Guía de cuidados de los naranjos

Citrus aurantium

Los naranjos son unos de los árboles frutales que más se cultivan en los huertos: sus preciosas flores blancas, sus hojas largas de color verde oscuro, su porte, y por supuesto, sus deliciosos frutos han de ellos unas plantas increíbles. Y es que, además, un sólo ejemplar produce tantas naranjas que puede alimentar a una familia sin necesidad de adquirir más.

Pero no te voy a engañar, para eso es necesario proporcionarles una serie de cuidados para que la cosecha sea excelente. ¿Te gustaría saber cuáles son?

Citrus aurantium

Los naranjos son unos árboles frutales de hoja perenne cuyo nombre científico es Citrus sinensis. Son originarios de China e Indochina, y crecen hasta alcanzar una altura de unos 7 metros, aunque si los cuidados son realmente buenos y no se les poda, puede superar los 9m. Para tenerlos perfectos, se recomienda cultivarlos en un clima cálido, donde la temperatura mínima sea de -4ºC o más alta, y proporcionarles los siguientes cuidados:

  • Ubicación: pleno sol. Hay que ponerlos en una zona protegida de los vientos, especialmente de los salinos.
  • Suelo o sustrato: crecen sin problemas en los terrenos arcillosos. Pero si los tenemos en macetas tenemos que usar sustratos que tengan buen drenaje, como 60% mantillo o compost + 30% perlita + 10% greda volcánica (para poner como primera capa, dentro de la maceta).
  • Riego: frecuente en primavera y verano. Se recomienda regar cada 3-4 días, empapando bien la tierra.
  • Abonado: es muy importante abonarlos. Usaremos para ello abonos orgánicos, como estiércol de oveja o guano de murciélagos o de pingüinos. Muy interesante también es abonar con abono extracto de algas por su riqueza en nutrientes, pero no hay que abusar ya que es muy alcalino.
  • Poda: cada 3-4 años, hacia finales del invierno, limpiando el centro de los árboles.
  • Plagas: minadores, cochinillas, araña roja y mosca blanca. Para prevenirlas, durante el otoño-invierno se puede tratar con aceite insecticida, y durante el resto del año con Aceite de Neem o aceite de parafina.
  • Enfermedades: se pueden infectar por hongos como el Phytophthora, o bien por virus o similares, como el virus de la tristeza o la psoriasis. Para evitarlos, hay que evitar regar en exceso, y hacer tratamientos preventivos durante la primavera y el otoño con fungicidas naturales, como cobre o azufre (si tienes animales domésticos, mantenlos alejados de ellos ya que son productos tóxicos para ellos).

Flores del naranjo

Cuida tus naranjos siguiendo estos consejos, y disfruta de una excelente cosecha 🙂 .


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Lola dijo

    Como seria la poda del naranjo. Me.da flor y frutos muy pequeños, pero acaban cayendo y lo tengo como hace 5 años. Nose si dejarle 3 ramas y como dice sacar las del centro.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Lola.
      Sí, has de ir podándolo, dejándole la copa redondeada o semi-esférica. También has de quitarle los brotes que le salgan del tronco o de su base.
      Si tienes dudas, consúltanos.
      Saludos.

  2.   M.Carmen dijo

    Hola, tengo un naranjo en maceta que me regalaron en agosto pasado.
    Este fin de año nos comimos las pocas naranjas que quedaron en la rama (6 ó 7, porque otras tantas fueron reventando antes de madurar y las quitamos de las ramas) y resultaron bastante sabrosas.
    Como la maceta parecía pequeña lo cambiamos a finales de febrero porque parecía que las flores apuntaban a salir y no queríamos pillarla floración a medias.
    El caso es que floreció bien, pero enseguida empezaron a caer los pétalos, algún botón incluso. Y otras flores quedan en la rama pero se están marchitando. Hay más botones que parece que hayan detenido su brote y las hojas parecen retorcerse.
    No sé si se debe a los cambios bruscos de temperatura que estamos sufriendo o es que estoy haciendo algo mal. Lo riego cada dos días y está más o menos protegido del viento (aunque estamos en una zona alta del sureste de Madrid y sopla bastante) y le da mucho sol desde media mañana hasta la puesta.
    También antes de trasplantar le salieron manchitas negras en algunas hojas y lo rocié con un poco de jabón de lagarto disuelto en agua, parecía haber sanado, aunque he vuelto a ver algunas en hojas y creo que también en flores.
    ¿Vuelvo a pulverizar el jabón? ¿Le estoy regando poco?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola M. Carmen.
      Las manchas suelen ser provocadas por hongos. Dices que estás en Madrid, como ahora en España no se puede salir salvo si no es por fuerza mayor, si tienes cobre o azufre en polvo, o canela, espolvorea un poco por encima de las hojas.

      En cuanto al riego, es verdad que el viento seca mucho y rápido el sustrato, pero hoy por hoy un riego cada dos días puede ser mucho. Introduce un palo delgado hasta el fondo, y si ves que al sacarlo sale con mucha tierra adherida, no riegues. Otra forma de comprobar la humedad es pesando la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días.

      Personalmente te recomiendo regar cada 3-4 o incluso 5 días. En verano hay que aumentar la frecuencia, regando unas 3 o 4 veces por semana.

      Si tienes alguna duda, consúltanos.

      Saludos!

  3.   Lili dijo

    Hola, mi naranjo tiene unos bichitos negros y algunas hojas arrugadas. Ya le ha salido el fruto, q le puedo hechar? Para prevenir, cada cuanto tiempo le pongo el cobre y el azufre? Gracias un saludo!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Lili.

      Puedes echarle jabón potásico o tierra de diatomeas. Ambos son productos ecológicos, no tóxicos ni para las plantas ni para las personas (solo para los insectos que se convierten rápido en plaga).

      El cobre O el azufre (nunca hay que mezclarlos) puedes echarlos en primavera, otoño e invierno, cada 15 días.

      Saludos!