Guardar bulbos de ciclamen

Guardar bulbos de ciclamen

Con el otoño, y sobre todo el invierno, sabemos que todas esas plantas que nos han acompañado en primavera y en verano van a desaparecer. Algunas pueden resurgir al cabo de unos meses, en la siguiente, primavera, pero otros, necesitan una pequeña ayuda de nuestra parte para hacerlo. Por eso, hoy queremos enseñarte las formas de guardar bulbos de ciclamen, una de las plantas que tienen los llamados «bulbos blandos» y que es aconsejable sacar de la tierra.

¿Quieres saber cuáles son las mejores formas de guardarlos? ¿Y lo que tienes que hacer después para «despertarlos» y poder plantarlos? A continuación te hablamos de todo ello.

Qué pasa con los bulbos en otoño e invierno

Qué pasa con los bulbos en otoño e invierno

Hay muchas plantas de bulbos que, cuando llega la primavera y el verano, están en pleno crecimiento. No dejan de salir ramas u hojas, de echar flores que se mantienen semanas o meses, etc.

Sin embargo, cuando empieza a llegar el mes de septiembre, sobre todo cuando las temperaturas caen, estos van decayendo y pierde irremediablemente sus hojas, sus flores y, de repente, no hay rastro de planta.

Los bulbos, que están en el interior de la tierra, no están muertos. No hablamos de una planta que solo vive una temporada, sino que es una forma de resistencia ya que dentro de la tierra sigue vivo, solo que entra en una especie de letargo esperando a la primavera para empezar a brotar.

Ahora bien, dentro de esos bulbos, nos podemos encontrar los «normales», y los «blandos». Estos son algo más delicados que los anteriores ya que se ven afectados por la humedad, la temperatura fría e incluso las heladas, y para evitar que se pudran o que no rebroten en primavera, hay que darles un tratamiento especial. Además, también en ese momento que los sacas puedes dividirlos para tener más plantas de esa especie.

¿Quieres saber cómo?

Cómo guardar bulbos de ciclamen

Cómo guardar bulbos de ciclamen

Vamos a empezar a aprender a guardar los bulbos de ciclamen. Para ello, hay que esperarse a que la planta se seque. Esto es importante porque, mientras no lo esté, el bulbo está activo. Lo mejor es que te esperes unas semanas desde que veas que va perdiendo las hojas y que la planta va desapareciendo.

Que no te dé miedo a dejar el bulbo cuando empiezan a bajar las temperaturas, no le va a pasar nada ya que el cambio es algo progresivo y aguantará todavía en la tierra.

Solo cuando te cerciores de que ya se ha secado del todo la planta y que no parece que vuelva a brotar, has de excavar un poco en la tierra y, con mucho cuidado, sacar de la tierra el bulbo.

Si tienes más plantas con las que vas a hacer eso es importante que uses una etiqueta o algo parecido para saber qué planta es, a fin de que después no te equivoques a la hora de plantarlos.

Ahora que tienes los bulbos de ciclamen fuera de la tierra, ¿los guardas? Pues no. Una vez los sacas de la tierra lo mejor es que los coloques encima de unas hojas de periódico y que los dejes secar un día entero, a poder ser en un día con sol. De esta manera van a perder la humedad que puedan conservar y, así, te asegurarás de que no van a pudrirse mientras están guardados.

No te preocupes, no le va a pasar nada.

Una vez lo tienes seco, es hora de quitarle la tierra que todavía podía tener. Es importante que, a la hora de guardarlo, lo hagas lo más limpio posible porque aun con la tierra esta podría tener algún virus, bacteria, etc. que le afecte durante los meses que va a estar guardado. Para evitarlo, dale con un cepillo no demasiado fuerte para eliminar cualquier resto de tierra.

Esto también te permitirá ver si hay partes que parezcan podridas ya que es el momento en que podrías quitárselas.

También es el momento en que puedes separar los «hijuelos», es decir, esas plantitas que salen de la madre y que puedes, con cuidado, dividirlas para tener más bulbos.

El truco para guardar bulbos de ciclamen correctamente

El truco para guardar bulbos de ciclamen correctamente

En este momento tienes prácticamente todo el proceso hecho. Lo único que falta es guardar los bulbos de ciclamen. Y el truco está precisamente en esto. En lugar de meterlos todos en una bolsa, es mucho mejor si coges papel de periódico y envuelves cada bulbo de manera individual.

Esto has de hacerlo para tener mayor probabilidad de que todos se conserven bien porque, ¿y si uno se pudre y están los demás al lado? Al final acabarán pudriéndose todos. Por eso, lo mejor es que estén separados y que, con el papel de periódico, se siga absorbiendo la humedad.

También es recomendable que no uses bolsas de plástico para almacenarlos. ¿Dónde los colocamos entonces? Pues en una caja de cartón, por ejemplo, que estarán protegidos. Estas debes ponerlas en sitios frescos, a poder ser donde la calefacción no le afecte y la temperatura no caiga de los 0 grados (el ideal serían 10 grados).

De vez en cuando échales un vistazo para saber si están bien y solo quedará esperar a la primavera para plantarlos.

¿Cómo se replantan los bulbos?

Cuando llegue la primavera, tendrás que sacar los bulbos de la caja donde los tenías y preparar una maceta para plantarlos. No tiene mucho misterio, ya que solo tienes que colocar el bulbo correctamente y cubrirlo levemente con tierra. Riégalo y sigue regándolo de vez en cuando, además de ponerlo al sol (si no aprieta mucho) para que este estimule el despertar.

En general, si están en buen estado, deberían empezar a dar señales de “vida” en cuestión de semanas. Pero si ves que pasa 1-2 meses y no pasa nada, quizá es que el bulbo se ha congelado, pudrido o muerto. Y es que algunas de estas plantas no reviven para siempre, sino que tienen un periodo de vida, pero después no vuelven a revivir. Es lo que le pasa al ciclamen, que sus bulbos solo sirven para 4-5 años, pero después es muy complicado que sigan viviendo.

¿Has guardado bulbos de ciclamen alguna vez? ¿Cuál ha sido tu experiencia con ellos? ¿Tienes algún truco que suelas hacer para mejorar que después crezcan más rápido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.