Lirio silvestre (Iris lutescens)

El Iris lutescens es una bulbosa

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Hay muchos tipos de lirios, y no me refiero solo a la variedad de especies puras que se han descrito -que son más de 300-, sino que también incluyo a los cultivares. Estas plantas, que florecen durante un periodo de tiempo bastante largo en cuanto el frío empieza a dejar paso a las temperaturas más suaves, son excepcionales ya que, además de producir flores preciosas, son muy fáciles de cuidar.

De todos los existentes, en este artículo nos vamos a centrar en uno: el Iris lutescens. Esta es una especie pura que encontramos en la región mediterránea, así que ya te adelantamos que aguanta muy bien el calor propio de la zona, y las heladas débiles.

¿De dónde es y qué características tiene?

El Iris lutescens crece en el mediterráneo

Imagen – Wikimedia/Hans Hillewaert

Si bien hemos dicho que crece en el mediterráneo, si queremos ir a ver al Iris lutescens en persona, en su hábitat natural, ¿dónde tenemos que dirigirnos? Bien, pues vive en el mediterráneo occidental, para ser más exactos en el sureste de la península ibérica. Crece en suelos calcáreos, formando parte de los matorrales que están expuestos a la luz del sol durante prácticamente todo el día, a una altitud de entre los 1400 y los 2000 metros sobre el nivel del mar.

Es una planta rizomatosa pequeña, que aún y con la flor no supera los 25 centímetros de alto, la cual pertenece al género Iris (lirios). Desarrolla hojas simples, enteras y rígidas, además de erectas y de color verde. La flor puede aparecer en solitario o junto con otra, y es de color lila. Tras la floración, se marchita pero queda el rizoma, del cual brotarán hojas nuevas la próxima primavera.

¿Cuáles son los cuidados que precisa?

Los lirios tienen una gran capacidad de adaptación
Artículo relacionado:
Cómo cuidar un lirio

Si alguna vez piensas en cultivar al lirio silvestre, también conocido como lirio enano de monte, has de saber qué necesidades tiene para que puedas ver sus flores todos los años. Así que ahora te diremos todo lo que tienes que saber para que puedas disfrutarlo:

¿Dónde hay que colocarlo?

El Lirio silvestre es una planta de exterior

Imagen – Flickr/peganum

Lo primero que tienes que tener presente es que es una planta que llamaríamos ‘de exterior’ (lo pongo entre comillas porque, realmente, no existen las plantas de interior, por la sencilla razón de que todas, en su hábitat natural, crecen al aire libre).

Como decíamos, es una especie que habita en las montañas, y además, a gran altitud, por lo que podemos dar por hecho que soporta sin problemas el frío (no extremo, puesto que en el sureste de la península ibérica los inviernos son bastante suaves).

¿Qué tipo de tierra necesita?

Como crece en suelos arcillosos, esto es, en suelos con un pH de 7 o un poco superior, tienes que plantarlo en tierras que sean también así. Y si te interesa tenerlo en maceta, has de rellenar esta con un sustrato universal de alguna marca conocida, como por ejemplo Weedness o Flower (aunque también son interesantes estas otras: Westland y Fertiberia). Pinchando en los enlaces podrás comprar la que te interese.

¿Cuándo hay que regarlo?

Al lirio silvestre debes regarlo de vez en cuando. No resiste la sequía. Es una planta que necesita rehidratarse de forma regular, para que pueda realizar sus funciones con total normalidad. Aunque sea originaria del mediterráneo, que es una región donde las sequías son habituales, en invierno y primavera suele llover con cierta frecuencia. Esto, sumado a la alta humedad ambiental, la cual hace que todos los días el paisaje amanezca mojado literalmente (para muestra te adjunto una imagen de una de mis alocasias, tomada una mañana de finales de diciembre), logra que el Iris no pase sed en ningún momento.

Las plantas mediterráneas amanecen mojadas todos los días

Foto de mi Alocasia wentii, tomada en invierno. Con solo verla se puede apreciar la humedad tan elevada que hay (había) en el ambiente. En mi zona (sur de la isla de Mallorca, a unos 6km de la costa) es del 60-90%.

¿Se ha de abonar?

Es muy recomendable hacerlo, sí. Especialmente si está en maceta, aconsejo abonarlo enseguida que veas que sus hojas empiezan a brotar, y hasta que las flores comiencen a marchitarse. Para ello, es interesante usar abonos de origen orgánico, que son por ejemplo el estiércol de animales herbívoros, el compost, o incluso el humus de lombriz (en venta aquí).

Tan solo un detalle: si lo tienes en un recipiente, es preferible usar abonos líquidos y no en polvo para que el drenaje siga siendo óptimo, y también, para que las raíces puedan absorber los nutrientes de forma más rápida.

¿Cuándo se ha de plantar?

El Iris lutescens es una rizomatosa

Imagen – Wikimedia/Dr. Alexey Yakovlev

Si tenemos en cuenta que el Iris lutescens florece en primavera, su época de plantación es unos 3-4 meses antes. Esto significa que se ha de plantar o bien a finales del otoño, o a comienzos del invierno como muy tarde. De todos modos, una vez que ya lo tengas en el suelo o en una maceta, no tendrás que sacarlo y guardarlo después de su floración, sino que podrás dejarlo ahí.

¿Cuál es su rusticidad?

El lirio enano de monte soporta las heladas de hasta los -5ºC siempre que sean puntuales, así como las temperaturas de hasta los 35ºC.

¿Habías oído hablar del Iris lutescens?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.