Características y cultivo de las gírgolas

Las gírgolas son una especie de hongos que se pueden cultivar para luego preparar unas deliciosas recetas de cocina. Su nombre científico es Pleurotus ostreatus y se encuentra ampliamente distribuido en todos los entornos naturales que no estén muy modificados por la mano del hombre. En este post te vamos a contar todas las propiedades que tienen las gírgolas, además de cómo se cultiva y los requisitos necesarios para mantenerlos.

¿Quieres conocer más sobre estos hongos? Sigue leyendo para aprenderlo todo.

Características principales

Las gírgolas tienen una característica especial y es que son capaces de desarrollarse en las partes vivas o muertas de las plantas pobres de nutrientes y vitaminas. Lo hacen degradando la materia orgánica. Por lo general, se alimentan de celulosa y lignina que sacan del sustrato.

Gracias a la particularidad de poder crecer en zonas donde hay otras plantas pobres en nutrientes o partes muertas se puede desarrollar en casi cualquier sustrato. Es posible verlos crecer en sustratos como pueden ser algunos residuos agrícolas, pajas, cañas, rastrojos e incluso cáscaras de girasol. Tan solo requieren de algunas pequeñas condiciones para crecer y no es muy exigente, por lo que su capacidad de supervivencia es alta.

El sombrero que posee puede tener dimensiones que van desde los 5 a los 15 cm. Al verlos así bien crecidos se asemejan a las formas que tienen los paraguas. Para saber si es joven tan sólo hay que mirar que su superficie es más convexa y, conforme se va desarrollando, se aplana hasta alcanzar la madurez. El cuerpo fructífero es bastante irregular con un color que puede variar desde el gris claro hasta el marrón oscuro. Nos podemos encontrar ejemplares con tonalidades que varían entre esos dos colores.

Con respecto a las laminillas, podemos decir que son anchas y con color blanco crema. Están bastante espaciadas entre sí. En estas laminillas es donde se producen las esporas que necesita este hongo para poder reproducirse. Las esporas que van generando son de color gris claro y son liberadas hasta la parte superior del sombrero. Tienen un pie bastante corto y puede no estar.

Ciclo reproductivo y valor nutricional

Para que este hongo comience con el periodo de reproducción, el individuo adulto tiene que comenzar liberando las esporas. Para esta situación se requiere de una humedad y temperatura ideales para que se pueda germinar y dar lugar a una hifa. Esta hifa comienza a crecer y a formar un micelio donde la seta se va desarrollando poco a poco.

Se puede decir que el ciclo de reproducción se acaba cuando el fruto maduro libera de nuevo las esporas para comenzar de nuevo con la germinación. Este periodo suele durar entre 7 y 8 semanas en sus óptimas condiciones.

El valor nutricional varía bastante dependiendo de si son gírgolas cultivadas o silvestres. Por lo general, las que son cultivadas en el tronco de un álamo son más grandes y oscuras que las silvestres. También suelen tener el cuerpo más firme. Al contrario de ellas, las que se cultivan en paja de trigo son más pequeñas y frágiles. esto se debe a la cantidad de nutrientes y el espacio que tienen para poder desarrollarse mejor. La paja no dispone de una superficie demasiado grande al contrario que ocurre con los álamos. Por ello lo más común es que se cultiven en las zonas donde tiene un mayor éxito reproductivo.

Por cada 100 gramos de producto nos encontramos con 376 kcal y una composición en su mayoría de hidratos de carbono. Tiene un 18% de proteínas y algunos minerales buenos como es el fósforo, calcio, magnesio, potasio, sodio y hierro.

Cultivo de las gírgolas

Existen varias maneras de poder cultivar las gírgolas y dependen del tipo de sustrato donde se realice y el tipo de manejo que se le haga al ambiente donde se encuentra. Como hemos mencionado antes, tenemos varias opciones de cultivo dependiendo del sustrato: la primera es la de cultivarlas sobre trozos de árboles como es el álamo y otros árboles pertenecientes a la familia de las salicáceas. Esta forma es una de las mejores y más utilizadas.

Por otro lado, tenemos otro método de cultivo que se debe a la siembra en zonas de residuos agroindustriales como puede ser la paja  de trigo, chala de maíz o algunas virutas o cáscaras de girasol. para reducir la cantidad de microorganismos contaminantes se emplean algunas técnicas como lo es la pasteurización y se enriquecen.

Estos dos tipos distintos de cultivos suelen emplearse dependiendo de la zona y el ambiente donde se encuentren. La primera es que sobre el tronco del álamo se mantiene con una mayor exposición al aire libre y apenas se modifica el ambiente en el que se irá desarrollando. Con este sistema de cultivo se logra aumentar la producción estacional y un buen desarrollo del ambiente natural.

En el caso en el que se emplean técnicas con el cultivo de residuos agroindustriales se refieren a sistemas de producción más intensivos y el ambiente está más controlado. Sin embargo,  ara este tipo de producción el grado de inversión inicial es mayor, por lo que implica un riesgo en lo beneficios finales.

Requisitos ambientales

Para que las gírgolas puedan crecer saludablemente necesitan cumplirse una serie de requisitos. Entre ellos es la necesidad de que las temperaturas estén en un rango que va desde los 17 a los 23 grados. Estas temperaturas se dan normalmente en la época de otoño y algo en primavera. Por ello, es en esta época cuando más producción se obtiene.

Ahora sí, la humedad es el requisito más exigente. Y es que como ya sabemos, el requisito indispensable para los hongos es la humedad. Requieren de una humedad alta para poder desarrollarse. El cultivo necesita que la humedad ambiental sea de al menos un 80%.

Una vez se han recogido las gírgolas cultivadas hay que colocar las laminillas hacia arriba para que las esporas que se liberan durante su madurez sexual se vayan almacenando en la cara superior.

Espero que esta información te ayude a conocer más sobre las gírgolas y su cultivo.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Botánica

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.