Jardines más bonitos del mundo

En el mundo hay muchos jardines bonitos

Se dice que quien tiene un amigo, tiene un tesoro, pero sin duda el que tiene un jardín, o un rincón con plantas, también tiene una joya. Una que le permite desconectar de los problemas, del estrés y, en definitiva, de la rutina diaria. Pero además de estos pequeños pedazos de naturaleza que disfrutamos en el hogar, hay otros que sin duda vale la pena visitar al menos una vez en la vida: son los jardines más bonitos del mundo.

Claro que esta lista es bastante subjetiva, pero creo haber conseguido una bonita y variada selección que espero que te guste. Son jardines de distintos países, con diferentes estilos, y por supuesto distintas especies de plantas que se encargan de embellecerlos, y de los que es posible sacar ideas de diseño para nuestro propio rincón natural.

Kenrokuen (Kanazawa, Japón)

El Jardín de Kenrokuen es uno de los más bonitos del mundo

Imagen – Wikimedia/Japanexperterna.se

Para encontrar al Japón más tradicional no hay mejor sitio que el jardín Kenrokuen. Árboles, fuentes, casa de té, puente colgante… Todos los elementos de un jardín japonés clásico están presentes aquí. Además, hay que saber que se empezó a construir durante el periodo Edo, en concreto hacia el año 1600. En el pasado formaba parte del Castillo de Kanazawa, hoy es un parque-jardín en el que cualquiera puede encontrar un momento de paz y calma.

Real Jardín Botánico de Kew (Kew, Londres, Reino Unido)

Los jardines de Kew son unos de los más grandes del mundo

A las afueras de Londres encontramos uno de los jardines botánicos más grandes e importantes del mundo: el Real Jardín Botánico de Kew. En una superficie de 120 hectáreas, y gracias al clima templado que tienen en el Reino Unido, aquí es posible ver desde rincones donde el jardín inglés tradicional es el protagonista, una serie de invernaderos en el que viven plantas exóticas (como el denominado The Palm House, en el que se encuentran muchos ejemplares de palmeras tropicales y subtropicales del mundo; o la Casa de los Nenúfares), y unas cuantas estatuas, así como una Pagoda china que se encuentra en el sudeste.

Jardín Botánico de Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos)

En Brooklyn hay unos de los jardines más bonitos

Imagen – Wikimedia/King of Hearts

En el corazón de Brooklyn se encuentra un lugar totalmente distinto al que podemos ver en la ciudad: en más de 210 mil metros cuadrados hay un jardín botánico en el que crecen árboles, arbustos y flores capaces de resistir los veranos suaves y la nieve que cae cada invierno en esta parte del mundo distribuidos en distintas zonas. Por ejemplo, hay un huerto, un jardín aromático, uno de especies nativas, otro de rosales, y otro de plantas acuáticas y de ribera.

Keukenhof (Lisse, Países Bajos)

Los Jardines de Keukenhof están en Países Bajos

Imagen – Wikimedia/Elena.laps

Más de 32 hectáreas de jardín es lo que hay en la localidad de Lisse. El Keukenhof es un jardín en el que predominan las flores, especialmente bulbosas; de hecho, cada año se plantan cerca de 7 millones de bulbos para que florezcan en primavera. Sin lugar a dudas, si eres un apasionado de las flores este es un buen sitio para contemplar distintos cultivares, sobre todo de tulipanes. Además, el jardín está diseñado al estilo inglés, en el que la armonía y el color lo dan las plantas, y en el que apenas encontraremos elementos artificiales.

Jardines de Versalles (Versalles, Francia)

Los Jardines de Versalles están en Francia

Imagen – Wikimedia/Nishank.kuppa

Los Jardines de Versalles son unos de los jardines franceses más grandes y antiguos del mundo. Tienen una superficie de 800 hectáreas, y se empezaron a construir en el 1632, durante el reinado de Luis XIII. En él se distinguen claramente cada uno de los elementos de este tipo de jardines: plantas podadas de manera que se les dio una forma geométrica, bordeando un camino que lleva hacia un estanque, o a otro jardín. Todo ello es una muestra del control y del orden que le da el ser humano a las plantas cultivadas.

Jardín Majorelle (Marrakech, Marruecos)

El Jardín Majorelle está en Marruecos, y es uno de los más bonitos

Imagen – Wikimedia/Viault

Si alguna vez te pasas por Marrakech te recomendamos visitar el Jardín Majorelle. Lo diseñó un artista expatriado francés llamado Jacques Majorelle en el año 1924, escogiendo plantas que pueden vivir en un clima tan cálido y seco como el que hay en Marruecos, como cactus, crasas varias y algunas palmeras, como la datilera. Dispone de una bonita fuente azul y un museo cuya fachada también es de un bonito color azulado.

Palacio de Verano (Pekín, China)

En el Palacio de Verano de Pekín hay uno de los jardines más bonitos

Imagen – Wikimedia/Viault

Situado a unos doce kilómetros de Pekín, el llamado Palacio de Verano ha sufrido mucho. Se construyó por primera vez en el 1750, pero en el 1860 quedó prácticamente destruido durante la Segunda Guerra del Opio. Una parte se pudo restaurar, pero el resto se tuvo que hacer nuevo. Así y todo, se merece estar en esta selección por el conjunto de pagodas, residencias, y puentes, entre los que destaca el Puente de los Diecisiete Arcos. Con una longitud de 150 metros y una anchura de ocho metros, podrás disfrutar no solo del magnífico paisaje que ofrece esta parte de Pekin, si no también del Barco de Mármol, que a pesar de su nombre no sirve para navegar, aunque la emperatriz Cixi (1861-1908) sí que lo usaba para celebrar fiestas.

Jardines Butchart (Brentwood Bay, Columbia Británica, Canadá)

El Jardín de Butchart es uno de los más bellos de Canadá

Imagen – Flickr/abdallahh

Los Jardines Butchart son una auténtica obra maestra. Fueron diseñados por Jennie Butchart, una mujer que, junto a su esposo en 1904, se puso manos a la obra para crear un fantástico jardín japonés, algo que terminaría un año después. El jardín italiano llegaría unos veinte años más tarde, así como el de las rosas. Actualmente hay más de 700 especies distintas de plantas, todo ello para conseguir que estos jardines florezcan durante buena parte del año.

Generalife (Granada, España)

El Generalife es un jardín que se encuentra en Granada

Imagen – Wikimedia/Heparina1985

España tiene un pasado árabe, y eso se ve reflejado en muchos jardines antiguos, como el que encontramos en la provincia de Granada. El de Generalife forma parte de una villa que los reyes nazaríes utilizaron como lugar para descansar. En él encontramos huertos y plantas ornamentales, como palmeras. Tampoco faltan una serie de fuentes que refrescan el ambiente y que sirven, además, para regar.

Las Pozas (Xilitla, México)

Las Pozas son unos jardines escultóricos que están en México

Imagen – Wikimedia/Rod Waddington

Estos jardines son muy curiosos. No tienen nada que ver con los que hemos visto hasta ahora. Fueron creados por Edward James entre los años 1947 y 1949, y les dio un aspecto surrealista. Hoy en día ocupan una superficie de 32 hectáreas en las que se combinan distintas estructuras arquitectónicas en medio de un jardín tropical exhuberante en el que hay incluso piscinas naturales llamadas, precisamente, pozas.

¿Cuál de esta selección de los jardines más bonitos del mundo te ha gustado más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.