¿Por qué tener un hotel para insectos? La importancia de la polinización

Las abejas son los insectos más importantes del mundo

Tenemos la inmensa suerte de vivir en un planeta donde la vida puede existir y donde hay tal diversidad de especies animales y plantas que los ojos a menudo no saben dónde detenerse para contemplar tanta belleza. Pero en los últimos tiempos, sobretodo tras la Revolución Industrial, parece que nos hemos olvidado de que la Tierra es el único hogar que conocemos, el único en el que podemos estar.

No voy a entrar en temas humanos (avaricia, codicia, etc.) pues esos no son para este blog, mas sí que te voy hablar de la importancia de la polinización, de cómo funciona, de cuáles son los animales que intervienen y de por qué es muy interesante ayudar a la naturaleza con un hotel para insectos.

¿Cómo funciona la polinización?

Para entender qué es la polinización y en qué consiste es necesario primero saber cuáles son las partes de una flor y cuál es la función de cada una. Asimismo, para esto debes saber que hay dos grandes grupos de plantas: las gimnospermas y las angiospermas.

Gimnospermas

Dentro de este grupo encontramos a los helechos, las cícadas, las coníferas y el único árbol, el Ginkgo biloba (única especie de Ginkgo que ha llegado hasta nuestros días). Se estima que empezaron su evolución hace más de 300 millones de años, y aunque son todas ellas distintas, tienen un sistema reproductivo similar.

Estas plantas no producen flores vistosas, pero sí que dan semilla, a menudo llamada espora, aunque esta semilla está ”desnuda”; es decir, que no se forma en ovarios cerrados como en el caso de las angiospermas, sino que surge directamente de una rama de crecimiento limitado de la que brotan únicamente hojas fértiles o esporofilos. Dichos esporofilos pueden alcanzar tamaños fácilmente visibles, pero a veces pueden pasar desapercibidos:

Vista de la hoja de un helecho

¿Ves esos puntitos rojizos? Son los llamados esporofilos, de donde surgen las semillas.

Una vez formada la semilla o espora, las gimnospermas confían en el viento y en el agua para que sirvan de ”medio de transporte” a su futura descendencia. No suelen confiar mucho en los insectos ni otros animales, pues cuando ellas empezaron su evolución apenas había especies polinizadoras; de ahí que tampoco produzcan néctar ni miel.

Angiospermas

Imagen de las partes de una flor

Las angiospermas son las plantas ”modernas” (si aceptamos ”modernas” a haber aparecido en la Tierra hace unos 140 millones de años, en el Triásico o Jurásico). Convivieron con los dinosaurios, los reptiles más grandes que ha pisado suelo terrestre, y su evolución dio lugar a una serie de enormes e importantes cambios en los distintos hábitats del planeta. Y es que no solo evolucionaron ellas, sino también los insectos, y con ellos el resto de animales.

Para entenderlo, se podría decir que fue como una rueda, como si la producción de flores con pétalos diera el pistoletazo de salida a una revolución de la naturaleza que acabaría siendo de vital importancia para los mamíferos… entre los que nos encontramos los humanos.

Las flores de este gran grupo suelen ser muy vistosas, de colores alegres, ya que los pétalos sirven de reclamo para que los insectos vayan a ellas. Además, todas ellas producen néctar y/o miel: deben de hacerlo si quieren establecer relaciones duraderas con sus polinizadores. Cualquiera de ellos va a una flor, se alimenta de su néctar y/o miel, y a menudo sin darse cuenta se le queda adherido al cuerpo cientos, puede que miles, granos de polen.

Cuando vaya a otra flor, esos granos de polen serán depositados en el estigma, que es un tallito muy fino que se encuentra en el centro de la flor. A partir de ahí, el ovario se fertilizará y comenzará a crecer, a medida que se va endureciendo y produciendo las semillas en su interior. En ese momento es cuando vemos que los pétalos se marchitan y caen rápido, dejando a la vista una ”bolita” más o menos hinchada, que se convertirá en el fruto de la planta.

El trabajo de los progenitores -suele- acaba/r (hay algunas plantas, como los manglares, que retienen a sus semillas hasta que germinan, aumentando así sus probabilidades de supervivencia) cuando el fruto madura. Ahora es el viento, el agua o, más frecuentemente los animales, los que se encargan de llevar a la futura descendencia lo más lejos posible de sus padres.

Artículo relacionado:
Angiospermas y gimnospermas

¿Por qué es importante la polinización y los insectos polinizadores?

Cuantas más flores distintas haya, más polinizadores habrá

La respuesta corta sería porque sin ellos el mundo animal (y por supuesto humano) se enfrentaría, quizás y sin ánimo de ser alarmistas, a su extinción, a menos que la humanidad crease medios (¿abejas-robot tal vez?) que se encargasen de polinizar cada una de las flores de las plantas.

Mencionamos mucho a las abejas, no en vano son los insectos más importantes, pero no podemos ni debemos olvidar a otros muchos: avispas, mariposas, hormigas, libélulas, y un largo etcétera. ¿Sabes cuál es el porcentaje de plantas que los necesita? Alrededor del 80%, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (tienes más información aquí).

Y sin embargo…:

  • Sobre-explotamos los recursos naturales
  • Deforestamos a un ritmo en el que el bosque no tiene tiempo para regenerarse
  • Provocamos incendios
  • Y lo que como jardineros o aficionados a la jardinería nos toca más de lleno: usamos productos químicos que erosionan el suelo y perjudican al medio ambiente
El aceite de palma es uno de los cultivos más dañinos para el planeta

El cultivo intensivo del aceite de palma nos está dejando sin selvas.

No seré yo la que te prohíba utilizar insecticidas químicos, pero sí que te diré que no es nada recomendable. Insecticida, herbicida, plaguicida, fungicida… todos estos términos acaban en ”cida”, que significa ”eliminar”, ”destruir”, ”matar”. Matan a esos insectos que sí, pueden estar perjudicando a los cultivos, pero también a otros que son beneficiosos. Aparte de eso, también perjudican, en mayor o menor medida, a las plantas, al impedir que sea su propio sistema de defensas se fortalezca.

El tema de los abonos químicos o compuestos también es uno importante. Sirven para que crezcan algo más rápido, pero, si me permites la comparación, es como alimentar a los animales de granja con pienso para que engorden lo más rápido posible. Una crueldad, pues esos animales se enfrentan a muchas enfermedades. Lo mismo pasa con las plantas.

Les damos abonos ricos en nitrógeno para que crezcan, para que se hagan grandes y bonitas, pero nos olvidamos de que necesitan muchos otros nutrientes (fósforo, potasio, magnesio, calcio, hierro,…) para que su salud sea realmente buena. No es de extrañar pues, que los cultivos que son tratados únicamente con productos químicos sean más vulnerables a las plagas y a las enfermedades: los dejamos sin defensas.

Ayuda a los insectos polinizadores

Hoy día sabemos que hay diversas formas de cuidar a las plantas respetando el medio ambiente. En este artículo por ejemplo te decimos cuáles son algunos de los abonos y remedios naturales que puedes usar, pero aún hay más cosas que se pueden hacer para ayudar a los polinizadores.

Ten plantas de flores vistosas

Caracteristicas de la Echinacea purpurea

Además de atraer a los insectos polinizadores, conseguirás tener un jardín o patio espectacular. Coloca echináceas, margaritas, lavanda, romero, jara, diente de león, caléndula, celindo… Todas estas harán las delicias de los animales.

Cultiva diversas especies de plantas

Si en algo se caracterizan los monocultivos es en la pobre biodiversidad que albergan. Por este motivo, es muy interesante tener de varias distintas: árboles, arbustos, palmeras, hortícolas… y si son autóctonas, mejor que mejor pues estarán mucho más preparadas para vivir bien en tu zona.

Ten un hotel para insectos

Vista de un hotel para insectos casero

Los hoteles para insectos son un refugio ideal para ellos, un lugar donde pueden hacer su vida con total normalidad. Están hechos con madera y paja, aunque también se puede poner un trozo de tela metálica o rejilla para que estén más protegidos (de los pájaros, por ejemplo).

¿Dónde poner el hotel de insectos?

Colocado en una zona resguardada, tranquila, donde haya muchas plantas de flores bonitas y alegres, es solo cuestión de tiempo de que reciba sus primeros huéspedes. Lo más interesante es que puedes tenerlo incluso aunque en tu jardín, patio o terraza vayan gatos o perros, ya que ellos no son enemigos (a excepción de los cachorros, que sí pueden jugar a veces con las mariposas o eso) de los insectos.

¿Dónde comprar hotel de insectos?

Lo puedes comprar en el Leroy Merlin y en Amazon, o desde aquí:

Y con esto terminamos. Espero que hayas aprendido mucho sobre el tema de la polinización y de los insectos polinizadores 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.