Hibisco marítimo, un árbol de preciosas flores para jardines cerca del mar

Imagen – Wikimedia/Dr. Avisai Teicher

El hibisco marítimo es una planta muy interesante para aquellos que busquen un arbusto o arbolito que produzca bonitas flores y que, además, sea muy fácil de cuidar y de mantener. No es muy conocido todavía, así que si quieres disfrutar de una planta original no lo dudes: hazte con un ejemplar y sigue nuestros consejos.

Así seguro que podrás cuidarlo como se merece, consiguiendo poder contemplar sus bellos pétalos año tras año.

Origen y características

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio originario de Australia y del Sudeste de Asia. A día de hoy se ha naturalizado en Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. Su nombre científico es Hibiscus tiliaceus y alcanza una altura de 4 a 10 metros, lo cual no ha de preocuparnos en exceso puesto que se puede ir podando para controlar su crecimiento y desarrollo.

Sus hojas son grandes, enteras, y de un color verde oscuro. Las flores tienen forma de campana y son amarillas con el centro rojo oscuro cuando se abren. Como curiosidad, hay que decir que a medida que transcurre el día éstas se van volviendo naranjas y finalmente rojas antes de cerrarse y caer.

¿Cuáles son sus cuidados?

¿Quieres tener un ejemplar? Si es así, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Jardín: no es exigente. Crece en suelos arenosos, calizos y en los ligeramente ácidos.
    • Maceta: aconsejable plantarlo en sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.
  • Riego: regar unas 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Abonado: desde primavera hasta finales del verano se debe abonar con abonos orgánicos como el guano.
  • Poda: se puede podar a finales de invierno, quitándole las ramas secas, enfermas o débiles y aquellas que hayan crecido demasiado.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera, cuando las temperaturas suban de los 15 grados centígrados. Si está en maceta, hay que trasplantarlo cada dos años.
  • Rusticidad: soporta hasta los 0º, pero es preferible que no baje de los 12ºC. Puede cultivarse en interior.

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

¿Qué te ha parecido el hibisco marítimo?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *