Hierbabuena: plagas y tratamiento

La hierbabuena no suele tener plagas

Imagen – Flickr/Forest and Kim Starr

¿Cuáles son las plagas que puede tener la hierbabuena? La verdad es que, por suerte para todos los que nos encantan las plantas aromáticas, esta es una de las más fáciles de cuidar, ya que resiste muy bien la sequía, y además, no le suelen atacar tanto los insectos como a otras.

A pesar del dulce aroma de sus hojas, es complicado que una planta que esté bien cuidada acabe mal. Pero por si acaso, más vale estar siempre un poco pendientes, ya que aunque sea difícil, ello no significa que no pueda enfermar. Así que veamos cuáles son las plagas de la hierbabuena.

La hierbabuena es una de las plantas aromáticas más apreciadas en la cocina, así que nos interesa que esté lo más sana posible todo el tiempo. Lamentablemente, debemos tener presente que, si bien es muy resistente, no deja de ser un ser vivo, y si en un momento dado las condiciones del lugar favorecen más a las plagas que a la propia planta, la atacarán.

Para mirar de evitar que sufra daños graves, vamos a hablar de cuáles son las plagas de la hierbabuena, y cómo tratarlas:

Mosca blanca

La mosca blanca es una plaga importante

Imagen – Wikimedia/Amada44

La mosca blanca es un diminuto insecto que se alimenta de la savia de muchas plantas, entre ellas la hierbabuena. Además de eso, secreta una melaza que atrae a un hongo: la negrilla, que cubre las hojas de un polvo negruzco. Pero a pesar de lo que pueda parecer, nos ha de preocupar más el insecto y no tanto el hongo, ya que solo si erradicamos la plaga, el hongo terminará desapareciendo.

Y esto lo haremos en cuanto veamos alguna, ya sea volando entre el follaje o descansando sobre el envés de las hojas, por ejemplo con tierra de diatomeas (en venta aquí) o con fairy.

Orugas

Las orugas son unos animales que pueden acabar devorando la planta entera si nos descuidamos. En cuanto veamos que tiene hojas agujereadas o mordisqueadas, tendremos que tratarla inmediatamente con algún insecticida anti-orugas químico, o bien con uno ecológico que contenga la bacteria Bacillus thuringiensis (como este) la cual es muy eficaz contra ellos.

De todas formas, a veces lo mejor será darle una buena poda a la hierbabuena, para que así broten nuevos tallos. Pero esto recomendamos hacerlo solo si está realmente mal, es decir, solo si vemos que le quedan muy pocas hojas.

Pulgón

Los insectos pueden amarillear las hojas

El pulgón es una de las plagas más importantes que afectan a una gran variedad de plantas. Al igual que la mosca blanca, se alimenta de la savia de las hojas, pero también de algunas flores -las de la hierbabuena, por suerte, no le suelen resultar apetecibles-.

Se trata de un diminuto insecto que puede ser de color amarillo, negro, naranja o azulado dependiendo de la especie, que no solo tiene un apetito voraz, sino que además se multiplica con mucha rapidez. Y por si fuera poco, también secretan una melaza, la cual atrae a las hormigas. Por eso, si una planta tiene hormigas, es probable que tenga pulgones también.

¿Cómo eliminarlo? Es posible hacerlo con aceite de neem (en venta aquí), o bien con jabón potásico (en venta aquí).

Roya

La roya no es una plaga, sino una enfermedad ya que está causada por un hongo y no por insectos. Aún así, queremos que conozcas también los daños que provoca esta en la hierbabuena. Y es que los síntomas pueden confundirse con otros, pues lo que ocurre es que las hojas aparecen con manchas amarillas o anaranjadas en el haz de las hojas.

Como a todos los hongos, a la roya le favorece la humedad elevada y las temperaturas suaves o cálidas, así que es más probable verla después de haber llovido durante varios días seguidos, o si tenemos la costumbre de pulverizar sus hojas aun y cuando vivamos en una zona donde la humedad del aire es elevada, como en una isla.

¿Existe algún tratamiento? Hay cosas que se pueden hacer, sí. La primera y más importante, es la de tratarla con un fungicida que indique que es eficaz contra la roya, como este. Esto lo haremos a última hora de la tarde, cuando ya no le dé el sol directo.

Y también aconsejo plantar la hierbabuena en una tierra con buen drenaje, para que sus raíces no vuelvan a tener problemas. Si está en maceta, le podremos poner sustrato universal mezclado con un 30% de perlita; y si está en el jardín y vemos que el suelo se encharca con facilidad, la sacaremos, haremos un agujero de unos 50 x 50cm como mínimo, y lo llenaremos con una mezcla de turba y perlita a partes iguales.

La hierbabuena puede tener hojas amarillas por varias razones

Así, seguro que la hierbabuena podrá recuperarse de las plagas y de la roya. Pero eso sí: es importante darle tiempo, especialmente si ha sufrido daños serios. Pero con un poco de mimo, es posible que termine recuperándose sin problemas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.