Injertar ciruelo

injertar un ciruelo

Una de las técnicas que muchos expertos utilizan en los frutales es la del injerto. Esta permite que un árbol que era de una determinada especie cambie, o bien que se desarrolle plenamente para conseguir frutos grandes y con una buena producción. Por eso, hoy queremos centrarnos en que aprendas cómo injertar un ciruelo.

Ya sea que tengas uno en casa, o bien que tengas otro tipo de frutal o árbol compatible, vas a tener aquí una guía para que puedas hacerlo en casa con los máximos beneficios para ti. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Cuándo injertar un ciruelo

Cuándo injertar un ciruelo

Ya sea injertar un ciruelo u otro tipo de frutales, debes tener en cuenta que esta técnica no tiene realmente una fecha concreta. Se puede injertar en diferentes momentos del año. Esto es debido a que hay varios tipos de injertos y el ciruelo es uno de los árboles que tolera muy bien todos por lo que dependiendo de cuál escojas se suele ubicar en una determinada época.

Por ejemplo, si escoges el injerto de púa, entonces se lleva a cabo a finales de invierno o principios de primavera. Este tipo de injerto consiste en tomar una parte de una rama de una planta e insertarla en otra planta. Es el más conocido, unir una rama con otra y pegarlas con celo o similar para que no se despeguen de tal forma que la rama que cortaste se desarrolle a través de esa otra planta.

Por otro lado, si el injerto que haces es de yema, se lleva a cabo desde finales de la primavera a finales del verano (siempre en días que estén nublados o que no haya una gran temperatura) y consiste en extraer una porción de la corteza de la planta que tiene una yema, y esta colocarla sobre la otra planta para que agarre.

Dónde injertar un ciruelo

Dónde injertar un ciruelo

Visto lo anterior, ya sabes cuál es la fecha en que deberías injertar un ciruelo. Es algo importante porque puede ayudar al árbol a que tenga más posibilidades de sobrevivir y de salir adelante.

Sin embargo, un detalle que solo los expertos conocen es que, a la hora de injertar un ciruelo, el tipo de árbol que se va a usar es muy importante. No en todos los frutales o árboles se consigue tener éxito en el injerto.

Si bien puedes injertar un ciruelo en otro ciruelo, lo cierto es que hay otros frutales que también puedes usar. Por ejemplo, si lo que quieres es injertar una yema o una rama (o púa) de ciruelo en otro árbol, tienes que escoger entre: ciruelos, melocotoneros, paraguayos, albaricoqueros, almendros, nectarinos…

Pero, ¿y si lo que quieres es injertar otro árbol en un ciruelo? Entonces, las mejores opciones que tienes son: almendro, melocotonero, ciruelo, albaricoquero, paraguayo.

Qué técnicas de injerto se usan en el ciruelo

Qué técnicas de injerto se usan en el ciruelo

Fuente: Youtube elñapas

En el caso del injerto del ciruelo, hay tres técnicas que podrías utilizar y que son muy efectivas. No hay una predilección para usar una u otra más allá que la época en la que la lleves a cabo.

En concreto, te hablamos de:

Injerto de hendidura

Si nunca antes has hecho un injerto, este es quizás el más fácil y efectivo que puedas hacer. La época en que se lleva a cabo en los ciruelos es a final del invierno y primeros de primavera, siempre cuando el riesgo de heladas o bajas temperaturas sea mínimo. Y también cuando el ciruelo no tenga hojas. Si es temprano en echarlas, entonces considera adelantarte para injertar el ciruelo.

¿Qué necesitas? Pues al menos dos púas de la variedad, ya sea de ciruelo o otro árbol que puedas ponerle. Este consiste en cortar el árbol, dejando prácticamente el tronco, para, después, hacer una hendidura en el centro del tronco aproximadamente (con el objetivo de abrirlo por la mitad) para introducir la rama del injerto, que contará con un corte transversal para que estén en contacto ambos.

Después basta con usar un sellador y vendar la zona para que agarre. Si el tronco es lo bastante grande podrías introducir dos ramas en lugar de una.

Injerto de corona

El injerto de corona es un tipo de injerto de púa, por lo que debes hacerlo a final del invierno o primeros de primavera. Se usa sobre todo cuando las ramas son bastante gruesas e impiden hacer una hendidura (porque no se soporta el peso o no se llega a la zona concreta para que conecten ambos árboles).

En este caso, la técnica consiste en realizar unos huecos en la corteza del árbol, uno a cada lado, sin dañar el tronco en sí mismo, para poder introducir en ellos las púas del nuevo árbol a fin de fijarlas.

Para ello, hay que cortar una rama gruesa o directamente el tronco del árbol y dejar solo las ramas que introduces para que estas se desarrollen.

Debido a que supone una herida bastante grande, no se recomienda hacerlo en árboles que estén débiles o en aquellos que puedan verse afectados por enfermedades o plagas, además de que hay que vigilar la salud en todo momento.

Injerto de escudete

Este no te lo recomendamos si eres principiante porque es uno de los más difíciles de llevar a cabo. Incluso aquellos que son expertos tienen dificultades para tener éxito.

Consiste en un injerto de yema, por lo que se lleva a cabo en primavera y verano. Siempre ha de hacerse sobre un tronco adulto porque es el que mejor resultados puede dar. Para ello, hay que retirar parte de la corteza, en siempre en forma de T. Hay que penetrar hondo para poder meter dentro el brote con la yema y cubrirlo con cinta aislante o celo para impedir que se caiga o que se separe del tronco.

Es importante que, con este tipo de injerto del ciruelo se hagan al menos dos porque puede ser que no tengan éxito, así aumentas tus probabilidades.

Ahora que conoces cuándo injertar el ciruelo y cómo puedes hacerlo, es hora de que tomes la decisión y decidas hacerlo si tienes un árbol (ya sea un ciruelo u otro árbol compatible) para que en unos meses o años obtengas los resultados de este. ¿Has hecho alguna vez un injerto a un ciruelo?¿Cómo fue tu experiencia?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.