El Haya común, una de las especies más cultivadas en el territorio peninsular

El nombre Fagus Sylvatica puede sonar un poco o bastante extraño para muchas personas, ya que es un nombre que es tanto un difícil de escribir como difícil de pronunciar y es que quizás muchas personas no saben de qué o de cual planta hablamos, pero al llamar esta planta por su nombre común el cual es “Haya” entenderán de que planta hablamos, siendo este nombre más fácil de pronunciar para cualquier persona.

Sin embargo, hay muchas personas que aun sabiendo cual es esta planta no saben qué tan beneficiosa es para la salud y no solo de los seres humanos, sino también de los animales, mientras que otras la desconocen totalmente, es por esta razón que hablaremos abiertamente sobre el origen, las características de esta planta, cuyos beneficios y propiedades medicinales derivan de ellas, así como también el cuidado de este árbol.

Origen del Haya común

Es común y habitual encontrar el Fagus Sylvatica o mejor conocido como el “haya” en algunas de las montañas en el sur de Europa, mientras que su origen se centra en el centro y oeste de Europa, sin embargo y en el norte de la península ibérica este árbol suele confundirse, ya que está mezclado entre otros árboles como los robles, los abetos o los pinos.

Características del Haya común

El Haya común es sin duda un árbol que según el área donde se encuentre, se desarrollara o crecerá de diferente forma, ya que si se encuentra en un área aislada sus ramas pueden crecer de manera horizontal, mientras que si se encuentra en un bosque muy denso sus ramas pueden crecer de manera vertical, cabe destacar que este árbol puede llegar a alcanzar hasta los 40 metros de altura y tiene un tronco bastante esbelto para que pueda tener estabilidad, mientras que sus raíces secundarias son las encargadas de absorber tanto el agua como los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Las hojas de este árbol son de forma ovalada y tienen una longitud de 10 centímetros, estas hojas al nacer están cubiertas de un pelo muy sedoso que a medida que van creciendo estas lo van perdiendo poco a poco.

El Haya común también tiene frutos los cuales crecen y maduran en otoño y son denominados “hayucos”, estos frutos son conocidos por su cubierta leñosa, la cual muchas personas también pueden llamar erizo, ya que tiene pinchos y tiene en su interior unas dos o tres semillas de color marrón.

Es necesario saber que de este árbol se usa todo, ya que cada parte que lo conforma es muy útil para cualquier cosa, como por ejemplo:

El tronco o la madera

El tronco o la madera es muy fácil de trabajar debido a su material y es utilizado por las personas, ya sea para leña, para fabricar papel e incluso para fabricar instrumentos musicales.

Las hojas

Las hojas las usan para aliviar algunos síntomas como por ejemplo los síntomas de la gripe, los resfriados, la bronquitis o la faringitis.

Los hayucos (el fruto)

Los hayucos o el fruto del haya se utiliza para hacer engordar a algunos animales e incluso para elaborar y extraer aceite, ya sea para quemar o para uso comestible, aunque cabe destacar que el abuso o el uso excesivo de los derivados de este árbol pueden producir reacciones desfavorables en la salud tanto de los seres humanos como de los animales.

Cuidados del Haya común

Suelo

El Haya común al igual que las plantas vegetales necesitan de cuidados especiales para que crezca mejor, es por eso que este crece y se desarrolla mejor en suelos con textura arenosa o arcillosa.

Riego

El riego va a depender del suelo donde se encuentre el haya así como del clima, la luz y la temperatura a la que se exponga.

Luz

El Haya común no tiene ningún tipo de límites, ya que este árbol crece en cualquier parte, ya sea en lugares donde hay mucha sombra o mucho sol.

Viento

Es un árbol tan fuerte que soporta los fuertes vientos que se puedan presentar, sin embargo este árbol no sobrevive al clima demasiado frío.

 

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *