Hojas enrolladas en las plantas

Las hojas enrolladas en las plantas son un síntoma de estrés

Imagen – Wikimedia/Smartse

Las hojas enrolladas en las plantas son uno de los síntomas que más pueden llegar a preocuparnos. Y no por falta de motivos, ya que a todos nos gusta ver las hojas desplegadas, bien abiertas, y de su color natural pues eso significa que están sanas.

Pero claro, cuando se enrollan es que algo muy serio les está pasando. A veces es simplemente una reacción ante unas temperaturas excesivamente altas, pero en otras ocasiones tendremos que investigar un poco más para descubrir qué es lo que les sucede.

¿Cuándo hay que preocuparse por las hojas enrolladas en las plantas?

Hay una serie de motivos por los que las hojas se pliegan o se enrollan. Conocerlos todos será de gran importancia, puesto que nos permitirán tomar las medidas adecuadas:

Estrés

El estrés no es solo una reacción propia de los humanos, sino que también lo pueden tener las plantas, aunque por supuesto ellas reaccionan de maneras distintas. Las plantas tienen básicamente dos tipos de estrés:

  • Térmico: o climatológico. Cuando las temperaturas son más altas o más bajas de lo que pueden soportar, las hojas se pueden plegar con el fin de protegerse.
  • Hídrico: cuando les falta agua, o cuando por el contrario tienen demasiada. Ahora bien, suelen enrollar las hojas sobre todo cuando están pasando sed.

¿Qué hacer? Va a depender del caso. Por ejemplo, si es una planta que no está acostumbrada al sol directo, o que ha de estar en sombra, lo que haremos será protegerla del astro rey. Si está en interior junto a una ventana, tendremos que alejarla de la misma ya que de lo contrario se podría quemar, puesto que se produciría el efecto lupa.

Si es una planta que tiene sed, cosa que sabremos si la tierra está muy seca, y en casos más graves también las hojas nuevas amarillas, simplemente tendremos que echar abundante agua.

Y si por el contrario está sufriendo por exceso de riego, deberemos de dejar de regar unos días y aplicar fungicida que lleve cobre, para que los hongos no la perjudiquen. A partir de entonces, regaremos cuando sea necesario, evitando que la tierra permanezca encharcada más de unos minutos.

Líquido sobre las hojas + Sol directo

El agua sobre las hojas puede quemarlas si les da el sol

Uno de los problemas más serios pero a la vez más fáciles de evitar es el que les causamos cuando pulverizamos/rociamos sus hojas mientras les da el sol de manera directa. Independientemente de si las estamos mojando con agua o aplicando algún producto fitosanitario, las hojas como mínimo se pueden cerrar, pero también sufrirían quemaduras, y si la situación empeora, la planta perdería parte de su follaje, el que estuviera más expuesto al astro rey.

Por lo tanto, siempre que haya que hacerle algún tipo de tratamiento, o si están en el exterior y queremos refrescarlas en verano con por ejemplo la manguera, hay que hacerlo a última hora de la tarde cuando el sol esté bajo en el horizonte.

Plagas

Hay muchas plagas que se adhieren a las hojas, haciendo que estas se plieguen o se enrollen. Las cochinillas, los pulgones, o los ácaros blancos que atacan especialmente a las solanáceas como el tomate son solo algunas de ellas. Dependiendo del tamaño de la planta y de la extensión de la plaga, bastará con limpiar las hojas con agua y jabón.

Ahora bien, si la planta afectada es grande, entonces lo mejor será tratarla con insecticidas, a ser posible ecológicos como la tierra de diatomeas (en venta aquí) o el jabón potásico.

Virus

Los virus que afectan a las plantas pueden provocar que las hojas se enrollen, aunque no será este el único síntoma. De hecho, también podemos ver manchas cloróticas, o tipo mosaico, así como un mal aspecto general. Incluso puede ocurrir que las hojas nuevas sean cada vez más pequeñas, o que los frutos no terminen de madurar.

Artículo relacionado:
¿Cómo saber si mi planta está afectada por virus?

Por desgracia, no existe tratamiento. Lo mejor que podemos hacer es prevenir, asegurándonos de que compramos plantas sanas, y de que les proporcionamos los cuidados necesarios.

¿Cuándo NO hay que preocuparse (o no demasiado)?

Vamos a terminar el artículo mencionando aquellos casos en los que las hojas aparecen enrolladas, pero no es por un problema que ponga en peligro su vida. De este modo, podremos estar tranquilos porque tomando unas pocas medidas se podrá solventar:

Temperaturas altas – Alto grado de insolación

Imaginemos que tenemos una planta que, aunque tiene que estar en una zona soleada para crecer, se enfrenta por primera vez a un verano algo más cálido de los que ha pasado hasta la fecha, o que se lleva a un lugar donde el grado de insolación es muy alto. Una de sus reacciones puede ser la de plegar las hojas más expuestas.

¿Es grave? Si tiene agua a su disposición, no. Pero sino tuviera, entonces hablaríamos también de estrés hídrico, y para solucionarlo tendríamos que hacer otras cosas que ya hemos mencionado antes. En todo caso, y siempre que sea posible, lo ideal en este caso es protegerla del sol durante las horas centrales del día.

Hojas de los helechos

Las hojas de los helechos se abren poco a poco

Los helechos son plantas cuyas hojas, que en realidad se llaman frondes, empiezan estando enrolladas y poco a poco se van abriendo. Este es un comportamiento natural, y por consiguiente no ha de preocuparnos en absoluto. Así que mi consejo es que disfrutes viendo cómo se van desarrollando, porque el proceso es muy interesante.

Espero que te haya sido de utilidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.