Hypericum perforatum (Hiperico)

Hoy vamos a hablar de una planta muy famosa en Europa que ha sido capaz de adaptarse a prácticamente todo tipo de climas de estas regiones. Se trata de la hierba de San Juan. De nombre científico Hypericum perforatum, cuenta con un aspecto bastante característico que la hace única desde la antigüedad. Es la especie más abundante de la familia Hypericaceae.

¿Quieres conocer todo lo relacionado con esta planta y sus cuidados?

Características del Hypericum perforatum

A esta planta también se le conoce por sus nombres comunes como Corazoncillo o Hipérico. Su origen es europeo y ha sido capaz de adaptarse a todos los climas del continente. Se ha desarrollado en las zonas bajas y medias alturas y se ha extendido por toda Europa.

Se trata de una planta que puede alcanzar hasta los 80 centímetros de altura si crece de una forma correcta. Normalmente, dada las condiciones naturales algo adversas, suele alcanzar tan solo los 40 cm. Si se tiene en cultivo y se optimizan las condiciones ambientales puede alcanzar todo su esplendor. Sus raíces son leñosas y están poco ramificadas. El tallo tiene un color rojizo y se ramifica en dos ramas diferentes. Es en este punto de ramificación donde crecen el resto de hojas de forma opuestas y ovaladas. Cuentan un haz de color verde oscuro y diminutas glándulas secretoras transparentes.

Debido a su color amarillo tan intenso de sus flores, desde la antigüedad, ha sido comparada con los rayos del sol. Estas flores presentan cinco grandes pétalos y tienen bolsas secretoras de tamaño minúsculo.

Su nombre “perforatum” se debe a que las bolsitas transparentes que dispone tienen aceites esenciales que las hacen parecer que tiene las hojas perforadas si la miras a trasluz. Las zonas donde mejor se reproducen y viven son las templadas de Europa. Aunque con el paso del tiempo se ha extendido por muchas zonas del este de Rusia, en Oriente próximo y el Norte de África. Se puede decir con total seguridad que su capacidad de adaptación es tan alta que se encuentra hoy día hasta en Australia.

La planta prefiere terrenos más rocosos, aunque puede desarrollarse casi en cualquier clima.

Usos del Hiperico

Esta planta tiene diversos usos en la actualidad. Primero, es muy famosa por sus usos medicinales. A día de hoy aún se sigue utilizando para algunas aplicaciones terapéuticas e incluso se emplea en el sector de la industria farmacéutica.

Es muy buena acelerando el proceso de cicatrización de las heridas si se aplica de forma tópica. Esta capacidad cicatrizante se debe principalmente a los aceites esenciales que las hace parecer que tiene las hojas perforadas.

En el ámbito de la industria farmacéutica, esta planta se utiliza para tratar a personas que padecen de depresión leve o ansiedad. En este caso, su aplicación es estándar, con cantidades normales.

Aunque se emplea como medicina, si se ingiere inadecuadamente, es capaz de producir efectos negativos en nuestra salud. Se tiene que conocer antes de ingerirla que es un potente inductor enzimático del citocromo, por lo que puede tener interacciones con otras sustancias como la digoxina.

Antes de digerir la hierba de San Juan, es muy recomendable acudir a un especialista que aconseje correctamente cómo debe tomarse y cada cuánto tiempo.

Cultivo y cuidados

Gracias a la gran capacidad adaptativa de esta planta, es capaz de crecer de forma natural en terrenos rocosos o baldíos. También se le ha visto crecer en el borde de los caminos. Todo ello hace que esta planta requiera de muy pocos cuidados.

Aunque funciona mejor en climas templados, también es capaz de sobrevivir en algunas zonas de España donde los inviernos son más duros. En las zonas donde se encuentra a gusto florece en la época de verano.

Si la plantas en tu jardín, bastará con que le apliques un abonado de fondo con una cantidad media y la riegues de forma normal (una vez en semana) para que la planta vaya creciendo en tamaño. En invierno el riego tiene que ser mucho menor (y más reducido aún si llueve de una forma frecuente).

Hay que tener en cuenta que, al ser de climas templados, la temperatura óptima a la que debe permanecer la planta es entre 15 y 25 grados de media. Si queremos que crezca los 80 centímetros antes mencionados, hay que ser un poco más rigurosos con sus cuidados. El suelo tiene que ser más ligero y con un buen drenaje. La mejor época para la trasplantarla es en otoño e invierno.

Es aconsejable podarla un poco en otoño. Por lo general son bastante resistentes a las plagas más habituales en los jardines.

La manera más rápida para multiplicar el Hypericum perforatum es por esquejes. Esto se debe realizar en otoño. También se puede hacer por división de mata al plantarlo.

Toxicidad

El Hypericum perforatum presentan fototoxicidad. Esto es, si la consumimos con algún fin medicinal, debemos tener en cuenta que no nos puede dar el sol ya que desarrollaremos algún tipo de alergia.

La intensidad de esta toxicidad depende de varios factores. Primero de la cantidad del principio activo que hayamos aplicado para elaborar el medicamento y, segundo, de la propia sensibilidad de cada uno.

También puede resultar tóxica por el simple hecho de ingerirla. Se han dado casos en los que los rebaños de ovejas las han ingerido mientras pastan en los prados y han sufrido del síndrome de la “cabeza hinchada”.

El mecanismo de la toxicidad funciona de la misma manera cuando la aplicamos sobre la piel, puesto que el principio activo que es fototóxico circula por todo el torrente sanguíneo. En el caso de las ovejas, los efectos se concentran en la cabeza, ya que es el lugar de su cuerpo donde, al tener menos pelaje, está más expuesto a los rayos del sol. En seres humanos no debería suponer un gran problema si no se ingiere en grandes cantidades. Como siempre, antes de ingerirla es recomendable visitar a un especialista que te aconseje las cantidades que debes ingerir.

Con esta información seguro que puedes disfrutar del Hypericum perforatum en tu jardín y aprovecharte de sus múltiples beneficios medicinales.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.