Guía de compra de un gallinero

Gallinero

Cuando tienes un terreno, bien porque vives en una casa con amplio jardín, o porque tienes una pequeña granja, es habitual considerar poner un gallinero y, así, criar pollos, gallinas y gallos para disfrutar de su compañía y de los productos que ellos nos dan. ¿Estás buscando un gallinero?

La elección correcta de uno es importante, porque no basta solo con elegir uno que sea acorde al espacio que tienes, sino que también debes cuidar aspectos como la ubicación, el mantenimiento y cómo hacer para que funcione de manera adecuada. Por eso, aquí te dejamos los mejores del mercado y te damos las claves para que funcione al 100%.

Top 1. El mejor gallinero

Pros

  • Tiene tres zonas diferenciadas para las gallinas.
  • Tiene el techo cubierto de asfalto para proteger a las gallinas, y al gallinero de la lluvia.
  • Dispone de cajón de excrementos extraible para un mantenimiento diario.

Contras

  • Es bastante grande, no apto para cualquier espacio.
  • Tienes que montarlo.
  • Has de tener cuidado de que las gallinas no se escapen al abrir las puertas.

Selección de gallineros

Casa para gallinas de EUGAD

Un gallinero hecho de pino macizo con un tratamiento para poder estar en el exterior y que no se deteriore. Es pequeño, ideal para 1-2 gallinas, y dispone de tres puertas con malla metálica para que las gallinas no se escapen pero sí vean el exterior. Tiene dos alturas.

Gallinero de exterior de madera vidaXL

Este gallinero tiene el diseño de una casita, con unas dimensiones no demasiado grandes y tres zonas diferenciadas: la casa, la caja nido y el corral. En él pueden vivir cinco gallinas sin problema.

Gallinero Gardiun

Es un gallinero bastante grande y de exterior, fabricado para soportar las inclemencias del tiempo. Dispone de una ventana exterior para poder observar a las gallinas sin molestarlas, además de sistema de ventilación. Ideal para tener 5 gallinas.

Gallinero con ponedero de Pawhut

Con un tamaño más amplio, este gallinero tiene diferentes niveles. Se coloca al aire libre y está protegido con alambre para proteger a las gallinas de animales depredadores. Además, está cubierto de tela asfáltica para soportar las inclemencias del tiempo.

Jaula de gallinas de exterior grande

Para aquellos que tienen un mayor número de gallinas y requieren un gallinero de al menos 3 metros de ancho, este es uno de los más recomendados. Dispone de una estructura de acero galvanizado con un tejado de polietileno. Sí se recomienda introducir en su interior algunas zonas o gallineros más pequeños, o bien adaptar espacios para los distintos usos de las gallinas, sobre todo en la zona de descanso.

Guía de compra de un gallinero

¿No tienes claro cómo comprar un gallinero? ¿Debe ser más grande o más pequeño? ¿Y si tienes crías? ¿Cómo es mejor? Aquí te damos algunos consejos para que tu elección sea más sencilla de tomar.

Capacidad

No es lo mismo tener una gallina que tener cinco. El gallinero debe ir acorde al espacio que cada una de ellas necesita. Por eso, la capacidad de este debe estar siempre muy presente a la hora de la compra. Para que te hagas una idea, un gallinero para cinco gallinas ha de tener unas medidas mínimas de 1 metro cuadrado (en climas cálidos, en climas fríos es preferible agrupar a 8 gallinas en ese mismo espacio para que así se den calor).

Tipos

Dentro de los gallineros, en el mercado puedes encontrarte con muchos tipos diferentes. Eso permite que se adapten al espacio o a las necesidades de los animales, pero también pueden darte un quebradero de cabeza al no saber cuál es coger.

En general, tienes:

  • Gallineros grandes. Ideales para cuando vas a meter varias gallinas, porque necesitan espacio suficiente para convivir sin peleas.
  • Gallineros pequeños. Cuando tienes solo una gallina y poco espacio para ubicarlo.
  • Prefabricados o caseros. Es decir, ya hechos o bien aquellos que puedes construir tú mismo. Estos últimos tienen la ventaja de que puedes personalizarlos a tu gusto y necesidades, pero requieren tiempo de construcción y pueden salir más caros.
  • De interior o de exterior. Dependiendo de dónde vayas a colocar un gallinero, tendrás que escoger uno que sea resistente a las inclemencias del tiempo o no.

Calidad y precio

Por último, no debes olvidarte de la calidad de los materiales con que está hecho, porque eso te ayudará a saber si va a durarte mucho tiempo o no. Dependiendo de este, amortizarás el precio que pagues por él.

En cuanto al precio, lo cierto es que este varía bastante, dependiendo del tamaño, que sea de exterior o de interior, que tenga más detalles o sea más básico hará que su precio oscile. Lo bueno es que habrá un gallinero para cualquier presupuesto que tengas.

¿Dónde poner el gallinero?

¿Dónde poner el gallinero?

Si ya has decidido el gallinero que más te llama la atención, entonces es posible que ahora te quede solo un paso importante con respecto a este: dónde vas a colocar el gallinero. Ten en cuenta que la ubicación debe ser en un lugar que esté protegido de las inclemencias del tiempo. Es decir, donde no tenga corrientes de aire, no haga mucho frío o calor, no le llueva demasiado… Todo eso perjudicará a los animales que tengas en él, pero también se deteriorará antes el gallinero, y al final tendrás que gastar más dinero.

En general, escoge a la sombra para ponerlo, o en semisombra, si el clima en tu ciudad es demasiado frío, aun en verano.

¿Cuál es el mantenimiento de un gallinero?

¿Cuál es el mantenimiento de un gallinero?

Tener un gallinero implica llevar a cabo un buen mantenimiento, sobre todo para proteger a tus animales de enfermedades o de problemas que puedan poner en riesgo su salud. Por eso, de manera general, debes limpiar a fondo tu gallinero al menos dos veces al año con lejía o sosa cáustica (y esperar a que se vaya el olor antes de montarlo de nuevo). Y a fondo nos referimos limpiándolo de arriba abajo, dejándolo como nuevo.

Sin embargo, no es el único mantenimiento que debes darle. Cada 15 días conviene que cambies la cama de las gallinas y retires cualquier desecho que haya en el suelo, así como en los aseladeros. Pon paja nueva y limpia y así evitarás piojos y otros bichitos indeseables.

A diario también te recomendamos que limpies tanto los comederos como los abrevaderos.

¿Cómo hacer un gallinero?

Si se te da bien el bricolaje, tienes tiempo y además no encuentras el gallinero que necesitas al precio que buscas, siempre puedes construirlo tú mismo. Para ello necesitas material, que puede ser variado, desde madera, contrachapado, palets… como base a elementos de construcción (tela metálica, bisagras…).

Lo primero que necesitas es hacer un diseño de la estructura del gallinero, siempre con el espacio suficiente para las gallinas que quieres tener. A continuación, debes tener a mano todos los materiales, es decir, madera, tornillos, herramientas, malla de metal, paja, pestillo…

Ahora solo tendrías que seguir tu propio diseño, construyendo las paredes y el tejado con la madera y uniéndolos con los tornillos y el pestillo (este para abrir el gallinero y limpiarlo o coger los huevos). En el interior debes dividir la superficie por zonas: una para comer, una para dormir, una que sirva de nido… Si es muy pequeño, entonces no tienes que hacerlo.

Dónde comprar

¿No te ha convencido ninguno de los gallineros de los que hemos hablado? ¿Buscas otro tipo de gallineros? No te preocupes, lo cierto es que hay varias tiendas donde puedes adquirir uno. Aquí te recomendamos las que nos parece que tienen más opciones y donde puedes encontrar más fácilmente uno basado en tus necesidades.

Amazon

En Amazon no solo hay los modelos de los que hemos comentado, en realidad hay muchos más de diferentes precios, tamaño, diseño… Así que puedes echarle un vistazo a su buscador para ver si alguno encaja con lo que tú estás buscando.

Leroy Merlin

Otra opción que puedes considerar es Leroy Merlin. En este caso tienen un catálogo más limitado, pero hay algunos gallineros que están muy bien de precio y pueden adaptarse a lo que buscas, incluso uniendo varios.

Segunda mano

Por último, si tu presupuesto es muy ajustado y necesitas uno que se te sale demasiado, ¿por qué no buscar en productos de segunda mano? Muchas veces el hecho de que estén usados baja el precio, y no por ello están en mal estado o se rompen antes.

Solo tienes que tener cuidado a la hora de comprar y revisar muy bien el producto antes de hacerlo. Entre los descuentos, en algunos casos pueden llegar a salir por el 50% o más de su precio como nuevos, lo cual se hace más accesible.

¿Te animas a tener tu propio gallinero y disfrutar de productos ecológicos?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.