Icaco (Chrysobalanus icaco)

Fruta del icaco

Imagen – Flickr/Mauricio Mercadante

Las plantas tropicales que producen frutos comestibles suelen tener un gran valor ornamental, y el icaco no se queda atrás. Este es un arbusto o rara vez árbol que tiene hojas de un color verde brillante muy llamativo. Además, se puede cultivar en todo tipo de jardines, sean pequeños o grandes, e incluso en maceta.

Lo único que necesita es sol, agua y calor. ¿Lo conocemos?

Origen y características del icaco

Las hojas del icaco son perennes

Imagen – Wikimedia/Daniel Di Palma

Nuestro protagonista es una planta perennifolia que crece entre 1 y 10 metros cuyo nombre científico es Chrysobalanus icaco. Es originario de América tropical y la Cuenca del Caribe, incluyendo Cuba, sur de Florida y Bahamas. Sus hojas son ovaladas, casi redondas, de color verde y con una textura similar a la que tiene el cuero. Estas miden de 3 a 10cm de largo por 2,5 a 7cm de ancho.

Las flores son pequeñas, blancas y se agrupan en racimos que aparecen a finales de primavera. El fruto madura a finales del verano y es una drupa que puede medir de 2,5 a 5cm de diámetro y ser de color rosado, púrpura oscuro o púrpura rosado. Este es comestible y se usa para hacer jaleas.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de icaco, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

  • Exterior: a pleno sol. Si lo vas a tener en el jardín, plántalo a una distancia de al menos 2 metros de otras plantas grandes.
  • Interior: en una habitación en la que entre mucha luz natural, lejos de las corrientes de aire tanto frías como cálidas, y con una alta humedad ambiental.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal mezclado con 30% de perlita. La maceta ha de tener agujeros en la base por los que pueda salir el agua durante el riego, ya que así se evitará que las raíces se pudran.
  • Jardín: es indiferente siempre que sea fértil y tenga buen drenaje. Tolera la sal. Si el suelo de tu terreno es muy compacto y pobre en nutrientes, haz un agujero de plantación de 1m x 1m, y rellénalo con una mezcla de mantillo con 30% de perlita o similares.

Riego

El riego ha de ser frecuente, pues no tolera la sequía. Se ha de regar 3-4 veces por semana en verano, y algo menos el resto del año. Asimismo, debes de usar agua preferentemente de lluvia, pero si no puedes conseguirla, otras opciones son el agua para consumo humano, o una que sea lo más pura posible.

Cuando vayas a regar, humedece la tierra o el sustrato, nunca la planta. Con el fin de ahorrar un poco de agua, es aconsejable que se riegue al atardecer, pues si se hace por la mañana el sustrato o la tierra permanecerá menos tiempo húmedo.

Abonado

Las flores del icaco son pequeñas

Imagen – Flickr/Karen

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es aconsejable utilizar abonos ecológicos, de forma mensual. Tan solo hay que tener en cuenta que si se tiene en maceta es preferible usar abonos líquidos para que el drenaje siga siendo correcto; en cambio, si se tiene en el suelo, puedes usar en polvo o en gránulos.

Uno de los más recomendados es el guano, pues es muy rico en nutrientes y tiene una eficacia rápida. Pero también te servirá el estiércol de animales herbívoros, mantillo, compost u otros.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando la temperatura sea de al menos 15 grados centígrados.

Multiplicación

Por semillas en primavera. Se ha de seguir este paso a paso:

  1. Primero, se debe de rellenar un semillero, como una bandeja de semillero o macetas, con sustrato específicos (en venta aquí).
  2. Luego, se riega a consciencia, y se coloca una o dos semillas en cada alvéolo o macetas.
  3. Después, se esparce cobre o azufre en polvo para evitar la aparición de hongos.
  4. A continuación, se cubre con un poco de sustrato.
  5. Por último, se riega y se coloca el semillero en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en unos 10-15 días.

Plagas y enfermedades

El icaco es bastante resistente en general; sin embargo, en ambientes secos y cálidos puede verse afectado por araña roja, cochinillas y pulgones sobretodo. Estos se pueden tratar con tierra de diatomeas o jabón potásico.

Poda

No la necesita. Pero si ves que tiene alguna rama rota o seca, podrás cortarla usando unas tijeras de podar previamente desinfectadas con alcohol.

Rusticidad

No soporta heladas. La temperatura mínima para poder cultivarlo en el exterior todo el año debe ser superior a los 10 grados centígrados.

¿Qué usos tiene el icaco?

Los frutos del icaco son comestibles

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

Esta es una planta con varios usos:

Ornamental

Es muy decorativo. Se puede tener en macetas, así como en cualquier tipo de jardines, sean grandes o pequeños.

Comestible

Los frutos se pueden consumir sin problemas; de hecho es conocido su uso como jalea. El sabor es suave, tanto que en sus lugares de origen se llaman como dulces de icaco.

¿Qué te ha parecido la planta icaco?


Un comentario, deja el tuyo

  1.   Plasmodium dijo

    Disculpe, si deseo plantar una semilla de Icaco, ¿A qué profundidad debo sembrarla?
    ¿Tiene algún otro tipo de recomendación con respecto a su cuidado durante esta etapa de apenas sembrar la semilla?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.