Guía de cuidados de la extraordinaria Alpinia

Se trata de unas plantas más espectaculares y decorativas. Es una hierba que crece hasta los 3 metros de altura, que puede ocupar una superficie de 4-5 metros cuadrados, y que produce unas flores preciosas las cuales desprenden un aroma muy intenso y agradable.

¿Su nombre? Alpinia, y aquí te dejamos su guía de cuidados para que puedas tener un ejemplar (o dos o tres 🙂 ) decorando el hogar o el jardín.

Características de la Alpinia

Alpinia zerumbet en flor

Pero antes, y como siempre cada vez que hablamos de plantas, vamos a decirte cuáles son sus características principales para que, de este modo, te sea más fácil identificarlas. Empecemos.

Nuestra protagonista es una hierba rizomatosa perenne que crece en Asia oriental. Sus hojas son elípticas, de hasta 70cm de largo por 10cm de ancho, con la base cuneada, de color verde o variegado. Las flores aparecen agrupadas en inflorescencias de racimo, midiendo hasta 40cm de largo por 10cm de ancho. El fruto es una cápsula globosa de 20mm de diámetro.

Su nombre científico es Alpinia zerumbet, aunque se la conoce por los nombres comunes de Alpinia o de Azucena de porcelana. Pertenece a la familia botánica Zingiberaceae, como la cúrcuma.

¿Cómo se cuida?

Alpinia zerumbet 'Variegata'

Ahora que sabemos cómo es, veamos qué cuidados requiere:

  • Ubicación: en climas suaves puede estar en el exterior, tanto a pleno sol como a semisombra; en cambio, si se producen heladas será mejor tenerla en el interior, en una habitación en la que entre mucha luz natural y esté protegida de las corrientes de aire.
  • Riego: frecuente en verano y algo más escaso el resto del año. Es recomendable regar unas 3 veces por semana durante los meses cálidos, y 1-2/semana el resto.
  • Suelo o sustrato: tiene que ser fértil y ha de tener buen drenaje. Si se quiere tener en el jardín, es conveniente mezclar la tierra con un 20% de perlita; en cambio, si se opta por tener en maceta, se debe usar un sustrato de cultivo universal mezclado con un 20% de perlita y un 10% de abono orgánico, como humus de lombriz o estiércol.
  • Abonado: durante toda la temporada de crecimiento (primavera y verano) se debe abonar con abonos orgánicos líquidos, como el guano, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda: para que se vea siempre bonita y evitar la proliferación de hongos y de otros problemas, se deben cortar las hojas secas y las flores marchitas.
  • Multiplicación: por división, en primavera.
  • Rusticidad: soporta hasta los -1ºC siempre que sean puntuales y de corta duración.

¿Habías oído hablar de esta planta?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *