Jara, un arbusto ideal para maceta o jardín

¿Te gustaría tener un arbusto que fuese fácil de mantener y que además tuviese unas flores blancas muy decorativas? Si es así, te presentamos a la Jara, una planta arbustiva que no supera los tres metros de altura y que, por si fuera poco, sus preciosas hojas desprenden un aroma muy agradable.

Sepamos qué cuidados necesita para verse espléndida.

Características principales de la Jara

Cistus ladanifer

La Jara es un arbusto originario del Sur de Europa cuyo nombre científico es Cistus ladanifer. Crece hasta una altura máxima de 3m, y tiene hojas perennes, lo cual significa que se mantienen durante todo el año. Tiene una característica que la hace ser muy singular, y es que las ramas superiores, así como las hojas y las inflorescencias, están recubiertas por una sustancia viscosa: el ládano, el cual antiguamente se usaba como medicinal, pero ahora se usa más como fijador.

Las flores son grandes, de 5 a 10cm de diámetro, con una mancha roja en la base de los cinco pétalos. Pueden ser rosas, lilas, púrpuras, amarillas…, aunque la más común es la de flor blanca. Son muy bonitas, pero lamentablemente sólo duran abiertas unas pocas horas. Pero esto no supone un gran problema, puesto que florece en tal cantidad que verás tu Jara llena de color durante toda la primavera y el verano.

Cuidados de la Jara

Jara

Esta es una planta muy fácil de cuidar, tal y como vamos a ver a continuación:

  • Ubicación: pleno sol, también puede estar en semisombra.
  • Riego: ocasional, una o dos veces por semana. No tolera el encharcamiento. El agua de riego deberá de ser ácida (con pH entre 4 y 6). Si tiene mucha cal, echa el líquido de medio limón a 1l de agua y riega con ella. Así te aseguras de que no tenga ningún problema.
  • Suelo o sustrato: plantar en tierras ácidas, con pH entre 4 y 6.
  • Poda: a finales del invierno, se podarán las ramas muertas. Tras la floración se despuntarán para que se haga más densa.
  • Trasplante: no responde bien a los trasplantes, por lo que es recomendable evitarlo. En caso de que sea necesario, se hará en primavera, teniendo cuidado de no manipular mucho las raíces.
  • Rusticidad: resiste heladas ligeras de hasta -3ºC.

¿Qué te ha parecido la Jara? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *