Hydrangea paniculata

Las hortensias son unas plantas muy conocidas por su alto valor ornamental. Son perfectas para decorar tanto interiores como exteriores. En este caso, vamos a hablar de una variedad de hortensia que se conoce como Hydrangea paniculata. Es una de las especies de hortensia más fuertes y resistentes que hay. Dependiendo de las condiciones ambientales y de los cuidados que le estemos dando, puede alcanzar alturas muy dispares que van desde los 4,5 metros a los 2. Esto hará que podamos tenerla o no en interiores.

En este artículo vamos a enseñarte cómo debes cuidar a la Hydrangea paniculata y te explicaremos algunos trucos para tenerla muy saludable.

Características principales

Normalmente, la forma más común de encontrar esta planta es formando grupos con otras hortensias. También puede verse sola, pero es algo menos frecuente. Las plantas de este género son originarias de Asia y América. La flor de  esta hortensia suele hacerse esperar, ya que tiene una floración bastante tardía.

Cuando florece, suelen estar en forma de panícula o de racimo, por lo que ésta es la razón por la que tiene ese nombre. Las flores suelen ser de color blanco y comienzan a crecer en primavera o ya bien entrado el verano. Prefiere las temperaturas altas para asegurar el éxito en el crecimiento de las plantas.

Las ramas que posee son bastante velludas y las hojas de un color verde claro. La forma que tienen son ovaladas, pero terminando en punta. Dependiendo de la cantidad de rayos de sol que incida sobre ella, las flores pueden tener un color blanco o tirando a crema.

Posee un crecimiento bastante rápido y puede utilizarse para ponerlas acompañado de otras hortensias o sola. También suele emplearse como flor seca para la decoración. Si miramos las hojas, son de tipo caduca y por el envés tienen un color más claro. Se diferencian principalmente de la hortensia común en que sus terminaciones nerviosas son mucho más visibles y las hojas son algo menos gruesas. Los bordes los tiene ligeramente dentados. Tiene inflorescencias que empiezan a crecer a mediados de primavera. Al principio, son de un tamaño muy pequeño y de color crema. Ya es cuando crecen en verano cuando se tornan de color blanco.

En algunas variedades de Hydrangea, las flores suelen ir cambiando la tonalidad a rosa cuando maduran. El color se va tornando más intenso. Cuando llega el otoño, adquieren un color más ocre, como ocurre con la mayoría de hortensias.

Requisitos de la Hydrangea paniculata

Exposición y suelo

Vamos a empezar describiendo los cuidados y requisitos que necesita para poder disfrutar de ella de una forma saludable. Lo primero, es conocer bien la zona del jardín donde la vamos a colocar. La exposición solar es un factor condicionante del desarrollo tanto de las flores como del crecimiento desde que se siembra. Por ello, te aconsejamos que la ubicación correcta es a semisombra. Si la colocamos ante el sol directo, y sobre todo en verano, las flores podrían quedar gravemente dañadas.

Por otro lado, si el clima donde vives no es demasiado caluroso, incluso podría ser positivo el hecho de que tuviese una ubicación a pleno sol. En el invierno, si tenemos heladas frecuentes con temperaturas muy bajas, es recomendables protegerlas. Con echarles por encima un plástico protector, será suficiente para evitar el rocío y el exceso de la humedad en las noches despejadas y frías.

En cuanto al suelo, es necesario que tenga bastante materia orgánica y que sea rico en nutrientes. Como hemos mencionado antes, esta planta tiene un crecimiento bastante rápido. Si no tiene los nutrientes necesarios para desarrollarse, no lo hará de una forma vistosa. Nuestro fin es poder decorar nuestro jardín con esta planta y darle algo más de color o combinarlo con otras plantas. Si el suelo no dispone de materia orgánica suficiente, no podrá crecer y desarrollar las flores.

Otro aspecto importante del suelo es el drenaje. Debemos garantizar que, cuando reguemos la planta, no se acumule el agua de riego. Si hacemos que el agua se acumule, podría crear podredumbre en las raíces y acabar con la planta. El suelo tiene que tener una buena aireación y drenar el agua correctamente.

Riego, abono y mantenimiento

Para trasplantarla de un lugar a otro, es mejor hacerlo en primavera cuando las temperaturas comienzan a ser más altas. Así, le estamos garantizando una mayor probabilidad de éxito a la hora de adaptarse al nuevo entorno y las nuevas condiciones ambientales.

El riego debe ser abundante para lograr mantener una humedad estable. Recuerda que no hay que encharcar la zona, aunque el suelo tenga un buen drenaje. Puede ser que el suelo se sature en agua y no nos demos cuenta. Será mortal para la Hydrangea paniculata. No toleran para nada los tiempos de sequía, por lo que incrementaremos la frecuencia de riego en las épocas más calurosas de primavera y verano.

En invierno hay una menor demanda de agua y, por lo general, una mayor cantidad de precipitaciones. Esto hace que sólo haga falta regarla cada 8 o 10 días. Con eso será más que suficiente.

En cuanto al abono, es necesario añadir materia orgánica, sobre todo si el suelo es pobre, preferentemente a finales de invierno. También hay que ponerle fertilizante mineral cada dos semanas en primavera y verano para ayudarles con la floración.

Si queremos favorecer la floración en verano y tener aún más flores que aporten más color al jardín hay que hacer unas tareas de mantenimiento. Cuando llega la primavera, hay que darles una ligera poda de las ramas que estén más viejas o secas. No hay que cortar demasiado o ralentizaremos su crecimiento.

Por lo general, son bastante resistentes a las plagas y enfermedades habituales en la jardinería, por lo que no te darán problemas. Si quieres multiplicarlas puedes hacerlas por semillas o por esquejes. Dependiendo del tiempo que quieras esperar, el esqueje es mucho más rápido. Sin embargo, debes saber que se realiza en la época de verano, cuando ya ha comenzado la floración. Se ven beneficiadas de las altas temperaturas y el fertilizante mineral para crecer.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar de tu Hydrangea paniculata en tu jardín

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar