Hierba de Santa María (Polygonum persicaria)

arbusto con flores rosas llamado Polygonum persicaria

La Hierba de Santa María o Polygonum persicaria es una planta de cultivo perteneciente a la familia de las poligonáceas y que está compuesta por más de 200 especies de plantas herbáceas distribuidas ampliamente por todos los continentes.

Esta es conocida por varias  denominaciones como por ejemplo, moco de pavo, hierba pejiguera, polígono y persicaria.

Características

flor que sobresale de la maleza llamada Polygonum persicaria

Pertenece al género de las plantas denominadas ruderal, que son aquellas que proliferan en  zonas alteradas por fenómenos naturales como por ejemplo avalanchas y también por construcciones y actividades de tipo agrícolas realizadas por la mano del hombre.

Estas especies ruderales suelen permanecer durante cierto tiempo en las zonas alteradas, pero al pasar temporadas largas van perdiendo terreno con relación a las  especies nativas de la región, aunque si  la alteración es continua, pueden establecerse y formar poblaciones de larga duración.

Los polígonos según su clasificación pueden ser rastreros, trepadores o erguidos, también sus hojas son diversas, entre lineales u ovales y sus flores pequeñas con ausencia de pétalos se presentan en espigas de variados colores, generalmente tres y que son rosa, amarillo y blanco.

La utilidad de esta especie consiste en cubrir las zonas despejadas de nuestros jardines con respecto a la llamada trepadora, que sirve para ornamentar nuestras terrazas y balcones.

Sus características de orden físico son tallos erectos cuyo tamaño oscila entre 10 y 80 centímetros muy rectos y descendentes de limitado grosor en los nudos, hojas lanceoladas subsésiles, pocos pelosas por el envés o cada inferior y en el caso de las glabras, en su nervio central o medio se puede distinguir a veces una mancha negra que la distingue e identifica.

Su tallo recto en ocasiones y determinadas circunstancias, puede inclinarse de tal manera que cae al suelo, esto trae como consecuencia que de cada nudo del tallo se genera una nueva raíz que sujeta la planta al suelo y con el tiempo, vuelven a crecer nuevos tallos verticales y rectos.

Su época de floración abarca un período de seis meses comprendidos entre mayo y octubre ambos inclusive y sus frutos son llamados aquenio trígono o fruto seco.

Los factores físicos y geográficos en los que esta planta se desarrolla en plenitud, son aquellos suelos alterados, cunetas, acequias, bordes de corriente etc.

Crecen a plena luz y semisombra con suelos que retienen la humedad y ricos en materia orgánica, y con mediana temperatura calorífica. El PH adecuado debería estar entre 5.5.-8 y los suelos enriquecidos con nitrógeno, sinónimo de múltiples nutrientes.

En lo que se refiere a su tipo biológico, es una especie cuyas semillas perduran en épocas que no le son favorables, una cualidad por la que se le denomina terófilo, a la que pertenecen.

Plagas y enfermedades del Polygonum persicaria

Flores rosas de cerca llamadas Polygonum persicaria

Estas plantas tienen la particularidad de no sufrir ataques de plagas y enfermedades que suelen afectar a otras plantas de jardines.

Es normal encontrarlas en las regiones que conforman la península ibérica entre Mallorca y Menorca y en muchas otras localidades tales como la Coruña, Almería, Asturias y Gijón.

Se le conoce también como planta perenne o caduca y contiene persicarina y taninos. Se dice que el polygonium es útil para el tratamiento de las diarreas gracias al ácido tánico que ayuda en este tipo de afecciones estomacales, y es usado frecuentemente en medicina.

Usos

Sus hojas frescas son utilizadas con bastante eficacia en la contención de hemorragias, cura llagas y ulceras externas en la piel, así como también se utiliza como astringente. Sin embargo se les considera del género agresivo o hierbas malas, como comúnmente se las conoce.

Las hojas y brotes tiernos se pueden consumir en ensaladas ya que son nutritivas y de buen sabor.

Cuidados

En cuanto a sus cuidados y como ya hemos mencionado anteriormente, esta especie para su pleno desarrollo requiere de una exposición moderada al sol; si se encuentra en un clima no muy cálido puede prosperar a pleno sol.

Con referencia a los riegos, el cuidado es variado dependiendo de la especie. Se diferencia el de la especie montañera, cuyos riegos deben ser continuos a diferencia de los de climas más cálidos que requieren de un riego más moderado.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.