Guía de cuidados de la aralia

La aralia es una planta arbustiva

Imagen – Wikimedia/Araliacostarica

Desde Japón y China se importó una planta muy curiosa y bonita a la vez: la aralia. Sus hojas son palmeadas, de un color verde brillante, y tiene la peculiaridad de que puede crecer estupendamente bien en interiores, donde embellecerá cualquier habitación en la que entre mucha luz natural.

Aquí tienes su guía de cuidados para que tu planta pueda estar tan sana como el primer día 🙂 .

Origen y características de la aralia

Fatsia japonica

Imagen – Flickr/TANAKA Juuyoh (田中十洋)

Antes de pasar a los cuidados, sepamos primero cuáles son sus características. Así te será fácil identificarla cuando quieras adquirirla. Bien, nuestra protagonista es un arbusto o arbolito perennifolio endémico de Japón, donde crece en altitudes por debajo de los 200 metros. Puede alcanzar una altura máxima de 5 metros, con tallos ramificados.

Las hojas son simples, palmatilobadas, glabras, coriáceas y con un tamaño de 10 a 30 centímetros. Las flores se agrupan en panículas terminales de umbelas de 20 a 40 centímetros, y son hermafroditas, de color blanco-verdoso. El fruto es una drupa globosa, la cual mide 0,5cm de diámetro y negruzca al madurar.

Cuidados de la Fatsia japonica

Los cuidados que necesita la Aralia, conocida con el nombre científico Fatsia japonica, son los siguientes:

Ubicación

Al ser muy sensible a las heladas, si vives en un clima donde la temperatura baja de 0º es importante que la tengas dentro del hogar, en una habitación luminosa y lejos de las corrientes de aire.

Si por el contrario el clima es suave, puedes tenerla en el exterior, en sombra pero no total.

Trasplante

Si la quieres plantar en el jardín, deberás de hacerlo en primavera cuando la temperatura mínima sea superior a los 15ºC.

En el caso de que la tengas en maceta, trasplántala a otra mayor cuando veas que se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o cuando ya hayan pasado más de dos años desde el último trasplante.

Tierra

La aralia es una planta perenne

Imagen – Wikimedia/Orengi Harvey

  • Maceta: muy recomendable usar sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita para que el drenaje sea bueno.
  • Jardín: crece en suelos ricos en materia orgánica, ligeros y preferentemente algo ácidos.

Riego

Por lo general, se debe regar unas dos veces por semana en verano, y cada 5-6 días el resto del año. Si está en maceta, no hay que dejarle el agua en el plato más de 30 minutos, ya que podría las raíces se pudrirían.

Es importante que riegues hasta dejar la tierra o el sustrato húmedo. Además, hay que evitar el exceso de riego, comprobando la humedad de la tierra en caso de duda con, por ejemplo, un palo delgado de madera o un medidor de humedad digital.

Abonado

Durante los meses cálidos es aconsejable abonar con abonos minerales u orgánicos. Puedes incluso utilizar un mes uno, y al mes otro distinto para que no le falte ningún nutriente.

Los más recomendables por su rápida eficacia son el guano (en venta aquí), o el específico para plantas verdes (en venta aquí). Sigue las indicaciones especificadas en el envase para que no haya riesgo de sobredosis.

Poda

No es necesaria. Quítale solo las hojas marchitas con unas tijeras comunes (pueden ser las de cocina mismo, o las de manualidades que usan los niños) previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o limpiadas con una toallita húmeda de bebé.

Plagas y enfermedades

Puede verse afectada por cochinillas algodonosas, las cuales se depositan en los tallos y hojas durante el verano. Puedes quitarlas a mano o usando un bastoncillo de las orejas humedecido en agua con alcohol de farmacia.

En cuanto a enfermedades, si se riega en exceso o en ambientes muy húmedos los hongos como el Phytopthora o el Pythium pudrirán sus raíces. Para evitarlo, hay que controlar los riegos, evitando el encharcamiento. Si está en el exterior, durante las lluvias no está demás hacerle tratamientos preventivos con azufre o con fungicida en spray.

Si ya hay síntomas, es decir, si han aparecido manchas marrones, o se le caen las hojas ‘sin motivo’, extráela de donde la tengas, envuelve el pan de tierra/cepellón de raíces con papel absorbente de cocina durante un día, y pasado ese tiempo vuélvela a plantar. Trátala con fungicida, y reduce los riegos.

Multiplicación

Los frutos de la aralia son de color oscuro

Se multiplica por semillas y esquejes en primavera.

Semillas

Las semillas se recomienda sembrarlas en bandejas de semillero (en venta aquí) con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita, poniendo un máximo de dos unidades en cada alvéolo. Entiérralas un poquito, lo suficiente para que no queden expuestas, y riega.

Mantén el semillero cerca de una fuente de calor, y con el sustrato húmedo. Así germinarán en unos 15 a 20 días.

Esquejes

Para multiplicarla por esquejes tienes que hacer lo siguiente:

  1. Primero, corta una rama de unos 10 centímetros de largo con unas tijeras previamente desinfectadas y limpias.
  2. Después, impregna la base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí).
  3. Luego, rellena una maceta con una mezcla de mantillo y arena volcánica (perlita, akadama, pómice, entre otros) a partes iguales.
  4. Por último, haz un agujero en el centro y planta el esqueje.

Ahora solo te quedará regar y cubre la maceta con una bolsa de plástico transparente a modo de ‘invernadero’. Hazle algunos agujeritos para que el aire pueda renovarse.

A diario, deberás retirar la bolsa con el fin de prevenir hongos.

Si todo va bien, a las 5-6 semanas emitirán sus propias raíces.

Rusticidad

La aralia o Fatsia japonica es muy sensible al frío. Lo ideal es que no baje de los 10ºC.

¿Para qué sirve?

La aralia es una planta tropical

La aralia es una planta que se utiliza únicamente como planta ornamental, ya sea en un jardín o dentro de casa. Queda muy bien en macetas, así como setos.

Con estos consejos, seguro que tu aralia, una planta que puede alcanzar hasta los cinco metros de altura en hábitat, pero que en cultivo rara vez supera los 2m, podrá crecer y desarrollarse sin problemas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior