¿Qué es un huerto escolar?

Quien tiene un huerto o macetohuerto sabe lo gratificante que puede llegar a ser ver crecer las plantas, cuidarlas, disfrutar de su floración y esperar, con muchas ganas, el momento de su fructificación o recolección. Pues bien, conseguir que los niños tengan esa misma experiencia ahora que son jóvenes gracias al huerto escolar es uno de los mejores regalos que podemos hacerles.

No podemos olvidar que los jóvenes de hoy son los adultos del mañana, y tal y como están las cosas actualmente, con el problema de la pobreza, hambre, calentamiento global y demás, es importante tener los conocimientos básicos necesarios para poder cultivar nuestro propio alimento. Por estos motivos, vamos a explicarte qué es un huerto escolar y cuáles son los pasos a seguir para hacer uno.

¿Qué es un huerto escolar?

Antes de responder a esa pregunta, vamos a ver primero qué es un huerto. Un huerto no es más que un cultivo de regadío que, si bien antaño se situaba únicamente cerca de los ríos o fuentes de agua dulce por sus altas necesidades hídricas, actualmente se puede tener en cualquier terreno siempre y cuando se disponga de un sistema de riego adecuado. Hay una variante, que es el huerto urbano, el cual consiste en cultivar las plantas hortícolas en macetas, jardineras, mesas de cultivo,… en definitiva, en recipientes.

Sabiendo esto, podremos hacernos más o menos una idea de lo que es un huerto escolar, pero para que no haya lugar a dudas, te diré que este tipo de huerto, a menudo cultivado en recipientes dado que muchas escuelas están ubicadas en entornos urbanos, sirve para que los niños conozcan el crecimiento y el desarrollo de las verduras y hortalizas. Así, casi sin darnos cuenta, conseguimos además que respeten más a la naturaleza, algo que le viene muy bien a nuestro querido planeta Tierra.

Por si fuera poco, puede ser un huerto escolar ecológico, es decir, un tipo de cultivo agrícola escolar en el que sólo se utilicen semillas/plantones y productos no perjudiciales ni para los humanos ni para las plantas.

¿Qué se necesita para tener uno?

Nada que no necesitemos para tener un huerto en casa:

  • Verduras y hortalizas: ya sean semillas o plantones. Esto dependerá la edad de los niños y, sobretodo, de la estación del año en la que nos encontremos. Por supuesto, lo ideal sería que los pequeños vieran todo el proceso, desde la siembra hasta la recolección, pero si ya te ha pasado la época de siembra -suele ser primavera- puedes adquirir unos cuantos plantones ya creciditos.
  • Lugar donde plantarlas: ¿dispone el centro educativo de un trozo de tierra? ¡Perfecto! Podrás tener ahí el huerto; en caso contrario no te preocupes pues podrás adquirir -o hacer- una mesa de cultivo. Si no sabes dónde conseguirla, puedes comprar aquí.
  • Etiquetas: son muy necesarias, puesto que en ellas deben de escribir el nombre de las plantas y la fecha de siembra/plantación. Podéis hacerla en el aula de la manera que se explica en este artículo, o comprarlas ya hechas por aquí.
  • Sistema de riego: decide si es mejor instalar un sistema de riego por goteo o bastará con una regadera. Si el huerto va a estar en tierra, lo más aconsejable será decantarse por la primera opción; pero si va a estar en una mesa de cultivo podrás instalar también goteo o bien utilizar una regadera.

¿Cuáles son los pasos para hacer un huerto escolar?

Huerto en tierra

Los pasos a seguir para tener un huerto escolar en tierra son los siguientes:

  1. Primero que todo, hay que quitar las hierbas y las piedras.
  2. Después, es muy recomendable que, con una azada o, si podéis conseguirlo, un motocultor -el cual evidentemente debe de llevar una persona adulta- labréis el terreno.
  3. A continuación, hay que abonarlo con abonos orgánicos, siendo muy aconsejable el guano y, también, el estiércol de gallina. Éste último si podéis conseguirlo fresco dejadlo secar al sol al menos una semana. Luego podréis echar una capa de unos 4cm y mezclarla con tierra.
  4. El siguiente paso es nivelar el terreno con un rastrillo. No es necesario que quede perfecto.
  5. Posteriormente, hay que sembrar las semillas o plantar las plantas y regarlas.
  6. Por último, se pondrán las etiquetas.

Para que quede protegido, se debe de cercar.

Huerto en recipiente

Para tener un huerto en recipiente o macetohuerto lo primero que hay que hacer es saber qué plantas se pueden cultivar en él, que son sobretodo las lechugas, tomates, espinacas y los pepinos. En el caso de disponer cubos de plástico grandes -de los que miden al menos unos 40 o 50cm de alto- se les puede hacer un agujero y cultivar en ellos hortícolas como pimientos, ajos, cebollas, acelgas y similares.

Una vez sabido esto, se sembrarán las semillas a una distancia de unos 5cm cada una, se cubrirán con una fina capa de sustrato para semilleros que puedes comprar aquí y se regarán. Por último, se pondrán las etiquetas.

¿Qué hacer con los frutos?

Una vez que las plantas estén listas para su recolección, es probable que te surja una duda: ¿y ahora qué hacemos? Bueno, hay varias opciones:

  • Repartirlas entre los niños que han hecho de agricultores.
  • Organizar una venta de frutos y verduras.
  • Se pueden comer en el mismo colegio.

¿Te ha resultado interesante? 🙂

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *