Hortalizas de invierno

Existen hortalizas que se pueden cultivar y cosechar en invierno

Cuando llega la estación más fría del año, el invierno, estamos más expuestos a pillar enfermedades y resfriarnos. Una buena manera para combatir este riesgo y mejorar nuestro sistema inmune es mediante la consumición de hortalizas de invierno. No sólo son beneficiosas para nuestra salud, si no que resultan más baratas que verduras fuera de temporada y no perjudican tanto el medio ambiente. A parte de fomentar la sostenibilidad de la tierra y de reducir las emisiones de CO2, también consumimos estas verduras en su punto óptimo.

Pese a las bajas temperaturas y las heladas que trae consigo el invierno, muchos productos que se pueden cosechar durante esta estación tienen muy pocas calorías, pero aún así aportan todos los minerales y las vitaminas que nuestro organismo requiere para prevenir resfriados y gripes. En este artículo hablaremos sobre las hortalizas de invierno que se pueden cosechar durante esta época del año y también sobre aquellas que se pueden sembrar.

¿Qué verduras se pueden cosechar en invierno?

Las coles son buenas hortalizas de invierno

Cuando hablamos de cosechar hortalizas de invierno, nos referimos al proceso mediante el cual se recogen las verduras y frutas del campo. Para ello siempre debemos tener en cuenta el tiempo y también la época en la que se sembró. Hay que destacar que cultivar durante la estación invernal tiene varias ventajas, entre las cuales se encuentra que muchas de las hortalizas plantadas en este época se pueden prolongar durante todo el año, como por ejemplo las lechugas.

Si bien es cierto que muchos huertos suelen estar vacíos durante los meses más fríos, con una planificación correcta se pueden llegar a recoger las hortalizas en un periodo de tiempo muy breve. A continuación nombraremos los vegetales que más se suelen recolectar en invierno:

  • Puerros: Una verdura ideal para preparar caldos y cremas. En el caso de que no dispongamos de ningún huerto, también podemos plantarlos en jardineras o pequeños maceteros.
  • Espinacas y acelgas: Ambas se caracterizan por ser muy ricas tanto en provitamina A como en ácido fólico. Generalmente se recolectan durante los meses más fríos del año.
  • Coles de Bruselas, coliflor y brócoli: Se podría decir que las coles son las reinas de las hortalizas de invierno, puesto que se ven muy favorecidas cuando las temperaturas son bajas. Desde luego que no pueden faltar en nuestro huerto de invierno.
  • Pak choi: Se trata de una verdura muy popular en la cocina asiática. Estas hortalizas se han puesto muy de moda y no es de extrañar, pues una de sus mayores ventajas es que se pueden cosechar un mes después de su siembra. La mayoría de aquellas que podemos encontrar en los supermercados españoles provienen de Almería.

¿Qué verduras se pueden cultivar en invierno?

Existen varios vegetales que toleran bien el frío

Durante la época más fría del año se pueden cultivar muchas hortalizas de invierno. A continuación hablaremos sobre las que mejor aguantan los climas fríos y las más cultivadas durante esta estación, incluyendo sus características más destacables y el tiempo de espera para la cosecha:

  • Acelgas: Podemos cultivar acelgas durante todo el año, incluido el invierno. Estas hortalizas destacan por ser muy ricas en vitaminas A, C y E y por contener un elevado porcentaje de fibra. Sus hojas empiezan a salir al cabo unos dos meses, más o menos.
  • Alcachofas: Los meses ideales para las alcachofas son Marzo y Abril, ya que necesiten un clima templado. Destacan por poseer propiedades depurativas, energizantes y diuréticas. Además, tienen un contenido muy alto de hierro, fósforo y calcio. Podremos disfrutar de sus frutos al cabo de tres o cuatro meses después del trasplante de sus semillas.
  • Apio: Si bien es cierto que resulta bastante complicado cultivar apio en invierno porque no soporta nada bien el frío, no se trata de una tarea imposible. Bien es sabido que esta hortaliza tiene propiedades diuréticas y que ayuda a combatir los cálculos renales y la ansiedad. El cultivo del apio suele durar aproximadamente cuatro meses.
  • Col: Como ya hemos mencionado anteriormente, las coles son de las mejores opciones para nuestro huerto de invierno ya que aguantan muy bien las heladas. Eso sí, antes de cultivar esta hortaliza debemos asegurarnos de escoger una variedad que resista al frío para no llevarnos una decepción. Podemos cosechar las coles pasadas unas treinta semanas.
  • Coliflor: Al igual que la col, la coliflor también soporta muy bien las temperaturas bajas y las heladas. Para obtener una cosecha buena, es importante preparar anteriormente el terreno de forma correcta, puesto que este vegetal requiere muchos nutrientes para crecer y desarrollarse. Empieza a germinar entre los noventa y los doscientos días.
  • Espinacas: El mejor momento para sembrar espinacas es entre los meses de septiembre y noviembre. Esta hortaliza crece muy rápido, por lo que no es de extrañar que podamos obtener la primera cosecha al cabo de tan sólo dos meses y medio. Son unas verduras ideales para prevenir problemas en la vista, combatir la anemia y ayudar al buen funcionamiento de los huesos.
  • Lechuga: Sin lugar a dudas, la lechuga es una de las hortalizas más consumidas, sobre todo en zonas donde el clima es templado, y se puede cultivar en invierno. Esta hortaliza suele desarrollarse entre los veinte y los sesenta días desde su cultivo.
  • Zanahoria: Una de las hortalizas de invierno más comunes es la zanahoria. Entre los múltiples beneficios que nos aporta este vegetal se encuentra su alto contenido en hierro y fósforo, su efecto calmante sobre los problemas gástricos y su capacidad de prevenir el estreñimiento. Las zanahorias se pueden cosechar normalmente al cabo de tres a cuatro semanas.

Consejos para plantar hortalizas de invierno

Existen algunas técnicas para cultivar hortalizas de invierno

Algunas hortalizas de invierno se caracterizan principalmente por preferir temperaturas bajas y humedades altas. Así pues, la estación más fría del año es la mejor para cultivarlas, pues desarrollarán mejor sus frutos. Sin embargo, muchas hortalizas se consideran también de invierno por soportar mejor que otras las temperaturas bajas y las heladas. Así, tanto los agricultores como los particulares, podrán aprovechar el huerto durante el invierno.

No obstante, todos los vegetales corren cierto riesgo a la hora de enfrentarse a las heladas. Por ello resulta fundamental saber cómo cuidar nuestro huerto, las necesidades que tiene en invierno y cómo proteger a las plantas durante la estación más fría del año.

Cómo mantener el huerto en invierno

El primero paso para preparar y más adelante mantener el huerto durante el invierno es planificarlo durante el otoño. Según los expertos, lo mejor es sembrar en lugares soleados para que las plantas agarren con fuerza y crezcan sanas. También debemos elegir qué tipo de hortalizas plantaremos en nuestro huerto. Como ya hemos mencionado anteriormente, algunos ejemplos muy buenos son las coles, las lechugas o los puerros, pues se desarrollan muy bien durante el invierno.

Artículo relacionado:
Qué sembrar en invierno

En cuanto a la tierra, el mejor momento para prepararla es en diciembre. Durante este mes podremos desarrollar las siguientes tareas, entre otras:

  • Eliminar hierbas
  • Allanar el terreno
  • Nutrir el suelo
  • Podar
  • Abonar: Lo más recomendable es usar especie como el centeno, el trébol, la veza y la alfalfa.
  • Regar: Se debe regar a primera hora de la mañana o si no al anochecer, y deben ser riegos cortos.

Cómo proteger el huerto de las heladas

En invierno, los principales problemas para los cultivos son el frío y las lluvias. Según los especialistas, una de las mejores opciones para aislar la temperatura es el denominado «mulch». Se trata de una capa vegetal hecha de hojas secas que se colocan alrededor de los vegetales. Esta capa los protegerá de los cambios climáticos del suelo, como por ejemplo la humedad.

Para poder salvaguardar la cosecha, también es habitual utilizar protectores de plástico o de cristal. Incluso es buena idea cubrir el huerto con un túnel de plástico. Este tipo de protectores ayudarán a facilitar la maduración de las hortalizas. A continuación enlistaremos algunas medidas de protección que podemos tomar para proteger nuestro huerto de las heladas:

Artículo relacionado:
Cómo preparar el huerto para el invierno
  • Usar invernaderos: Mediante los invernaderos alargaremos las cosechas y también la recolección será más productiva. Además, algunas hortalizas podrás aguantar mejor si crecen y se desarrollan en espacios cerrados.
  • Evitar utilizar fertilizantes: Usar fertilizantes en brotes u hojas nuevas las harán bastante más sensibles al frío y sobre todo a las heladas. Por ello, debemos evitar utilizarlos en invierno y dejarlos para la primavera.
  • Aislar las macetas: Si el clima es frío, una buena opción es envolver las macetas en plástico de burbujas. De esta manera, los vegetales aguantarán mejor las precipitaciones bajas.
  • Colocar telas de protección: Las telas de protección son una buena opción para prevenir picotazos de pájaros, el frío y aguaceros.
  • Poner mallas de hibernación: Habitualmente se utilizan las mallas de hibernación en aquellos huertos donde se cultivan frutales. Son muy fáciles de colocar y su función es básicamente la de proteger de cualquier inclemencia a nivel meteorológico.
  • Usar mantas térmicas: Otra buena técnica para proteger a las hortalizas del frío invernal es usar mantas térmicas. Estas son muy sencillas de poner y quitar y salen realmente económicas.

Ya tenéis toda la información necesaria para poder cultivar y cosechar hortalizas de invierno. Protegiendo bien el huerto podremos sacarle provecho durante todo el año y disfrutar de unas frutas y verduras deliciosas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)