Gitanillas, una pasión muy española

Gitanillas rojas

Las gitanillas son unas plantas que tienen ramas colgantes y unas flores muy decorativas, de colores muy alegres. Son muy fáciles de cuidar, y eso es algo que lo saben muy bien en Andalucía (España), donde desde hace siglos decoran sus patios con este tipo de geranios: plantados en sus macetas sujetas a la pared, embellecen la estancia de una manera que pocas plantas pueden hacer. Además, como no ocupan mucho espacio, puedes poner tantos como puedas… o quieras 🙂 .

Pero, ¿cómo se cuidan? ¿Se pueden reproducir por esquejes? Para hallar la respuesta a esta y a otras preguntas, aquí tienes nuestro especial sobre una de las flores más populares.

Características de las gitanillas

Flor de las gitanillas

Nuestras protagonistas, a menudo llamadas también Geranio de hiedra o Geranio hiedra, tiene como nombre científico Pelargonium peltatum. Pertenecen a la familia botánica Geraniaceae, y es originaria de Sudáfrica. Se tratan de una planta perenne con ramas colgantes, las cuales tienen hojas con cinco lóbulos obtusos, carnosas, con el borde entero y con peciolo central. Las flores, que brotan desde primavera hasta el otoño, pueden ser simples, dobles y semidobles, y de colores muy diversos: rosa, rojo, blanco,…

Su ritmo de crecimiento es rápido, pero al tener un sistema radicular no invasivo, es frecuente cultivarlas en macetas de no más 30cm, o junto con otras gitanillas (u otros tipos de geranio) en macetones o jardineras de hasta 50cm.

¿Cómo se cuida?

Gitanillas

Los geranios gitanillas son plantas ideales para principiantes, ya que no son nada complicadas. De hecho, para tenerlos preciosos sólo debes tener en cuenta lo siguiente:

Ubicación

Exterior, a pleno sol. Como mínimo, les debe dar unas 4 horas diarias de manera directa para que puedan florecer bien. Por cierto, resisten heladas de hasta los -3ºC, por lo que en el caso de que en tu zona el invierno sea más frío, deberás protegerlas en el interior del hogar, en una habitación en la que entre mucha luz natural.

Riego

Ha de ser muy frecuente, especialmente durante el verano. Pueden soportar unos días de sequía, pero es mejor no arriesgarse. Durante los meses calurosos, te recomiendo regarlas unas 3 veces por semana, y el resto del año cada 4-5 días.

Abonado

Para que produzca una mayor cantidad de flores es muy aconsejable abonar con abonos orgánicos líquidos, como el guano por ejemplo.

Trasplante

A macetas

Nada más comprar las plantas, siempre y cuando sea primavera o verano, se deben de pasar a macetas unos 3-5cm más anchas. Después, una vez cada año hay que volver a trasplantarlas.

Usar para ello sustrato de cultivo universal.

Al jardín

Durante la primavera se pueden plantar en el jardín, haciendo agujeros lo suficientemente profundos para que puedan caber bien.

Poda

A finales del invierno se pueden podar, recortando las ramas para ”obligarlas” a sacar de nuevas las cuales producirán más flores.

Plagas y enfermedades

No suele tener problemas, pero sí que es verdad que tiene un enemigo que puede acabar con ella en cuestión de días y es la mariposa del geranio. Este insecto, en su fase adulta no causa ningún daño, pero sus larvas… son especialmente voraces.

Este insecto, conocido por el nombre científico Cacyreus marshalli, pone sus huevos, normalmente, en los capullos de las flores, pero pueden hacerlo en otras partes de la planta. En cualquier caso, una vez que el huevo eclosione, las larvas se comerán las gitanillas desde dentro. 

¿Cómo detectarlos? En realidad, es más probable que veas antes los síntomas que produce en las plantas que a los propios gusanos. Así pues, sabrás que tiene esta plaga si:

  • Aparecen agujeros en los tallos.
  • Las hojas amarillean y caen.
  • O, por supuesto, si vemos unos pequeños gusanos verdes.

Para eliminarlos, te recomiendo tratar tus plantas con Cipermetrina al 10%. No es un insecticida natural, pero es lo que mejor resultado da, sobretodo si la plaga ya ha causado importantes daños. Normalmente, con un sólo tratamiento es suficiente.

Eso sí, hay que podar las partes afectadas. Si al final no queda mucho del geranio gitanilla que en su día fue, no te preocupes: brotará con fuerza una vez se recupere 😉 .

Reproducción del geranio de hiedra

Esquejes de gitanillas

¿Te gustaría tener nuevos ejemplares? Si es así, puedes hacer esquejes en primavera. ¡Es muy fácil! Para ello, has de proceder de la siguiente manera:

  • Con unas tijeras de poda previamente desinfectadas con alcohol de farmacia, corta unos cuantos tallos que tengan, como mínimo, unos 10cm de altura.
  • Después, humedece su base con agua, e imprégnalas con hormonas de enraizamiento en polvo.
  • Luego, rellena una maceta (preferentemente, una para cada esqueje) con sustrato poroso, como vermiculita, y riégalo.
  • Introduce los esquejes.
  • Y finalmente, para prevenir, espolvorea la superficie con un poco de fungicida natural (azufre o cobre), y riega de nuevo. Así se evitará que los hongos puedan dañarlos.

Si todo ha ido bien -que suele ir bien 😉 – en un mes como máximo tendrás nuevos ejemplares de gitanillas.

Las gitanillas en el patio andaluz

Patio andaluz

Imagen – Interiorcharm.com

Quien haya ido alguna vez a Andalucía seguro que no habrá podido evitar ver los balcones y, sobretodo, los patios andaluces. Están decorados de tal manera en el que se aprovecha el espacio al máximo, un espacio muy alegre, muy vivo, en el que se puede aprovechar para charlar con los amigos o con la familia mientras nos refugiamos del sol andaluz.

Y es que en Andalucía las temperaturas veraniegas superan fácilmente los 35ºC, e incluso pueden llegar a 45ºC en plena ola de calor, por lo que las paredes blancas, que reflejan la luz, como las plantas, actúan de regulador térmico.

Las gitanillas son unas de las plantas que más se utilizan para decorarlos. Sus ramas colgantes y sus preciosas flores han convertido a estos patios en un símbolo del patrimonio cultural español.

Gitanillas

Así pues, ¿a qué esperas para tener unas plantas con las que podrás embellecer cualquier rincón? Estas plantas son mucho más resistentes de lo que aparentan, tanto es así que pueden vivir varios años antes de empezar a debilitarse. Además, se reproducen tan rápida y fácilmente que de un sólo ejemplar puedes sacar unos cuantos más. ¿Qué más se puede pedir? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Flores

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *