Garambullo (Myrtillocactus geometrizans)

Myrtillocactus geometrizans o garambullo

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

El garambullo es uno de los cactus que más fácilmente podemos encontrar en los viveros, y no porque sea común (que lo es), sino más que nada porque es uno de los que crecen más rápido sin apenas cuidarlo.

Además, tiene numerosos usos: tanto ornamentales, como medicinales o, por supuesto, como planta de protección debido a las afiladas espinas que posee. Pero, ¿cómo mantenerlo sano?

Origen y características

La flor del garambullo es blanca

Imagen – Flickr/Amante Darmanin

El garambullo, cuyo nombre científico es Myrtillocactus geometrizans, es una cactácea endémica de México. Crece como arbusto o arbolito muy ramificado y con forma de candelabro de 2-7 metros de altura. Los tallos miden entre los 6 y los 12cm de diámetro, tienen entre 6 y 8 costillas y son de color azulado. De las areolas brotan una espina central de 1-3cm de largo y de color gris, y otras que son radiales que miden 5-8cm de largo.

Las flores son axilares, miden hasta 8,5cm de diámetro por 3cm de ancho, y son verde-amarillentas. El fruto es globoso, de color rojo oscuro, púrpura o azulado y tiene algunas espinas débiles. Su pulpa es comestible, de color púrpura. Y las semillas son ovaladas, negras, y de 1,2 a 1,7mm de largo por 1 a 1,5mm de ancho.

Usos

Aparte de usarse como ornamental, el garambullo tiene otros usos:

  • Comestible: con los frutos se preparan gelatinas, licores, mermeladas, y aguas.
  • Leña: la planta seca es una importante fuente de leña en las comunidades rurales de su hábitat natural.

¿Cuáles son sus cuidados?

Planta de Myrtillocactus geometrizans

Imagen – Wikimedia/Frank Vincentz

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: el garambullo es un cactus que ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Jardín: crece en suelos bien drenados.
    • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Riego: serán suficientes de 2 a 3 riegos por semana durante el verano y cada 4-5 días el resto del año.
  • Multiplicación: por semillas y esquejes en primavera o verano.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado. Si está en maceta, trasplantar a otra mayor cada 2 años.
  • Rusticidad: por experiencia te puedo afirmar que resiste bien hasta los -2ºC si es un ejemplar adulto y aclimatado, aunque lo ideal sería que no bajara de los 8ºC.

¿Qué te ha parecido este cactus?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   esteban castillo dijo

    es un excelente cactus, sobre todo por sus frutos, donde conseguir esquejes?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Esteban.

      Te recomendamos visitar algún vivero de tu zona, o preguntar en alguna tienda online de suculentas. Seguro que ellos podrán ayudarte.

      Saludos!

  2.   Manolo dijo

    Hola es precioso, tengo uno que tiene 10 años y todavía no me ha florecido, sabes porque,? Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Manolo.

      ¿Lo tienes en el suelo o en maceta? Si está en maceta puede ser que le falte espacio si lleva más de 2 años en la misma.

      Aunque es probable que lo único que pase es que necesite más tiempo para florecer 🙂 . Puedes abonarlo con un fertilizante para cactus, siguiendo las instrucciones del envase, para ayudarle.

      Saludos!