Haya antártica, una joya de la naturaleza

Haya antártica, detalle de las hojas

De vez en cuando en Jardinería On nos gusta darte a conocer plantas que, probablemente, no verás nunca en los viveros, pero que sin embargo, te dejarán maravillado/a si alguna vez viajas hacia su país de origen y te las encuentras. Hay muchas que son increíbles, pero si eres como yo un amante de los árboles caducifolios, seguro que la haya antártica te encantará.

¿Te gustaría saber cómo es y dónde se encuentra? Pues ya sabes, continúa leyendo 😉 .

¿Cuál es el origen y las características de la haya antártica?

Ejemplar de haya antártica

Se trata de un árbol nativo del bosque andino patagónico de Argentina, desde la latitud 36º S hasta Tierra del Fuego, en la latitud 56º S, que empezó su evolución en Gondwana (una masa continental surgida hace 200 millones de años que unió lo que es hoy América del Sur, África, India, Australia, Nueva Zelanda, la Antártida y la Península Ibérica). Se le conoce por los nombres de ñire, ñirre o haya antártica, y botánicamente como Nothofagus antarctica. Alcanza una altura impresionante, teniendo en cuenta que las temperaturas se mantienen bajas prácticamente todo el año: de 10 a 25 metros. Puede tener varios troncos delgados o bien uno solo.

Su corona está formada por hojas simples y alternas, de 5 a 35mm de largo, con el borde dentado y ondulado. Están cubiertas con una cera de aroma dulce. Durante el otoño se tornan amarillo-rojizas hasta que caen. Las flor sólo aparece en los ejemplares adultos durante la primavera, y son de color amarillo verdoso. Una vez es polinizada, comienza a madurar el fruto, el cual está compuesto de 4 valvas en cuyo interior encontraremos tres semillas llamadas nueces o hayucos.

¿Qué necesita para sobrevivir?

Si consigues adquirir algún ejemplar, deberás de proporcionarle lo siguiente:

  • Clima: ha de ser frío, con temperaturas que no superen los 25ºC. En otoño e invierno, deben de bajar de los 0º.
  • Ubicación: exterior, a pleno sol o semisombra.
  • Suelo: rico en materia orgánica, fresco y bien drenado.
  • Riego: frecuente, unas 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Época de plantación: en primavera, antes de la brotación de las hojas.
  • Multiplicación: por semillas. Se han de estratificar en la nevera por 3 meses a 6ºC.
  • Rusticidad: resiste hasta los -15ºC.

Nothofagus antarctica en otoño

¿Qué te ha parecido este árbol?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior