Hinojo (Foeniculum vulgare)

El hinojo, la cual forma parte de la familia botánica Umbelifereae o Apiaceae (junto al cilantro, apio, eneldo y perejil) y proviene del Mediterráneo.

Dicha planta destaca principalmente debido a que sus hojas y semillas cuentan con un agradable aroma, además del distintivo tono amarillo que poseen sus flores.

Características

Esta planta está distribuida alrededor del mundo en lugares de clima templado, ya que se caracteriza por tratarse de una hierba perenne que antiguamente era usada con fines medicinales, aunque sus tallos y hojas también tienen usos dentro en la gastronomía.

El hinojo, igualmente llamado “hierba santa”, se trata de una planta herbácea cuya principal característica suelen ser sus grandes dimensiones, y cuenta con la capacidad de vivir durante más de dos años.

Además, destaca por ser una hierba aromática la cual es mayormente cultivada con el propósito de usarla dentro de las cocinas y/o para aprovechar las grandes propiedades medicinales con las que cuenta. Y a pesar de ser una planta herbácea que normalmente son pequeñas como hemos mencionado, el hinojo es capaz de crecer mucho y alcanzar incluso una altura aproximada de dos metros.

Igualmente y dentro de las características botánicas del hinojo se encuentran las siguientes:

  • Cuenta con diversos tallos rectos los cuales brotan desde la raíz y pueden crecer hasta tener una longitud mayor a dos metros.
  • Sus hojas de color verde claro son delgadas, largas y cuentan con una forma aciculada.
  • Posee diversos racimos de flores axilares, los cuales cuentan con aproximadamente 30-40 flores de un tono amarillo claro, que generan la inflorescencia.
  • Ofrecen frutos pequeños y ovalados, los cuales cuentan con mínimas estrías a su alrededor.

Cultivo

El modo más normal para cultivar el hinojo consiste en hacerlo a través de las semillas de esta planta. Para eso es preciso escoger una zona en un huerto la cual le permita exponerse directamente al sol y crecer en un terreno que cuente con un adecuado sistema de drenaje.

Se trata de un cultivo que es posible llevar a cabo sin problemas a través de la siembra directa, por lo que no será preciso usar semillero, a pesar de que es igualmente posible hacerlo en un semillero al desear poder controlar el cultivo durante sus primeras etapas, especialmente cuando se realiza en zonas que presentan heladas tardías, ya que la siembra será realizada al terminar el invierno y comenzar la primavera, una vez que terminen las ultimas heladas del área.

La distancia de siembra y/o trasplante deberá ser de aproximadamente 30 cm entre cada planta y alrededor de 90 cm entre cada línea, colocando las semillas a una profundidad de al menos 4-5 mm.

A pesar de que esta planta tiene la capacidad de adaptarse prácticamente a todo tipo de suelo, es conveniente que la tierra en la cual se llevará a cabo el cultivo del hinojo tiene que encontrarse muy suelta y tener un alto contenido de nutrientes, ya que de este modo se podrá conseguir un follaje que destaque por ser más sabroso y tierno.

30 días y después de haber realizado la siembra será posible trasplantar la planta hacia el lugar definitivo donde crecerá. Hay que tener presente que la tarde previa al día del trasplante será necesario regar la zona y aplicar un poco de compost con el fin de que quede bastante blanda y acolchada.

Las plántulas deben ser retiradas cuidadosamente tratando de no dañar mucho las raíces y tallos, después hay que introducirlas dentro de hoyos y cubrirlos con tierra teniendo especial cuidado para luego regarlo levemente, siendo fundamental mantener una distancia de 25-35 cm entre cada planta.

La tarea de recubrir el hinojo debe ser llevada a cabo al menos tres o cuatro semanas después de haber realizado el trasplante.

Solamente se trata de agregar tierra poco a poco en torno a la base de los tallos con el fin de promover su adecuado desarrollo y obtener un follaje más tierno. Al terminar de hacerlo, se debe regar cuidadosamente.

Resulta fundamental que al cultivar hinojo la planta cuente con suficiente espacio con el fin de desarrollarse apropiadamente, es por eso que se le debe ofrecer la oportunidad de crecer en suelos profundos donde la tierra esté seca y se disponga de un adecuado drenaje.

Aparte de esto, es preciso ofrecer al terreno materia orgánica de calidad agregando un poco de compost previamente al momento de sembrar la planta.

Esta planta suele necesitar de una exposición directa con los rayos del sol para lograr desarrollarse en óptimo estado, de modo que a la hora de trasplantarla a su lugar definitivo, es preciso cerciorarse de que el mismo cuente con una buena entrada de luz.

Después de dos meses y medio de haber sembrado el hinojo, será posible empezar a cosechar sus hojas. Para eso hay que usar unas tijeras limpias que permitan cortar el tallo desde su base, sin preocupación porque el mismo crecerá nuevamente.

Cuando se cultiva esta planta con la finalidad de aprovechar su bulbo, resulta más conveniente cortar periódicamente los tallos de modo que se optimice el desarrollo del bulbo. De esta forma y después de al menos tres meses y medio será posible empezar a cosechar el bulbo.

Variedades

  • Hinojo de Florencia: Igualmente llamado hinojo dulce, consiste en una variedad característica de la época de primavera la cual es principalmente plantada al sur de Europa.
  • Carmo: Cuenta con un bulbo firme, redondo, blanco y liso.
  • Argo: Se trata de una variedad bastante precoz cuyo bulbo es de color blanco, grueso, prieto y redondo.
  • Genio: Cuenta con un bulbo realmente firme y redondo, el cual tiene un tamaño medio.
  • Pollux: Posee un bulbo bastante redondeado que suele ser de gran tamaño.

Cuidados

No es recomendable plantar el hinojo en terreno ácido bajo ninguna circunstancia, debido a que no lo tolera; lo mejor será optar por un suelo que contenga grandes cantidades de sales minerales, estiércol y humus.

Aparte de que tiene que exponerse directamente al sol a lo largo del día, ya que prefiere la luz y no hay riesgo de una exposición excesiva.

Soporta perfectamente toda clase temperaturas; sin embargo y lo más conveniente es que no sean muy bajas porque podría afectar su desarrollo. Se trata de una planta que precisa de riegos constantes y relativamente abundantes.

El hinojo no tolera bien el estrés hídrico, por lo que al no recibir suficientes riegos no será posible que el bulbo y la parte aérea crezcan correctamente. Es posible recolectar los cogollos directamente para su consumo en el momento en que tengan un ancho mayor a los 10cm.

Plagas y enfermedades

Esta planta suele tener una gran resistencia tanto frente a las plagas como ante las enfermedades, por lo que lo más probable es que surjan como consecuencia de un trastorno causado por un cuidado inadecuado, destacando principalmente plagas por gusanos grises y pulgones o enfermedades como la Botrytis.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas aromáticas

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.