¿Cómo cultivar frutos del bosque en un jardín?

Los frutos del bosque los puedes cultivar en un jardín

Pasear por la naturaleza es siempre un placer. Escuchar el sonido de los pájaros y del viento, observar la diversidad de plantas que hay… Dependiendo de la estación del año en la que te encuentres, es posible incluso que puedas saborear algunos frutos del bosque, como las moras, las frambuesas o los arándanos.

Si quieres tener estas plantas en tu jardín, patio o terraza, no te será difícil conseguirlas, puesto que se venden con frecuencia en los viveros y centros de jardinería al multiplicarse con facilidad, ya sea por esquejes o semillas. Así que no dudes en adquirir algunas, que a continuación nosotros te explicaremos cómo cuidarlos 🙂 .

¿Qué son los frutos del bosque?

Antes de nada, es importante saber cuáles son esos frutos comestibles que podemos encontrar en un bosque, puesto que de lo contrario no sabremos qué especies comprar. Pues bien, estos son también llamados frutos rojos, si bien no todos son de ese color (como los arándanos azules), que son bayas producidas por arbustos silvestres que tienen un sabor dulce o ácido, y que son muy jugosos.

La mayoría de estas bayas son comestibles, pero hay que tener cuidado cuando vayamos de excursión a un medio natural, puesto que hay algunas que no lo son. Y es que, en la naturaleza, el tener un color muy llamativo a menudo es un signo claro de toxicidad (como por ejemplo pasa con los lichis comidos en exceso).

¿Cuáles son?

Pero, ¿a qué llamamos frutos del bosque? En realidad, son muchos más de los que en un principio podríamos pensar, siendo las más populares las siguientes:

Arándano (rojo y azul)

Arándano azul en la planta

Es un arbusto perennifolio perteneciente al género Vaccinium originario de Europa, Norteamérica y Asia que puede crecer como arbolito muy ramificado o tener porte rastrero (dependiendo de la especie) creciendo hasta alcanzar una altura de entre los 20cm y los 2 metros. Sus hojas son pequeñas, ovales y verdes, y produce sus frutos en otoño.

Artículo relacionado:
Cultivo de arándanos (Vaccinium myrtillus)

Cerezo

Las cerezas son frutos comestibles

Es un árbol caducifolio cuyo nombre científico es Prunus avium que puede alcanzar los 30 metros de altura. Es nativo de Europa y de Asia, y desarrolla una copa amplia, piramidal-alargada, compuesta por hojas simples, con el margen crenado o aserrado, y grandes de hasta 15cm de longitud. Florece en primavera, antes de la brotación de las hojas, y fructifica en verano-otoño.

Artículo relacionado:
El cultivo del cerezo

Endrino

Las endrinas son frutas comestibles

Es un arbusto caducifolio muy enmarañado y espinoso cuyo nombre científico es Prunus spinosa. Originario de Europa Central y Meridional, Asia occidental y el norte de Argelia y Túnez. Crece hasta los 4 metros de altura, y sus hojas son pequeñas, ovales, alternas y pecioladas. Su fruto madura en verano-otoño.

Artículo relacionado:
Endrinas, el arbusto que todo el mundo debería de tener en su huerto

Frambuesa

Las frambuesas son rojas

Es un arbusto perennifolio cuyo nombre científico es Rubus idaeus nativo de Europa y del norte de Asia que crece entre los 1,5 y los 2,5 metros de altura. Sus hojas son lanceoladas, verdes, y brotan de ramas de color rojizo. Los frutos, parecidos a las zarzamoras pero más pequeñas y blandas, maduran hacia finales del verano/comienzos de otoño.

Artículo relacionado:
Cómo y cuándo plantar frambuesas

Fresa

Las fresas son frutos rojos

Conocida como frutilla o frantera, es una planta herbácea perennifolia originaria de Europa cuyo nombre científico es Fragaria vesca. Alcanza una altura de unos 30-35 centímetros, con hojas arrosetadas compuestas por tres folíolos con el margen aserrado, de color verde. Los frutos van madurando a lo largo del verano.

Artículo relacionado:
Cultivo y cuidados de la fresa

Madroño

El madroño es un arbusto de hoja perenne

Conocido también como madroñero, es un arbusto-arbolito perennifolio cuyo nombre científico es Arbutus unedo. Originario del sur de Europa y del norte de África, crece entre 4 y 7 metros de altura, con hojas lanceoladas y serradas o serruladas. Sus frutos están listos para su consumo en otoño.

Artículo relacionado:
El madroño como árbol típico del mediterráneo

Grosella

Las grosellas rojas son bayas pequeñas

Son arbustos caducifolios pertenecientes al género Ribes, siendo las especies más cultivadas la Ribes rubrum (grosella roja) y la Ribes nigrum (grosella negra). Su origen se encuentra en Europa Occidental, y crecen hasta alcanzar alturas entre 1 y 2 metros. Producen hojas grandes, palmadas, de color verde, y unos frutos en racimos que maduran en verano-otoño.

Artículo relacionado:
Todo sobre la grosella

Mora

La morera roja es un árbol caducifolio

La morera es un árbol caducifolio nativo de Asia perteneciente al género Morus, siendo las especies más conocidas la Morus nigra (morera negra), Morus rubra (morera roja) o la Morus alba. Crecen entre los 10 y los 15 metros de altura, con un tronco más o menos recto y hojas grandes, de hasta 20 centímetros de longitud. Produce frutos comestibles en otoño.

Artículo relacionado:
Moreras

Zarzamora

La zarzamora es una trepadora invasiva

Conocida también como zarza o mora, es un arbusto espinoso trepador originario de Europa, el norte de África y el sur de Asia cuyo nombre científico es Rubus ulmifolius. Es muy invasiva, pudiendo crecer hasta 1,5cm por día, y al ser espinoso apenas tiene rival. Las hojas son perennes, imparipinnadas, con el margen dentado o aserrado y verdes. Produce drupas en racimos de color negro al madurar.

Artículo relacionado:
Zarzamora, planta comestible de muy rápido crecimiento

¿Cómo se cuidan?

Ahora que sabes cuáles son y sus características principales, toca averiguar cómo se cuidan:

Ubicación

Son plantas que han de estar en el exterior. ¿Dónde? Bueno, si son árboles (cerezo, morera) han de estar en una exposición soleada; en cambio, si son arbustos o herbáceas puedes tenerlos en semisombra.

Tierra

  • Maceta: ha de ser fértil, con buen drenaje. Recomendable mezclar mantillo (en venta aquí) con perlita (en venta aquí).
  • Jardín: rica en materia orgánica, bien drenada.

Riego

En general, el riego ha de ser de moderado a frecuente, especialmente en verano. Regar una media de unas 3 veces por semana en la época de más calor y sequía, y algo menos el resto.

Abonado

Los frutos del bosque suelen ser rojos

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se han de abonar con abonos ecológicos, como el guano (en venta aquí) o el estiércol de vaca (en venta aquí).

Poda

Si es necesario, podar a finales de invierno. Se han de quitar las ramas secas, enfermas, débiles y/o las que estén rotas. No te olvides de desinfectar las herramientas antes y después de su uso para prevenir infecciones.

Plagas y enfermedades

Pueden verse afectadas por cochinillas, pulgones y mosca blanca sobretodo. Pero no hay que descartar la araña roja ni los hongos.

Las plagas se pueden tratar con tierra de diatomeas (en venta aquí), y los últimos con fungicidas.

Rusticidad

Depende de la especie, pero todas las que has visto aquí resisten heladas de hasta los -7ºC sin problemas; algunas como el cerezo o la morera más (hasta los -18ºC). Si tienes dudas, consúltanos.

¿Cuáles son las propiedades de los frutos del bosque?

Los frutos del bosque o frutas rojas son unos de los mejores aliados para la salud que podemos tener. Son ricos en antioxidantes, vitamina C y hierro, de manera que gracias a ellos podemos gozar de un sistema inmunológico más fuerte, y un organismo más resistente a las enfermedades. Algunos, como los arándanos rojos, se pueden consumir como parte del tratamiento de las infecciones urinarias de repetición; otros, como las fresas, son ideales para personas que sufren de reuma ya que son antiinflamatorias.

¿Cómo se consumen?

Los arándanos azules son bayas comestibles

De varias maneras:

  • Crudas
  • En mermeladas
  • Postres como helados y tartas
  • Infusión

Infusión de frutos del bosque

Sin duda la infusión de frutos del bosque es lo que más se conoce; no en vano, en un vaso con agua puedes reunir todas las propiedades de diversos frutos rojos, lo cual es algo que tu cuerpo agradecerá, pues obtendrás un sistema inmune más fuerte, podrás prevenir o tratar el estreñimiento, mejorar la circulación sanguínea, combatir el colesterol y la anemia, eliminar las toxinas, e incluso te puede ayudar a bajar de peso.

¿Cómo se prepara?

Si quieres tomarla, necesitas:

  • 2 moras troceadas por la mitad
  • 1 cucharada sopera de fresas troceadas en cuatro partes
  • 1 ciruela troceada en cuadrados
  • 1 cereza picada en cuadrados
  • 1 hoja de hierbabuena o de menta

El modo de preparación es el siguiente:

  1. Primero, tienes que poner a hervir agua en un cazo.
  2. Después, la retiras y la echas en un recipiente que resista el calor.
  3. Luego, le añades los ingredientes previamente lavados.
  4. Por último, dejas reposar la infusión unos 5 minutos y listo.

¿Qué te ha parecido este artículo? Esperamos que disfrutes mucho cultivando tus propios frutos del bosque 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.