Roble australiano (Grevillea robusta)

Vista de las hojas y flores de la Grevillea robusta

Imagen – Wikimedia/Bidgee

La Grevillea robusta es un magnífico árbol que, si bien crece mucho en altura, al tener un tronco más bien delgado y un porte columnar, es una especie interesante para cultivar en jardines de medianos a grandes. Además, se puede tener en maceta durante varios años, siempre y cuando se vaya trasplantando a una siempre mayor cada cierto tiempo.

Sus hojas son muy elegantes, recordando a las que tienen por ejemplo los helechos; pero no son ellas las que poseen todo el valor ornamental de esta planta, sino que sus flores son unas de las más bonitas del género.

Origen y características

Las hojas de la Grevillea robusta son verdes

Imagen – Wikimedia/brewbooks

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio nativo de la costa este de Australia. Se le conoce popularmente como roble australiano, roble plateado, árbol de fuego o pino de oro, y su ritmo de crecimiento es bastante rápido. Alcanza una altura de entre los 18 y los 35 metros, con hojas bipinnadas de color verde oscuro y con un tamaño de 15 a 30cm de largo.

Las flores miden de 8 a 15cm de largo, son de color dorado-naranja y brotan en primavera. Las semillas son producidas en frutos dehiscentes de color pardo oscuro aterciopelado, y son planas aladas de unos 2cm de largo.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las flores de la Grevillea robusta son amarillo-anaranjadas

Si quieres tener un ejemplar de roble australiano, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

Es un árbol que tiene que estar en el exterior, ya sea a pleno sol o en semisombra. Lo ideal es que de joven esté en una zona luminosa pero sin luz solar directa, y que poco a poco a medida que vaya creciendo se exponga por sí solo al sol.

Tierra

  • Jardín: crece en suelos sin cal, fértiles y con buen drenaje.
  • Maceta: usar sustrato para plantas ácidas (en venta aquí). De todas formas, no es una planta que pueda cultivarse en recipiente durante toda su vida.

Riego

Durante el verano habrá que regar muy seguido, especialmente si es una estación muy cálida y seca, ya que no tolera la sequía. El resto del año el riego será más de moderado a escaso, con unos dos a la semana.

En cualquier caso, es importante controlar los riegos, y no llegar a los extremos. Tan malo es regar poco como regar en exceso. Por eso, y para evitar problemas, recomendamos comprobar la humedad de la tierra antes de hacer nada, por ejemplo con un palo delgado de madera o con un medidor digital de la humedad (en venta aquí).

Usa agua de lluvia o sin cal.

Abonado

Estiércol de caballo fresco

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se debe abonar con abonos orgánicos, como el guano (en venta aquí líquido y por aquí en gránulos), el mantillo, el compost o similares.

Solo tienes que tener presente que si la cultivas en maceta es aconsejable usar abonos líquidos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase para que el drenaje siga siendo bueno.

Poda

Tras la floración se puede podar quitando las ramas secas, rotas, débiles o enfermas. También es interesante quitarle las más bajas, sobretodo si tienes otras plantas creciendo bajo su sombra.

Multiplicación

La Grevillea robusta se multiplica por semillas en otoño/invierno y esquejes en primavera. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Primero, tienes que rellenar una bandeja de semillero (como esta que venden aquí) con sustrato para plantas ácidas.
  2. Luego, riega a consciencia, humedeciendo bien todo el sustrato.
  3. Después, coloca un máximo de dos semillas en cada alvéolo, y espolvorea encima de ellas un poco de cobre. Así, evitarás que los hongos las echen a perder.
  4. A continuación, cúbrelas con una fina capa de sustrato.
  5. Por último, vuelve a regar, esta vez con un pulverizador, y coloca el semillero en el exterior, en semisombra.

Germinarán en primavera.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes debes de cortar un trozo de unos 30-35cm de largo, impregnar la base con hormonas de enraizamiento líquidas (en venta aquí) o con enraizantes caseros, y por último plantarlos en macetas individuales con vermiculita.

Manteniendo la maceta en el exterior, en semisombra, y el sustrato húmedo, deberían enraizar al cabo de unas tres semanas.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente, pero si se riega en exceso se verá atacada por hongos, que pudrirán sus raíces. Para evitarlo hay que controlar los riegos, y si quieres hacer tratamientos preventivos con cobre (en venta aquí) una vez al mes.

Rusticidad

Resiste hasta los -8ºC, pero solo si durante el día la temperatura sube de los 0º. No es una planta que se pueda cultivar -al menos, no en el exterior en invierno- en climas fríos.

¿Qué usos se le da?

La Grevillea robusta es un árbol caducifolio

Imagen – Flickr/Tatters

Ornamental

La Grevillea robusta es un árbol que se utiliza mucho como planta de jardín, normalmente como ejemplar aislado aunque tampoco queda nada mal en alineaciones. También se trabaja a veces como bonsái.

Madera

Su madera se utiliza en ebanistería y tonelería.

¿Qué te ha parecido este árbol?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.