Helechos de interior: cuidados

Los helechos son plantas que se pueden tener en interior

¿Qué tendrán los helechos que nos gustan tanto? ¿Su exotismo? ¿Su fácil mantenimiento? La verdad es que no sabría decir. Hay muchas variedades, y un buen porcentaje de ellas se pueden cultivar en interior, así que por suerte para nosotros es posible convertir el hogar, o al menos una parte de él, en un vergel.

De modo que conozcamos los cuidados de los helechos de interior, y de paso veremos también algunas de las especies más recomendadas.

Guía de cuidados de los helechos cultivados en interior

Los helechos de interior necesitan luz

Los helechos de interior necesitan cuidados específicos para estar bien. Hay que tener en cuenta que no les puede faltar luz (pero no sol directo), ni humedad ni tampoco una tierra rica que permita a las raíces crecen con normalidad. Por eso, es importante colocarlos en las zonas adecuadas, y darles un mantenimiento correcto.

Así que vamos a empezar por el principio:

¿Dónde colocar un helecho en casa?

Los helechos dentro de casa han de estar en una habitación en la que haya mucha luz procedente del exterior. Pero en ningún momento ha de darles de forma directa, ya que de lo contrario sus frondes se quemarían. Para que te hagas una idea, yo tengo varios en una en la que hay dos ventanas orientadas al este. Entra muchísima luz (es de hecho la habitación donde hay más claridad), pero las plantas están o justo debajo del marco de las ventanas, y en rincones en los que la luz no incide directamente sobre ellos.

Otro punto a tener en cuenta es que las corrientes de aire les perjudican. Por ello, en el lugar donde los pongas no ha de haber ventiladores, ni aire acondicionado, ni ningún aparato que genere ese tipo de corrientes.

¿Qué maceta necesitan?

Las macetas han de tener agujeros para el acebo

La maceta puede ser de plástico o de barro, esto es indiferente. Sí que has de pensar que las de barro permiten a las raíces »agarrarse» mejor, ya que es un material poroso, y eso influirá un poco en el crecimiento del helecho (puede crecer algo más rápido). Pero la de plástico es más económica, y si tienes más plantas al final sale más a cuenta comprar una de estas.

Pero lo que ha de tener, sí o sí, es agujeros en su base. Y mejor si son varios pequeños y no uno grande en el centro. A diferencia de los helechos acuáticos, los que son terrestres (que son los que más se ponen a la venta) no toleran el encharcamiento; de ahí que sea tan importante que la maceta tenga agujeros por los que el agua salga.

¿Qué sustrato les pongo?

Confieso que cuando se trata de helechos no me gusta escatimar en gastos para el sustrato. Son plantas exigentes, que necesitan una tierra rica, ligera, que drene bien el agua. Pero no te preocupes, por suerte cada vez es más fácil encontrar sacos de tierra de muy buena calidad a precios cada vez más baratos.

Por ejemplo, este de la marca Weedness Terra Profesional cuyo saco de 50 litros vale 9 euros, o este otro de Boom Nutrients cuyo saco de 20 litros vale 6,90 euros. He comprado los dos alguna vez, y sin duda son muy, muy recomendables. Los dos son ligeros, y las plantas crecen que da gusto.

Por supuesto, también puedes hacer tu propia mezcla, como esta: 50% Turba negra + 30% arena + 20% humus de lombriz.

¿Cuándo y cómo regar a los helechos de interior?

Este es otro tema delicado. En interior las temperaturas se mantienen siempre más o menos estables, y como están muy protegidos del sol y no hay viento, el sustrato tarda más en secarse. Por ello, a menudo surgen dudas sobre cuándo regarlos, porque además hablamos de plantas que necesitan tener el sustrato húmedo, pero no encharcado.

Así pues, en general, aconsejo regarlos un par de veces a la semana durante el verano. Cuando empiece a refrescar se irán espaciando los riegos un poco. En invierno-primavera se regarán una vez a la semana, más o menos. Dependerá de las temperaturas que haya en tu zona, ya que no hay el mismo clima en Asturias que en Tenerife por ejemplo. Cuanto más cálido sea, más habrá que regar. En caso de duda, siempre se podría usar un medidor de humedad, como este.

Sobre cómo regarlos, hay que hacerlo siempre echando el agua al sustrato. Es decir, no hay que mojar la planta. Asimismo, es importante usar un agua que no tenga mucha cal. Valdría el agua para consumo humano, o incluso si tenéis un pozo o similar que se llena con agua de lluvia, podréis utilizar esa agua.

¿Necesitan humedad?

Los helechos de interior necesitan humedad

Los helechos en interior necesitan humedad, sí. Para proporcionársela se pueden hacer varias cosas, como rociarlos con agua sin cal durante el verano, ponerles vasos con agua alrededor, o colocar plantas a su alrededor.

Pero nada de eso será necesario si vives en una isla, o en una zona donde la humedad ambiental es alta de por sí. De modo que si tienes dudas, consulta alguna web de meteorología de tu país (como la de la AEMET, si estás en España), o adquiere una estación meteorológica doméstica.

¿Se han de abonar?

Sí, claro. Los helechos que están en interior necesitan que se les abone durante toda su temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano. Es importante que se haga, ya que así conseguiremos unas plantas más sanas, fuertes, y más resistentes. Para ello, aconsejamos usar abonos orgánicos, como guano (en venta aquí) o el humus de lombriz. Eso sí, han de ser líquidos para que las raíces lo absorban más rápido.

Además, se han de seguir las indicaciones especificadas en el envase. Siempre. Aunque sean abonos naturales, si superamos la dosis indicada podremos perder a nuestros helechos de interior, ya que sus raíces se quemarían.

¿Cuándo se han de cambiar de maceta?

Si bien son plantas que no crecen mucho en altura (salvo excepciones, como los helechos arbóreos, Cyathea cooperi, Balantium antarcticum, entre otros), van a necesitar una maceta más grande a medida que vayan pasando los años. Aunque son relativamente lentos, habrá que trasplantarlos varias veces a lo largo de su vida, en primavera.

Para saber exactamente si les toca o no un cambio, tenemos que fijarnos en si les salen las raíces por los agujeros de la maceta, pero también en si sus frondes ya la han ocupado toda. Y es que no sería de extrañar que tengamos un helecho que necesite un trasplante, pero cuyas raíces no asomen por los agujeros.

Así pues, en estos casos lo que haremos será coger la planta de la base, y extraerla con cuidado: si el pan de tierra sale sin desmoronarse, entonces podremos cambiarla a otra maceta más grande.

¿Cuáles son los helechos para interiores?

Ahora que sabemos cómo se han de cuidar estas plantas en interior, conoceremos los nombres de ocho variedades que pueden cultivarse sin problemas dentro de casa:

Adiantum raddianum (Cabello de Venus)

El Adiantum raddianum es un helecho pequeño

Imagen – Flickr/Ben Etherington

El helecho conocido como cabello de Venus es una planta pequeña, originaria de la América tropical, que crece entre los 15 y los 50 centímetros de altura, y que tiene frondes verdes las cuales brotan de tallos muy delgados de color negro. Se puede cultivar en el baño, ya que requiere de mucha humedad, pero no le ha de faltar luz natural.

Asplenium scolopendrium (Lengua de ciervo)

El Asplenium scolopendrium es un helecho que puede estar en interior

Imagen – Wikimedia/Salicyna

El helecho conocido como lengua de ciervo o lengua cervina es muy similar al helecho nido de ave (Asplenium nidus), pero es algo más resistente, motivo por el cual nos hemos decantado por él. Alcanza una altura de entre 40 y 75 centímetros, y sus frondes son enteras, de textura coriácea y suave, y de color verde brillante.

Blechnum gibbum (Blecno)

El Blechnum gibbum es un helecho arbóreo que no soporta el frío

Imagen – Wikimedia/Krzystzof Ziarnek, Kenraiz

El blecno es un helecho arbóreo originario de los bosques lluviosos de Nueva Caledonia. Crece entre 1 y 2 metros de altura, y tiene frondes verdes de hasta 1 metro de largo. Se trata de una especie que aportará exotismo y su particular toque tropical a tu vivienda.

Microsorum pteropus (Helecho de Java)

El helecho de Java puede estar en un acuario

Imagen – Wikimedia/Pinpin

El helecho de Java con frondes simples, lanceoladas y verdes originario de Tailandia, Malasia, China y por supuesto de la isla de Java. Crece hasta los 35 centímetros de altura, por más o menos lo mismo de diámetro, así que queda muy bien en macetas medianas. Eso sí, ha de estar plantado en sustrato pedregoso. Puede estar incluso en un acuario de agua dulce y caliente (la temperatura debe rondar los 18-30ºC) con rocas, parcial o totalmente sumergido.

Nephrolepis exaltata (Helecho espada)

El Nephrolepis exaltata es un helecho resistente

Imagen – Flickr/Leonora (Ellie) Enking

El helecho espada es una especie que vemos mucho en interiores. Y es que tiene frondes que pueden superar el metro de largo, y cuya altura máxima es de 60 centímetros. Es, por lo tanto, una planta de buen tamaño, ideal para decorar habitaciones grandes. Un clásico que nunca falla, que requiere de pocos cuidados, y que se ve muy bonito siempre.

Platycerium alcicorne (Cuerno de alce)

El Platycerium alcicorne es un helecho de interior

Imagen – Wikimedia/Liné1

El cuerno de alce es un helecho epífito nativo de las islas Seychelles y Comoras, así como de Madagascar, Mozambique y Zimbabue. Es, por lo tanto, una especie tropical, que no soporta el frío, pero que vive muy bien en interior. Tiene frondes de color verde cubiertas de pelos blancos muy cortos, de unos 40 centímetros de largo. Es interesante para cultivar en macetas colgantes, dentro de habitaciones en las que haya mucha luz natural.

Pteridium aquilinum (Helecho águila)

El helecho águila es una planta de rápido crecimiento

El helecho águila es una especie que crece en las regiones cálidas y templadas del mundo. Sus frondes miden hasta 2 metros de largo, y alcanza una altura de hasta 1 metro. Es muy interesante como planta colgante, si bien aconsejamos tenerlo en maceta normal ya que a medida que vaya creciendo puede ser inviable tenerlo colgando del techo.

Y tú, ¿tienes helechos de interior?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.