Balsamina (Impatiens walleriana)

La Impatiens walleriana es una planta muy decorativa

La Impatiens walleriana es una de las plantas de flor más cultivada, y no es para menos: tiene el tamaño perfecto para que pueda estar en maceta durante toda su vida, y además produce flores muy decorativas.

Su mantenimiento es sencillo, ya que de hecho no se necesita mucho para poder disfrutarla. Así que tanto si no tienes mucha experiencia con plantas como si lo que buscas es una que no te dé problemas, a continuación te lo contaré todo sobre ella.

Origen y características

Las flores de la Impatiens son pequeñas y muy decorativas

Nuestra protagonista es una planta herbácea perenne cuyo nombre científico es Impatiens walleriana. Popularmente se la conoce como alegría de la casa, alegría del hogar, orejas de oso, balsamina o miramelindo, y es nativa del este de África, desde Kenia hasta Mozambique.

Puede alcanzar una altura de 15 a 60 centímetros, y tiene hojas lanceoladas de 3 a 12cm por 2-5cm de ancho que se disponen en la mayoría de los casos de forma alterna, aunque pueden estar opuestas. Las flores miden 2-5cm de diámetro y generalmente tienen 5 pétalos de colores muy diversos: blancos, naranjas, rosas, rojos.

¿Cuáles son sus cuidados?

La flor lila de la Impatiens es muy decorativa

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

  • Interior: tiene que estar en una habitación en la que entre mucha luz natural, y donde se coloque lejos de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas).
  • Exterior: a pleno sol. También puede estar en semisombra siempre y cuando reciba un mínimo de 4 horas de luz directa.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal. Se puede mezclar con un 30% de perlita si se quiere mejorar el drenaje, pero no es necesario a menos que se viva en una zona donde llueva mucho y/o con regularidad.
  • Jardín: es indiferente siempre que sea fértil, y no esté muy compactado.

Riego

La frecuencia de riego variará dependiendo de la ubicación, así como del clima. Teniendo esto en cuenta, recomendamos regar cuando:

  • Interior: 2 veces por semana en verano y cada 7-10 días el resto del año.
  • Exterior: 4-5 veces por semana en verano, y cada 5-6 días el resto del año.

Ahora bien, en caso de duda lo mejor que se puede hacer es comprobar la humedad del sustrato o tierra. Y para ello puedes introducir un palo delgado de madera hasta el fondo (o hasta donde puedas); si al extraerlo ves que se le ha adherido mucho sustrato o tierra, no riegues ya que ello indica que la humedad aún es alta.

Si la vas a tener en maceta, lo más interesante sin embargo es pesarla una vez regada y de nuevo al cabo de unos días. Como el sustrato/tierra húmeda pesa más que la seca, esta diferencia puede serte de mucha utilidad para saber cuándo debes regar.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano (también puedes en otoño si vives en una zona con clima cálido o templado-cálido) es necesario abonar a la Impatiens walleriana con abonos específicos para plantas de flor. Pero para que pueda crecer muy bien aconsejo utilizar, por ejemplo a meses alternos -nunca mezclados-, abonos ecológicos como el guano, cáscaras de huevo, ceniza de madera, u otros que puedes ver aquí.

Multiplicación

La Impatiens walleriana es una planta de fácil cultivo

Se multiplica por semillas y por esquejes en primavera. Veamos cómo se procede en cada caso:

Semillas

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal.
  2. Después, se riega a consciencia.
  3. Luego, se colocan un máximo de 2-3 semillas en la superficie del sustrato.
  4. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato para que no queden expuestas de manera directa al sol.
  5. Por último, se coloca la maceta en el exterior, a pleno sol.

Así las semillas germinarán en 2-3 semanas.

Esquejes

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero hay que cortar un tallo que no tenga flores y que esté creciendo sano.
  2. Después, se impregna la base con hormonas de enraizamiento líquidas o con enraizantes caseros.
  3. Luego, se rellena una maceta de 10,5cm de diámetro con vermiculita previamente humedecida.
  4. A continuación, se hace un agujero en el centro de la maceta y se coloca el esqueje.
  5. Por último, se termina de rellenar si es necesario, con más vermiculita, y se coloca la maceta en semisombra.

El esqueje emitirá sus propias raíces en 2-3 semanas.

Poda

No la necesita, pero es aconsejable quitarle los tallos enfermos, secos o débiles, así como las flores marchitas.

Plagas

La araña roja es un ácaro pequeño que afecta a la Impatiens walleriana

La Impatiens walleriana es muy vulnerable a los insectos que causan plagas:

  • Araña roja: es un ácaro rojo que chupa la savia de las hojas, haciendo que aparezcan manchitas decoloradas. Es fácil de identificarlo ya que teje telarañas. Se combate con acaricida.
  • Mosca blanca: es un insecto con alas de unos 0’5cm de color blanco que también se alimenta de la savia de las hojas. Puedes controlarla con trampas adhesivas de color amarillo.
  • Pulgones: son parásitos de unos 0’5cm de color amarillo, verde o marrón que se alimentan de la savia de las hojas y flores. También se controlan con trampas amarillas.
  • Trips: son parásitos similares a las tijeretas pero mucho más pequeñas chupadores de savia. Se controlan también con trampas de color amarillo.

Enfermedades

Son varias las que puede tener:

  • Bacteriosis: es una enfermedad bacteriana producida por las Pseudomonas. El único tratamiento posible es la destrucción de la planta y la desinfección del suelo.
  • Hongos: como Pythium o Rhizoctonia. Pudren las raíces y las hojas. No existe cura.
  • Manchas circulares: las causan hongos como Cercospora, Septoria o Phyllosticta. Se han de quitar y quemar las hojas afectadas, y se ha de tratar la planta con zineb.

Para evitarlas lo mejor que se puede hacer es no mojar nunca las hojas ni las flores cuando se riega, y controlar los riegos.

Rusticidad

No resiste las heladas.

La Impatiens tiene flores de diversos colores

¿Qué te ha parecido la Impatiens walleriana?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Jazmin dijo

    Hola! Tengo un problema con las alegrías del hogar, hice casi todo lo que describe el articulo y aún así crecen están verdes, tiene pimpollos pero ninguna tiene flor, están en una ventana que entra bastante luz y sol, las riego de vez en cuando, quizas al principio moje demasiado a las hojas, o quizás necesita más sol, y no encuentro manera de que floresca.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Jazmin.
      ¿Las has abonado alguna vez?
      Se me ocurre que o les falta algo de luz, o abono.
      Un saludo.

  2.   Juan Pablo dijo

    Hola Mònica. Saludos desde Colombia! Acà el nombre comùn de la Impatiens W es «Besitos»! Y es bastante popular. Transplantè la mia hace 1 semana y por ignorancia maltratè mucho la raìz!! Està muy triste y sus flores nacen dèbiles y marchitas. Aunque hoy le vi una ligera mejorìa! Serà que se muere??? Està en mi balcòn a semisombra, pero empezò la temporada de tormentas (pais tropical!) Asì que algunas veces se moja y la golpea el viento. Sugerencias? Gracias por todo

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Juan Pablo.
      Toca esperar 🙂
      Puedes regarla con enraizantes caseros para que tenga más raíces y, por lo tanto, más fuerza.
      Un saludo.

  3.   Yonas dijo

    Hola, súper agradecida con esta publicación. El día de ayer compré una «Coqueta» como las llaman aquí en Venezuela, y pasa que la señora que me la vendió me dijo que era muy delicada y que no debía echarle mucha agua. Así que no le eché, pero pasa que hoy en la tarde está decaída. La tengo en sombra, mañana la he de colocar al sol de la mañana =(
    Pero me preocupé por ello. Nuevamente muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Yonas.

      Ponla en una zona iluminada, pero que no le dé el sol de manera directa ya que se podría quemar.

      Saludos y gracias por tu comentario 🙂