Guama (Inga edulis)

Las flores de la guama son blancas

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

La guama es una planta preciosa, de origen tropical, que proporciona una agradable sombra a todos aquellos que quieran disfrutar del aire libre en el jardín. Pero además, puede saciar el hambre ya que sus semillas son comestibles, eso sí, no recién recogidos del árbol.

Se trata de una planta ideal para climas suaves, pero también se puede tener en un patio interior o similar. Descúbrelo.

Origen y características de la guama

Vista de la guama

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Se trata de un árbol caucifolio de la familia de las leguminosas originario de América, concretamente desde México hasta América del Sur, cuyo nombre científico es Inga edulis. Recibe los nombres de guama, jinicuile, cuajiniquil, cajinicuile, aguatope o guaba, y llega a alcanzar una altura entre los 4 y los 30 metros, con un diámetro de tronco de hasta 1 metro. Las raíces son superficiales y muy divididas.

Su copa es amplia y aplanada, compuesta por ramas largas de las que brotan hojas alternas, pinnadas, lanceoladas y con un tamaño de 18 a 30cm de largo. Las flores se agrupan en espigas pedunculadas de color blanco. El fruto es una legumbre de hasta 1 metro de largo por 2cm de ancho que contienen numerosas semillas redondeadas y de color oscuro.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de guama, te recomendamos cuidarlo del siguiente modo:

Ubicación

Es una planta que, siempre que el clima acompañe, es decir, que sea tropical cálido o cuanto menos templado, ha de estar en el exterior, en una exposición soleada o con sombra parcial.

Tierra

  • Jardín: crece en suelos ricos en materia orgánica y con buen drenaje.
  • Macetas: rellenar con una mezcla de mantillo y un 30% de perlita. Puedes conseguir el primero aquí y el segundo aquí.

Riego

El riego ha de ser frecuente pero sin llegar a ser diario. Por lo general, con una media de 3 riegos a la semana durante la época de más calor, y con una media de 1 a 2 riegos semanales el resto del año, podría ser más que suficiente para que tu Inga edulis crezca con salud.

Abonado

Es muy importante abonarlo de vez en cuando durante la primavera y el verano, ya que de lo contrario podría tener un desarrollo y/o un crecimiento un poco deficiente por la falta nutrientes. Así pues, para evitarlo, recomendamos abonarlo con productos ecológicos, como el compost, el guano (en venta aquí), el estiércol de animales herbívoros o el humus de lombriz (en venta aquí), entre otros, una vez al mes.

Multiplicación

Vista de las legumbres de la Inga edulis

Imagen – Flickr/Dick Culbert

La guama se multiplica por semillas en primavera. Veamos cómo proceder:

  1. Primero, introduce las semillas en un colador, y este en un vaso con agua hirviendo durante 1 segundo.
  2. Luego, introduce las semillas dentro de un vaso con agua a temperatura ambiente durante 24 horas.
  3. Pasado ese tiempo, quédate con las semillas que se hayan hundido (las otras lo más probable es que no germinen, aunque puedes sembrarlas en un semillero aparte por si acaso, ya que no es raro que den sorpresas).
  4. Siémbralas en una bandeja de semillero (en venta aquí) con tierra para semilleros (en venta aquí).
  5. Luego, entiérralas un poquito con tierra, para que no queden expuestas de manera directa al sol.
  6. Por último, riega y coloca el semillero en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien y se mantiene la tierra húmeda, germinarán en unos 15 días.

Época de plantación o trasplante

En primavera. Si la tienes en maceta, pásala a otra mayor con agujeros de drenaje a los 2 o 3 años.

Poda

Quítale las ramas secas, enfermas, rotas o débiles en otoño o a finales de invierno. No te olvides de desinfectar las herramientas de poda antes y después de su uso para prevenir infecciones.

Rusticidad

Se cultiva en climas tropicales con una marcada estación seca (de ahí que sea caducifolio). Pero como vive también en algunos puntos de la región andina sudamericana, seguramente pueda resistir heladas débiles de hasta los -2ºC. De todas formas, si quieres hacer experimentos, aconsejamos adquirir semillas antes que plantas.

¿Qué usos se le da a la guama?

Ornamental

Es un árbol muy decorativo, ideal para jardines medianos a grandes que necesiten un poco de sombra. Además, al igual que todas las leguminosas, sus raíces fijan el nitrógeno al suelo, algo que les es de gran utilidad al resto de plantas puesto que ese nutriente es esencial para que el crecimiento se pueda dar.

Comestible

Las legumbres contienen aproximadamente doce semillas, las cuales se pueden consumir cocidas en agua con sal. Tienen un sabor similar al de los garbanzos.

Otros usos

  • Madera: se usa para hacer postes, como leña y como carbón.
  • Reforestación: al ser muy resistente, es una planta muy interesante para reforestar terrenos en sus lugares de origen.

¿Dónde comprar Inga edulis?

Vista de la guama en hábitat

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

Fuera de sus orígenes, no es una planta demasiado común y por lo tanto, tampoco es fácil de encontrar. Sin embargo, puedes buscar en tiendas o viveros online.

¿Qué te ha parecido la guama?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Quieres tener un invierno lleno de color y vida?
Descubre nuestra selección de plantas de invierno y ya verás como vas a disfrutar como nunca de la estación.
15 plantas de invierno para exterior