Haya de hoja roja, un árbol magnífico para jardín

Imagen – Treeseedonline.com

Si hay un árbol de clima frío que tenga las hojas de color púrpura y que sea realmente impresionante, ese es el Haya de hoja roja. Su nombre científico es Fagus sylvatica ‘Atropurpurea’, y es una excepcional para tener en un jardín.

No requiere de muchos cuidados, aunque si el clima no es el adecuado ya te adelanto que es bastante exigente. Pero con estos consejos y trucos seguro que lograrás sacarlo adelante 😉 .

Características del Haya de roja roja

Nuestro protagonista es un árbol caducifolio perteneciente a la familia Fagaceae que se encuentra de manera natural en los bosques de casi toda Europa. En España lo puedes ver en el extremo norte peninsular, por Galicia, Asturias, o los Pirineos. Suele formar bosques llamados hayedos o hayales que en otoño se deben de poner preciosos, con sus tonos púrpuras casi negros.

Se caracteriza por tener una altura máxima de 40 metros, un tronco recto que ramifica bastante alto. Su copa suele tener forma ovalada en la parte superior, aunque si crece en el bosque lo verás más con forma cilíndrica. Sus preciosas hojas son simples, alternas, de color verdoso rojizo brillante cuando son jóvenes y púrpuras cuando terminan de desarrollarse.

Es una planta monoica, lo cual quiere decir que existen pies hembras y pies machos. Las primeras salen en grupos de una a tres, y son de color amarillento primero y pardo-grisáceo después; las segundas aparecen agrupadas en inflorescencias globosas. El fruto contiene 1-3 semillas con forma de tetraedro, y son comestibles (tienen un sabor a pipa de girasol).

¿Cómo se cuida?

Brotación de mi Haya de hoja roja

Si quieres tener un ejemplar en tu jardín, toma nota:

  • Ubicación:
    • Si el clima es fresco: a pleno sol.
    • Si el clima es cálido: en semisombra.
  • Suelo o sustrato:
    • Suelo: tiene que ser ligeramente ácido (pH 5-6), con buen drenaje y rico en materia orgánica.
    • Sustrato: muy recomendable usar akadama, sobretodo si el clima es cálido.
  • Riego: frecuente. En primavera y verano se debe regar cada 2-3 días, y el resto del año cada 4-5 días.
  • Abonado: desde primavera hasta verano con abonos orgánicos, como guano, humus de lombriz, o estiércol.
  • Época de plantación: en primavera, después de que pase el riesgo de heladas.
  • Multiplicación: por semillas (estratificación fría por tres meses), esquejes e injertos en otoño.
  • Rusticidad: soporta hasta los -17ºC.

¿Qué te ha parecido este árbol?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.