Gazanias: cuidados

Las gazanias son plantas de fácil cultivo

¿Cuáles son los cuidados de las gazanias? Estas curiosas flores, que se abren únicamente durante los días en los que las nubes dejan al sol asomarse, y que no superan los treinta centímetros de altura, son perfectas para decorar el exterior. Y es que, quedan igual de bien en un balcón, que en jardín.

Además, las semillas brotan en primavera, a los pocos días de haberlas sembrado, así que no es nada complicado tener unas cuantas plantas por un precio muy bajo. De modo que si quieres que te duren unos cuantos años, a continuación vamos a ver cómo se cuidan.

¿Cómo se cuidan las gazanias?

Las gazanias se cuidan fácilmente

Si te encantan las gazanias y quieres aprender a cuidarlas correctamente, presta atención a los consejos que te vamos a ofrecer. Así, seguro que tus plantas florecerán todos los años:

Ponlas en un lugar soleado

Las gazanias son unas de las hierbas que más necesitan estar en lugares en los que el sol directo les llegue de manera directa. No solo es importante para tener un crecimiento adecuado, sino que sin la luz del astro rey sus flores no abrirían. De hecho, tú mismo podrás observar que los días nublados les cuesta abrir, o que cuando el sol se esconde tras el horizonte sus pétalos se cierran.

Por este motivo, también es de vital importancia colocarlas delante de plantas más grandes que ellas, para que no les den sombra. Así pues, no sería buena idea plantarlas por debajo junto a los árboles, pero sí en un parterre de flores que recibiera el impacto directo de los rayos solares durante todo el día.

No te olvides de regar a tus gazanias

Estas plantas necesitan agua para hidratarse y estar vivas. Pero eso sí: como ocurre con todo, es mejor evitar los extremos, ya que saldrán perjudicadas igual tanto si las regamos poco como si las regamos demasiado. Así pues, debemos de encontrar el punto medio, es decir, tenemos que averiguar con qué frecuencia hay que regar a nuestras gazanias.

Para ello, hay que tener en cuenta varias cosas:

  • El clima: en los cálidos y secos necesitarán riegos más frecuentes que en los que llueve con frecuencia.
  • Interior o exterior: aunque las gazanias han de estar en el exterior siempre para que puedan florecer, si vivimos en una zona donde el invierno es muy frío sí que tendrás que tenerlas en casa ya que solo resisten las heladas de hasta los -4ºC. Por ello, durante esos meses las regaremos menos que si las tuviésemos fuera, puesto que la tierra va a permanecer húmeda más tiempo.
  • Maceta o suelo: las plantas que están en macetas se riegan más, ya que la tierra tarda menos en secarse.

Partiendo de esto, durante el verano hay que regar un promedio de 3 veces por semana, mientras que el resto del año lo haremos una o dos veces por semana. Pero, insisto: cada clima es diferente. Si tienes tus plantas en un lugar donde llueve con frecuencia, tendrás que regarlas mucho menos que yo, que vivo en una zona donde pueden pasar varios meses sin llover.

Y por cierto, si las vas a tener en macetas, ponlas en unas que tengan agujeros en su base, pues de lo contrario no tardarán en ponerse amarillas debido al exceso de agua. Por ello, tampoco es buena idea colocarles un plato debajo, a no ser que te acuerdes siempre de escurrirlo después de haber regado.

¿Qué tierra necesitan?

Las gazanias son plantas que quieren sol

Independientemente de si vamos a cultivarlas en macetas o en el suelo, es importante que la tierra drene bien el agua. A sus raíces no les gusta estar encharcadas, de manera que es importante asegurarse de que el medio en el que van a crecer es el adecuado. ¿Cómo se hace eso? De la siguiente forma:

  • Tierra del jardín: haz un agujero de unos 40 x 40 centímetros en el suelo y llénalo de agua. Si ves que se absorbe desde el primer momento en el que cae, y lo hace a buen ritmo, entonces podrás plantar tus gazanias en él sin problema. En el caso de que tarde más de media hora, mezcla sustrato de cultivo universal (en venta aquí) con perlita a partes iguales, y usa esta mezcla para rellenar el agujero y plantar tus flores.
  • Sustrato para plantas en maceta: a veces las marcas más conocidas no son las mejores. Por eso, te recomendamos que compres sacos de tierra que lleven perlita, ya que este es un material que favorece el drenaje del agua. Y si no lo llevan, puedes mezclar tú mismo turba con perlita (en venta aquí) a partes iguales.

Abónalas para que crezcan felices

Las gazanias van a crecer mejor y les va a costar menos florecer si se abonan con regularidad, especialmente si se cultivan en macetas ya que la tierra de la que disponen es muy limitada y por consiguiente, los nutrientes de los que pueden disponer también. Por eso, si no queremos que se debiliten, tendremos que echarles algún tipo de abono o fertilizante durante los meses cálidos, coincidiendo con su temporada de crecimiento y floración.

¿Cuáles usar? Bueno, hay varios, como por ejemplo:

  • Abonos: compost, humus de lombriz, abono de algas (en venta aquí), estiércol, guano.
  • Fertilizantes: ya que son plantas con flores llamativas, recomendamos fertilizarlas con un fertilizante específico para plantas con flor (en venta aquí), como este.

Poda: ¿sí o no?

Estas plantas son pequeñas, que miden no más de 30 centímetros de altura, por eso, no se deben podar. Pero lo que sí que hay que hacer es quitarles las flores que se vayan marchitando y las hojas secas con las manos o con unas tijeras que habremos desinfectado antes. De esta forma, lograremos que se vean bonitas siempre.

Problemas más comunes de las gazanias

Las flores de la gazania necesitan sol

Aunque son muy resistentes, lo cierto es que a veces pueden tener algún que otro problema:

  • Hojas amarillas: si son las nuevas, es por falta de agua; y si son las inferiores, es por exceso. Para solucionarlo, en el primer caso lo que haríamos será regar a consciencia. En el segundo, suspenderíamos los riegos unos días, pero además, si están en macetas las sacaríamos, envolveríamos el pan de tierra y las tendríamos así durante una noche para luego plantarlas de nuevo en el recipiente.
  • No florecen: las gazanias producen flores en primavera y en verano. Si no lo hacen, puede ser que les falte sol (recordemos que han de estar en un lugar con sol directo), o abono.
  • Sus flores no se abren: puede ser que el cielo esté nublado, o que en ese momento no les dé el sol de manera directa.
  • Enfermedades: aparecen cuando se riegan en exceso. Los hongos que más les afectan son el Rhizoctonia y el Pythium. Ambos pudren las raíces, y después invaden el resto de la planta. Por ello, lo mejor es prevenir, controlando los riegos, e incluso realizando tratamientos preventivos con cobre en polvo durante la temporada de lluvias. Para ello, solo has de echar un poco alrededor de la planta, sobre la tierra. En el caso de que veas moho, hojas con manchas marrones, o que tu gazania empieza a amarillear rápido, trátala con fungicida sistémico como este.
  • Plagas: durante la primavera y el verano pueden ser atacadas por cochinillas o pulgones, las cuales se esconden detrás de las hojas, en el envés, para alimentarse de su savia. Dado que las gazanias son pequeñas, la plaga se puede eliminar de forma manual, o si se prefiere tratándolas con tierra de diatomeas (en venta aquí), que es un insecticida ecológico de alta eficacia. Aquí te dejamos un vídeo en el que hablamos de cómo se usa:

Esperamos en que ahora sepas bien cómo cuidar de tus gazanias.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.