Guía de cuidados de los naranjos

Los naranjos son unos de los árboles frutales que más se cultivan en los huertos: sus preciosas flores blancas, sus hojas largas de color verde oscuro, su porte, y por supuesto, sus deliciosos frutos han de ellos unas plantas increíbles. Y es que, además, un sólo ejemplar produce tantas naranjas que puede alimentar a una familia sin necesidad de adquirir más.

Pero no te voy a engañar, para eso es necesario proporcionarles una serie de cuidados para que la cosecha sea excelente. ¿Te gustaría saber cuáles son?

Citrus aurantium

Los naranjos son unos árboles frutales de hoja perenne cuyo nombre científico es Citrus sinensis. Son originarios de China e Indochina, y crecen hasta alcanzar una altura de unos 7 metros, aunque si los cuidados son realmente buenos y no se les poda, puede superar los 9m. Para tenerlos perfectos, se recomienda cultivarlos en un clima cálido, donde la temperatura mínima sea de -4ºC o más alta, y proporcionarles los siguientes cuidados:

  • Ubicación: pleno sol. Hay que ponerlos en una zona protegida de los vientos, especialmente de los salinos.
  • Suelo o sustrato: crecen sin problemas en los terrenos arcillosos. Pero si los tenemos en macetas tenemos que usar sustratos que tengan buen drenaje, como 60% mantillo o compost + 30% perlita + 10% greda volcánica (para poner como primera capa, dentro de la maceta).
  • Riego: frecuente en primavera y verano. Se recomienda regar cada 3-4 días, empapando bien la tierra.
  • Abonado: es muy importante abonarlos. Usaremos para ello abonos orgánicos, como estiércol de oveja o guano de murciélagos o de pingüinos. Muy interesante también es abonar con abono extracto de algas por su riqueza en nutrientes, pero no hay que abusar ya que es muy alcalino.
  • Poda: cada 3-4 años, hacia finales del invierno, limpiando el centro de los árboles.
  • Plagas: minadores, cochinillas, araña roja y mosca blanca. Para prevenirlas, durante el otoño-invierno se puede tratar con aceite insecticida, y durante el resto del año con Aceite de Neem o aceite de parafina.
  • Enfermedades: se pueden infectar por hongos como el Phytophthora, o bien por virus o similares, como el virus de la tristeza o la psoriasis. Para evitarlos, hay que evitar regar en exceso, y hacer tratamientos preventivos durante la primavera y el otoño con fungicidas naturales, como cobre o azufre (si tienes animales domésticos, mantenlos alejados de ellos ya que son productos tóxicos para ellos).

Flores del naranjo

Cuida tus naranjos siguiendo estos consejos, y disfruta de una excelente cosecha 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *