Hedyscepe canterburyana, una palmera que nada tiene que envidiarle al cocotero

Imagen – Flickr

Las palmeras son unas plantas con unas características muy peculiares: la gran mayoría tienen un tronco esbelto que crece hasta alcanzar alturas de 10, 20 e incluso más metros, coronado por hojas que pueden ser pinnadas o tener forma de abanico las cuales parece que quisieran tocar el cielo. Pero hay algunas que se quedan con un tamaño menor, viviendo bajo la sombra de grandes árboles o de otras palmeras más altas, como es el caso de la Hedyscepe canterburyana.

No es muy conocida todavía, pero esperamos que pronto lo sea porque es, como vamos a ver, una de las especies que mejor se puede llegar a adaptar a vivir en climas templados. Y, además, su belleza probablemente se pueda comparar a la que tiene el cocotero (Cocos nucifera), pero su rusticidad es mucho mayor 😉 .

¿Cómo es la Hedyscepe canterburyana?

Nuestra protagonista es una palmera que vive en los bosques de montaña y en los acantilados de Australia, a unos 400-750 metros de altitud. Es la única de su género, y se caracteriza por tener un tronco delgado con hojas pinnadas y arqueadas de color verde oscuro. Puede llegar a alcanzar una altura de 10 metros con el paso de los años, pero a pesar de ello, es una fantástica planta para tener en maceta durante mucho tiempo, ya que su ritmo de crecimiento es bastante lento (unos 20cm/año).

El fruto tiene forma de huevo y es de color rojo cuando madura. Mide alrededor de 4 centímetros y en su interior hay una única semilla.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Te ha gustado esta palmera? Si es así, y quieres tenerla en tu jardín, te recomendamos proporcionarle estos cuidados:

  • Ubicación: semisombra. Se puede tener dentro de casa, en una habitación muy luminosa, durante más de diez años.
  • Suelo o sustrato: no es muy exigente, pero crecerá mejor en aquellos que tengan buen drenaje y sean ricos en materia orgánica.
  • Riego: unas tres veces por semana en verano, y 1-2/semana el resto del año.
  • Abonado: en primavera y verano se debe abonar con un abono para palmeras, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera.
  • Multiplicación: por semillas en primavera. Germinación muy lenta, puede tardar varios meses en germinar a una temperatura de 20ºC.
  • Rusticidad: similar a la que tiene la kentia (Howea forsteriana), con quien comparte el hábitat. Resiste bien las heladas de hasta los -3ºC, pero no se desarrolla correctamente en climas tropicales.

La Hedyscepe canterburyana es una palmera muy bonita, ¿no te parece?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Palmeras

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.