hoy vamos a hablar de una de las plagas conocidas como el trips de las flores. Se trata de la Frankliniella occidentalis.

En este artículo vamos a contarte todas las características, ciclo biológico, tratamiento y curiosidades sobre la Frankliniella occidentalis.

Características principales

Este tipo de insecto es considerado de los más problemáticos a la hora de establecer nuestros cultivos. Es un tipo de tisanopteros a los que se le conocen por el nombre de trips o arañuelas. Estos insectos de pequeño tamaño se alimentan de los cultivos y son portadores de virus. Esto hace que el problema sea el doble. Y es que, no sólo es capaz de atacar a nuestras plantas y acabar con las hojas y frutos de la misma, sino que también ayuda a propagar enfermedades.

Dentro del orden de los tisanopteros existen miles de especies. Sin embargo, a la que más atención hay que prestar dada su importancia como plaga y vector de virus es la Frankliniella occidentalis. Estos insectos son plagas de muchos cultivos esenciales como lo son el tomate. Para poder detectar a estos trips hay que buscarlos principalmente en los botones florales. También podemos encontrarnos a través de algunas señales que van dejando conforme actúan en los cultivos. Estas formas de dejar rastro son unas manchas plateadas en las hojas que se generan como producto de la succión de este insecto y la reacción química que se provoca entre la hoja y su saliva.

Los frutos que están recién creciendo y madurando también sufren daños por parte de estos insectos. Al igual que en las flores y hojas si el trip acaba atacando a dichos frutos podemos ver las manchas plateadas que hemos mencionado anteriormente.

Ciclo biológico de la plaga Frankliniella occidentalis

Ciclo de la Frankliniella occidentalis

Vamos analizar ahora cuál es el ciclo biológico de estos insectos para poder conocer más sobre su biología y reproducción. El periodo en el que es tan sólo un huevo suele durar entre 4 y 8 días. Cuando salen del huevo son llamadas ninfas y este periodo es el que necesitan gran alimentación para poder crecer. Es aquí donde producen los mayores daños en los cultivos ya que necesitan grandes cantidades de comida para desarrollarse al estado adulto. Este ciclo de ninfa dura entre 4 y 7 días.

Es aquí donde también dejan las manchas plateadas tras succionar en las hojas y en los frutos de nuestros cultivos. Una vez ha pasado la etapa ninfa pasa a ser una pseudopupa que dura entre 2 y 6 días. En esta pequeña etapa ya comienza a prepararse para hacer un individuo adulto y, aunque su tasa de succión en las hojas y flores de las plantas cultivadas es menor, también siguen provocando daños.

Finalmente, pasan a su etapa adulta en la que pasan varios días y utilizan principalmente esta etapa para su reproducción. Es en estos días en los que los insectos se reproducen para depositar los huevecillos de nuevo en el envés de las hojas. Lo ideal para acabar con esta plaga es atacar cuando aún son huevecillos o ninfas. De esta forma, no permitimos que se desarrollen a la etapa adulta y se reproduzcan en cantidad.

Control biológico de Frankliniella occidentalis

Trips occidental de las flores

Para poder llevar a cabo un control biológico debemos saber primero que es uno de los vectores del virus del bronceado el tomate. Este virus se produce ya que estos insectos inyectan saliva y lo introducen dentro de la salvia cuando son ninfas. Aunque este virus se le conoce como el bronceado de tomate no es exclusivo de esta solanácea. Este virus también ataca otros cultivos principales como lo son las lechugas, las berenjenas, fresas, coles, pimientos, entre otros.

Por ello, necesitamos realizar un control biológico para reducir las poblaciones de la Frankliniella occidentalis y qué mejor que sin utilizar químicos para dañar nuestros cultivos. Uno de los géneros de insectos que puede encontrar eficazmente a estos trips son los Orius. No son más que heminópteros que pertenecen a la familia Anthocoridae y que ayudan a controlar las poblaciones de estos insectos a la vez que de la araña roja y la mosca blanca.

Los Orius tienen una ventaja en el control biológico de plagas y éste es un especie que no es para nada rara que haya que estar introduciendo nuestros cultivos. Estos insectos se encuentran establecidos de por sí siempre que hayan equilibrio de poblaciones. Normalmente, si empleamos insecticidas en nuestros cultivos es normal que no puedan extenderse poblacionalmente.

Si queremos ver que este control biológico está surtiendo efecto no tenemos más que observar detenidamente las flores cuando comienza la floración del mismo. Si le inspeccionamos detenidamente podemos ver cómo los Orius depredan a los trips acabando con ellos y reduciendo sus poblaciones. Sin embargo, los Orius son muy sensibles si aplicamos insecticidas comunes que se pueden utilizar en los cultivos normalmente como lo es el imidacloprid.

Cómo utilizar los Orius

Frankliniella occidentalis

Frankliniella occidentalis

Debido que es un control biológico y no es algo tan habitual como suele ser el uso de insecticidas vamos a explicar cómo se deben utilizar los Orius. Lo primero de todo es detectar a la Frankliniella occidentalis. Una vez hemos visto y situado a esta plaga debemos realizar una suelta de estos depredadores. Uno de los momentos más idóneos para hacer la sueca de los Orius es cuando se inicia la floración. Cuando comienza la floración de estas plantas se hace la suelta de Orius sin que haya presencia de Frankliniella occidentalis.

La sueltas deben realizarse principalmente en las hojas y la dejamos actuar durante algunos días. En ese momento se inicia la reproducción y el desarrollo del insecto. Durante estos días de funcionamiento es interesante también aplicar con detenimiento en aquellos focos de las plantas donde haya más cantidad de Frankliniella occidentalis. Lo bueno que tiene los Orius con respecto a otros tipos de control de plagas es que depreda más cantidad de enemigos de los que puede llegar a comer. Esto hace que, aunque no acabe comiendo todos los trips sí que acabará con ellos.

Espero que con esta información puedan conocer más acerca de la plaga de la Frankliniella occidentalis.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.