Hibisco marítimo, un árbol de preciosas flores para jardines cerca del mar

Imagen – Wikimedia/Dr. Avisai Teicher

El hibisco marítimo es una planta muy interesante para aquellos que busquen un arbusto o arbolito que produzca bonitas flores y que, además, sea muy fácil de cuidar y de mantener. No es muy conocido todavía, así que si quieres disfrutar de una planta original no lo dudes: hazte con un ejemplar y sigue nuestros consejos.

Así seguro que podrás cuidarlo como se merece, consiguiendo poder contemplar sus bellos pétalos año tras año.

Origen y características

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio originario de Australia y del Sudeste de Asia. A día de hoy se ha naturalizado en Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Su nombre científico es Hibiscus tiliaceus y alcanza una altura de 4 a 10 metros, lo cual no ha de preocuparnos en exceso puesto que se puede ir podando para controlar su crecimiento y desarrollo.

Sus hojas son grandes, enteras, y de un color verde oscuro. Las flores tienen forma de campana y son amarillas con el centro rojo oscuro cuando se abren. Como curiosidad, hay que decir que a medida que transcurre el día éstas se van volviendo naranjas y finalmente rojas antes de cerrarse y caer.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Quieres tener un ejemplar? Si es así, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Jardín: no es exigente. Crece en suelos arenosos, calizos y en los ligeramente ácidos.
    • Maceta: aconsejable plantarlo en sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Riego: regar unas 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Abonado: desde primavera hasta finales del verano se debe abonar con abonos orgánicos como el guano.
  • Poda: se puede podar a finales de invierno, quitándole las ramas secas, enfermas o débiles y aquellas que hayan crecido demasiado.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera, cuando las temperaturas suban de los 15 grados centígrados. Si está en maceta, hay que trasplantarlo cada dos años.
  • Rusticidad: soporta hasta los 0º, pero es preferible que no baje de los 12ºC. Puede cultivarse en interior.

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

¿Qué te ha parecido el hibisco marítimo?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles y arbustos

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.